Internacional

Pide Human Rights Watch a Irán suspender lapidación de mujer

0

La organización Human Rights Watch lanzó un llamado a las autoridades iraníes para que suspendan la ejecución por lapidación de una mujer, de 43 años y madre de dos niños, acusada de adulterio en la república islámica.

El grupo defensor de los derechos humanos se sumó así a la campaña emprendida por la familia de la iraní Sakineh Mohammadie Ashtiani -quien bajo tortura se habría confesado culpable de adulterio-, para intentar salvarle de morir apedreada el próximo fin de semana.

Human Rights Watch refirió que Ashtiani ya recibió azotes cuando el tribunal la acusó de haber mantenido una ‘relación ilícita’ y ahora será enterrada hasta el pecho y apedreada hasta causarle la muerte, ya que sus peticiones de clemencia fueron rechazadas por la corte.

La mujer ha negado el cargo -por el que recibió 99 latigazos- desde que fue arrestada en 2006, pero según su familia, ella se confesó culpable posteriormente porque fue objeto de tortura en la prisión, tras lo cual el tribunal la condenó a morir por lapidación.

El Código Penal de Irán establece que las personas que cometen adulterio deben ser ejecutadas por lapidación, en el caso de los hombres enterrados hasta la cintura y en las mujeres hasta el pecho.

Además, precisa que las piedras utilizadas para llevar a cabo este tipo de ejecución deben ser lo suficientemente grandes para causar dolor, pero no tan grandes como para matar a la víctima inmediatamente.

De acuerdo con Amnistía Internacional (AI), Irán ejecutó a 388 personas el año pasado, la mayoría en la horca, dejando en segundo lugar solamente a China.

Técnico del Tri se elegirá según características del proyecto: FMF

Previous article

Emiten advertencia de inundación para el sur de Texas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.