Nacional

El arte de la simulación de Maya Caribe

0

Martha Juárez. Quintana Roo. Para quienes desconocen el origen de la Cooperativa de Transporte Maya Caribe, vale la pena recordar que nace de las entrañas del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, considerado como la caja chica del PRI y uno de los principales operadores políticos del gobierno estatal.
Justamente fueron los chóferes de Maya Caribe y del Sindicato de Taxistas Andrés Quintana Roo, quienes son utilizados como grupos de choque y en el 2004 fueron obligados por sus líderes sindicales a llevar en sus unidades bombas molotov para crear un conflicto social y sacar del palacio municipal al ex alcalde Juan Ignacio García Zalvidea.
En ese tiempo los operadores de ambos sistemas de transporte también participaron en la quema de la entrada de las instalaciones municipales sometidos por sus patrones y bajo el mando del ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz.
Hoy el representante de Maya Caribe y el gerente general, Manuel Pérez Mendoza y Oscar Solís Soberanis tratan de victimizarse ante los ciudadanos e incluso ofrecen un mes de transporte gratis a los usuarios que viajan a la zona hotelera, como condicionante para que les permitan el acceso al área de playas, cuyas rutas hasta el momento son inalcanzables para dicha empresa.
Las razones son muchas, sólo habría que detenerse a observar en cualquier punto de la ciudad las múltiples violaciones que cometen los operadores al Reglamento de Transporte en Ruta Establecida y la forma irresponsable en que conducen, y resulta temerario imaginar lo que podría suceder si ingresaran a la zona hotelera para disputarse la preferencia de los turistas a sus unidades de transporte.
Sin embargo, hay que reconocer que los mismos trabajadores del volante tanto del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo” y Maya Caribe, en muchos de los casos, son víctimas de la ambición y los abusos de sus líderes sindicales que les cobran cuotas inexistentes que los han enriquecido desde hace más de dos décadas.
Los abusos de los líderes contra el gremio de taxistas son escandalosos, ya que les cobran sin ningún pudor muertos que no existen, además que son obligados a su ingreso a realizarse exámenes en instituciones médicas establecidas con las que también lucran. Mientras que los chóferes de Maya Caribe son víctimas de cobros de cuotas establecidas de boletaje y pagos condicionados “para evitar sanciones de la Dirección de Transporte y Vialidad”.
Otras violaciones contra los trabajadores de Maya Caribe es que se les obliga a pagar el mantenimiento de las unidades, así como las multas que aplica la Dirección de Transporte y Vialidad a los patrones por las malas condiciones de las unidades.
La forma en que opera Maya Caribe lucrando con la venta y renta de placas de taxis ha enriquecido de manera escandalosa a los líderes sindicales en turno, entre ellos Víctor Viveros Salazar, Higinio Rejón Jiménez, Manuel Pérez Mendoza, entre muchos más.
Y como ejemplo de que los sindicatos de taxistas en Quintana Roo, se han convertido en un atractivo botín político y económico sin distinguir niveles sociales, es el documento de Sintra fechado en agosto del 2005, meses después de que Félix González Canto asumiera la gubernatura, el cual revela que el gobernador del Estado de Quintana Roo era “ruletero” en el municipio de Cozumel.
El documento de nueve hojas destacan los nombres de los concesionarios y la vigencia, entre ellos Félix González Canto y su padre Lenin González Padrón, Roberto Borge Marín (padre del gobernador electo Roberto Borge) y el Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, Fidel Villanueva Rivero y el Magistrado del Tribunal Electoral de Quintana Roo, Víctor Vivas Vivas.

redaccion

Oro sube a máximo mes y medio por débil dólar

Previous article

‘Soy el comandante zeta’

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional