Internacional

Declara OMS fin de pandemia de influenza AH1N1

0

AOL NOTICIAS. Ginebra.- La directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan, anunció su decisión de retirar la alerta sanitaria por la pandemia de influenza AH1N1, con lo que el mundo ha entrado a una fase post-pandémica.

A poco más de un año de haber sido declarada la ‘primera pandemia del siglo’ el 11 de junio de 2009, Chan decidió levantar la alerta sanitaria y avanzar a una fase post-pandémica, en la que recomienda a los Estados continuar con la vigilancia y la vacunación.

En rueda de prensa telefónica desde Hong Kong después de recibir las recomendaciones del Comité de Emergencia encabezado por el científico australiano John Mackenzie, Chan confirmó este martes que el mundo ha pasado a una fase post-pandémica del virus de influenza A/H1N1.

“Estoy de acuerdo con la decisión del Comité”, dijo Chan luego de recibir las recomendaciones del Comité de Emergencia reunido el día de hoy vía teleconferencia.

“Tuvimos suerte de que la pandemia fuera menos virulenta de lo que nos esperábamos el año pasado; tuvimos suerte de que el virus no mutara”, subrayó.

El Comité de Emergencia hizo su recomendación al observar que no hubo brotes de la enfermedad durante los periodos de verano en ninguno de los dos hemisferios, lo que contrasta con los casos del año pasado registrados fuera de la temporada de gripe.

Por otra parte, Chan señaló que el nivel de gravedad de la enfermedad causada por el virus bajó de intensidad y su comportamiento es similar al de la gripe estacional.

Chan reconoció que “siempre hay lecciones que aprender y una de ellas es que los países deben revisar sus lineamientos sobre respuesta pandémica a nivel nacional e incluso regional”.

En vista de las lecciones aprendidas, agregó, se revisarán las f ases de la alerta sanitaria, tomando en cuenta también la severidad de la enfermedad.

Señaló que los nombres de los 15 expertos miembros del Comité de Emergencia, que hasta ahora se han mantenido en secreto, serán publicados más tarde el día de hoy.

Hasta el momento, según datos de la OMS, la pandemia de influenza ha provocado la muerte de 18 mil 449 personas en 214 países, y su ritmo de propagación y severidad ha decrecido considerablemente desde principios de este año.

Luego de declarar el final de la primera pandemia del siglo, Chan reconoció sentirse “feliz” y satisfecha, “pero al mismo tiempo algo cansada, pues ha sido un año muy largo”.

Sin embargo, añadió, “no podemos bajar la guardia todavía, habrá que seguir vigilando”. “Que estemos entrando en el periodo post-pandémico no significa que el virus A/H1N1 haya desaparecido. Con base en la experiencia adquirida en pandemias precedentes, prevemos que el virus A/H1N1 se comportará como un virus gripal estacional y seguirá circulando durante varios años”, señaló Chan.

En el periodo post-pandémico puede registrarse una elevada transmisión del A/H1N1 en brotes locales de diversa magnitud. Esa es la situación que se observa ahora mismo en Nueva Zelandia, y que puede darse en otros lugares, expuso.

Indicó que las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias de India y Nueva Zelandia en lo que se refiere a vigilancia, detección, tratamiento y vacunación son un modelo de la respuesta que otros países quizá tengan que dar en el periodo post-pandémico inmediato.

La doctora Chan explicó que durante la pandemia, el A/H1N1 desplazó a otros virus gripales y se volvió predominante. “Ya no es el caso. Muchos países notifican la presencia de una mezcla de virus gripales, como suele ser característico en las epidemias estacionales”, abundó.

Según estudios publicados recientemente, en algunas zonas entre 20 y 40 por ciento de la población está infectada por el virus A/H1N1 y, por consiguiente, presenta cierto grado de inmunidad, expresó.

Asimismo, muchos países presentan una buena cobertura de vacunación, en especial entre los grupos de alto riesgo, lo que aumenta aún más la inmunidad del conjunto de la comunidad.

Sobre la base de los datos disponibles, alertó Chan, es probable que el virus siga provocando una grave morbilidad entre los grupos de edad más joven, al menos durante el periodo post-pandémico inmediato.

Los grupos que durante la pandemia han sido considerados como de mayor riesgo de sufrir afecciones graves o mortales probablemente seguirán expuestos al mayor peligro, aunque cabe esperar que disminuya el número de casos.

Además, en una pequeña proporción de las personas infectadas durante la pandemia, incluidos jóvenes en buen estado de salud, se presentó una forma grave de neumonía viral primaria que no suele observarse durante epidemias estacionales y que se muestra particularmente rebelde al tratamiento.

“Se ignora si esa pauta cambiará durante el periodo post-pandémico, lo que no hace sino subrayar la necesidad de que se mantenga la vigilancia”, expuso Chan.

“Las pandemias son impredecibles y a menudo reservan sorpresas. Nunca ha habido dos pandemias iguales. Con ésta hemos sido mucho más afortunados de lo que temíamos hace poco más de un año”, dijo.

“Esta vez ha sido pura cuestión de suerte: el virus no mutó a una forma más letal; no se desarrolló resistencia al oseltamivir de modo generalizado; la vacuna tuvo una buena correspondencia con los virus circulantes, y su perfil de seguridad fue excelente”, añadió la directora general.

“Gracias las amplias medidas de preparación y al apoyo de la comunidad internacional, incluso los países dotados de sistemas de salud muy débiles lograron identificar los casos y notificarlos con prontitud. Si en cualquiera de esos aspectos las cosas hubieran ido mal, la situación sería hoy muy distinta”, puntualizó.

redaccion

Darwin y Dickens murieron ricos; Marx en pobreza.

Previous article

Ted Stevens murió en avión que se estrelló.

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.