Cultura

Columna de la Independencia

0

Redacción VeracruzenlaNoticia.com.-  La Columna de la Independencia es uno de los grandes símbolos de nuestra nación y se encuentra ubicado en la principal glorieta del Paseo de la Reforma, prácticamente al centro de lo que fue el trazo original de ésta, que es la principal y más importante avenida de la Ciudad de México.

El famoso arquitecto Antonio Rivas Mercado fue el autor del proyecto, mientras que el ingeniero Roberto Gayol realizó y dirigió la obra y el artista italiano Enrique Alciati se encargó de los grupos escultóricos.

La difícil cimentación de esta obra que requirió del hincado de 5000 pilotes de madera  y algunos de concreto a fin de encontrar un estrato compacto de suelo granular hasta 25 metros de profundidad, estuvo a cargo de un grupo de técnicos mexicanos encabezados por los ingenieros Gonzalo Garita y Miguel Gorozpe.

De hecho la cimentación original estuvo formada por una plataforma de tres capas de viguetas de acero superpuestas y después recubiertas con concreto, la cual se terminó a fines de 1901.

La primera piedra de la construcción de esta obra se puso una vez terminada la cimentación el día 2 de enero de 1902, hace ya más de 100 años, y la ceremonia fue encabezada por Porfirio Díaz, quién colocó dentro de ella un cofre dorado con el acta y una serie de monedas de cuño corriente de la época.

La obra continuó por varios años terminándose la base, el zócalo y el pedestal para enero de 1906, sin embargo una vez iniciada la construcción de la columna en sí y cuando ya se habían colocado más de 2400 piedras de cantera en total, el gran peso no fue soportado por la cimentación original y la columna empezó a perder la verticalidad por el hundimiento del cimiento.

Fue entonces cuando el grupo de ingenieros arriba mencionado, decidió demoler todo lo construido hasta esa fecha  y procedió a diseñar una nueva cimentación formada por un tupido entramado de pilotes de madera fijos, que fueron hincados mediante un martinete de vapor que los enterraba con un émbolo de una tonelada de peso. Este artefacto producía el clásico golpeteo de aquella época y que persistió hasta los años 50 del siglo pasado y que consistía en el golpe seco del martinete seguido por la expulsión de vapor liberado. Este ruido persistente y monótono tenía que ser soportado día y noche por los vecinos de la zona.

Originalmente el proyecto constaba de 9 escalones para ascender a la base del monumento, pero debido al hundimiento permanente del entorno que le rodea y al sistema de pilotes de punta que lo sostienen, a la fecha sobresale más de 3 metros del nivel actual del suelo y ha sido necesario agregarle 14 escalones más.

El monumento terminado fue inaugurado por Porfirio Díaz el 16 de septiembre de 1910, con motivo  del Centenario de la Independencia de México.

El monumento se encuentra localizado en una de la más grande de las glorietas del hermoso Paseo de la Reforma de la Ciudad de México y su cara principal está orientada hacia el centro de la ciudad.

El basamento del monumento es cuadrangular, y en cada uno de sus vértices aparecen representadas las figuras en bronce, fundidas en Florencia, de la Ley, la Justicia, la Guerra y la Paz. Al frente existe una placa de mármol blanco donde se lee: “La Nación a los Héroes de la Independencia” y delante de esta inscripción un león gigante en bronce conducido por un niño que simboliza fuerte en la guerra y dócil en la paz.

Así mismo, también en la base, se localiza un grupo escultórico formado con las estatuas en mármol de Carrara de los principales héroes de la Independencia, que representan a Don Miguel Hidalgo y Costilla,  Don José María Morelos y Pavón, Don Vicente Guerrero, Don Francisco Javier Mina y Don Nicolás Bravo. Dos esculturas femeninas acompañan a Miguel Hidalgo, representando, a su mano derecha la Historia y a su mano izquierda la Patria, que le ofrece un laurel. Más abajo de este texto, en la galería de fotos y detalles, van a encontrar varias imágenes que muestran de mejor manera, la disposición de las estatuas del conjunto escultórico, colocadas en el basamento.

