LocalPrincipal

Las actas notariales tienen validez en un procedimiento laboral

0

Redacción VeracruzenlaNoticia.- Es muy común que los trabajadores se nieguen a firma su aviso de rescisión por despido justificado sin responsabilidad para patrón, tales como las faltas injustificadas mayor de tres, falta de probidad, de honradez, ofensas a los jefes o compañeros, pleitos, riñas, etc.

Nosotros siempre hemos sido de la opinión de que en caso de que un trabajador se niegue a recibir su aviso de rescisión laboral o su finiquito respectivo. Incluso firmar una acta administrativa con efectos de una posible rescisión laboral, recomendamos llamar a un notario público.

No obstante lo anterior, existían criterios de los Tribunales Colegiados que indicaban que una acta notarial de hechos carecía de validez legal, ya que solo existía prueba plena si los hechos eran circunstanciados en la Junta Local de Conciliación o si se respetaba el procedimiento de rescisión previsto en la Ley Federal de Trabajo, sin necesidad alguna de la intervención del notario público.

Sin embargo, el día 2 de junio del 2010, la Segunda Sala de la Suprema Corte dictó jurisprudencia al resolver la contradicción de tesis 433/2010 en la cual se resuelve que los Notarios tienen fé publica en materia laboral.

A continuación transcribimos la tesis respectiva: AVISO DE RESCISIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. EL ACTA NOTARIAL EN LA CUAL CONSTA SU ENTREGA AL TRABAJADOR, ES PRUEBA SUFICIENTE PARA TENER POR SATISFECHO EL REQUISITO DEL ARTÍCULO 47 DE LA LEY FEDERAL DEL TRABAJO. Toda vez que en términos del artículo 795 de la Ley Federal del Trabajo son documentos públicos aquellos cuya formulación está encomendada por la ley a un funcionario investido de fe pública, así como los que expida en ejercicio de sus funciones, y que el artículo 42 de la Ley del Notariado para el Distrito Federal establece que el notario tiene a su cargo recibir, interpretar, redactar y dar forma legal a la voluntad de las personas que ante él acuden, y conferir autenticidad y certeza jurídicas a los actos y hechos pasados ante su fe, mediante su consignación en instrumentos públicos de su autoría, se concluye que el acta notarial en la que se hace constar la entrega del aviso de rescisión de la relación laboral al trabajador, constituye un documento público que cuenta con eficacia probatoria, siendo innecesaria su ratificación ante la Junta.

En consecuencia, es correcto que se lleve a cabo la entrega de dicho aviso por y ante la fe de notario público, dado que el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo únicamente exige que el aviso de rescisión se haga por escrito del conocimiento del trabajador, pero no señala los medios para ello.

Contradicción de Tesis No. 433/2009, resuelta por la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación el día 2 de junio del 2010 con carácter de jurisprudencia. Derivado de lo anterior, concluimos, sin lugar a dudas, que cuando sea necesario hay que recurrir a un Notario Público para que certifiquen los hechos ocurridos, incluyendo el aviso de rescisión laboral y sus actas tienen pleno valor probatorio en los juicios laborales.

redaccion

El Infierno

Previous article

¿Y tú sabes quién fundó tu Iglesia?

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Local