La columna en sí mide 36 metros de altura y una vez sumada la altura del grupo escultórico que la corona, alcanza en total 45 metros, que es equivalente a la de un edificio de 15 pisos. La columna tritóstila  está estructurada en acero y recubierta con piezas labradas de cantera de Chiluca decoradas con palmas, guirnaldas y dos anillos que llevan los nombres de 8 de los héroes de la Independencia: Agustín de Iturbide, Juan Aldama, Ignacio Allende, López Rayón, Hermenegildo Galeana, Mariano Matamoros, Guadalupe Victoria y Manuel Mier y Terán.

En su capitel se alojan cuatro águilas del escudo mexicano de aquel entonces con las alas desplegadas, en cada uno de los lados. En su interior existió una escalinata de piedra en forma de caracol que constaba de 159 escalones y que conducía al mirador que queda debajo de la base del Ángel. Esta escalinata se eliminó en 1957, al reforzar la estructura de la columna y fue substituida por una escalera metálica que tiene cerca de 200 escalones. Es interesante realizar una visita guiada a éste, el más importante monumento de la República, por conducto de la Delegación Cuauhtémoc, que organiza y programa estas visitas todos los sábados y  son completamente gratuitas.

La escultura que se encuentra en la cúspide de la columna y que conocemos como el Ángel de la Independencia, representa la Victoria Alada y es obra del escultor italiano Enrique Alciati, es de bronce con recubrimiento de oro y mide 6.7 metros de altura y pesa 7 toneladas, en una mano sostiene la corona de laurel símbolo de la victoria y en la otra una cadena con eslabones rotos, símbolo de la terminación de la esclavitud impuesta durante 3 siglos de dominio español. No fue donada por ningún gobierno extranjero y se construyó con recursos propios, salvo que Alciati llevó los modelos de yeso a Italia, para hacer el vaciado en bronce a la “cera perdida” en Florencia, en los Talleres Galli.

La Victoria de Samotracia (Museo del Louvre, París), es conocida también como la Victoria Alada, fue realizada en mármol hacia el 190 A.C., y es una de las esculturas griegas más famosas del periodo helenístico. Mide 2,4 m, y se creó originariamente como parte integrante de un conjunto escultórico que representaba a la diosa de la victoria sobre la proa de un barco de guerra.

Con cierta frecuencia recibo mensajes en los que se me pregunta quién fue la persona que posó para esculpir el Angel de la Independencia, pero el párrafo anterior aclara en parte esa duda.

Por otra parte y quizá ese sea el motivo de la confusión, la hija del Arq. Antonio Rivas Mercado, que se llamó Alicia, fue quién posó, pero para adornar el medallón central que aparece en una de las puertas de bronce de la entrada  al mausoleo. El rostro de Alicia bellamente trabajado, simboliza a la República Mexicana. La otra hija de Rivas Mercado, llamada Antonieta, tampoco fue modelo de la estatua del Ángel, pues era una niña en 1908-1910 en que se construyó la escultura, pues ella nació en el año de 1900.

Caída del Angel en 1957.

Esta escultura cayó a tierra durante el sismo de la madrugada del 28 de julio de1957 y fue reconstruida y reestructurada por un grupo de técnicos encabezados por el escultor José María Fernández Urbina. Este trabajo tardó más de un año en concluirse, por lo que la columna permaneció sin su colosal complemento,  hasta el 16 de septiembre de 1958 en que fue reinaugurada.

Los héroes de la Independencia

Es innegable que los héroes de la Independencia de México fueron miles, la mayoría de ellos desconocidos, pero todos sin excepción ofrecieron su vida en pos de la Patria, sin pedir ni recibir nada a cambio.

Algunas veces hay confusión porque no se menciona o no se muestra aquí, la imagen de alguno de ellos. Este trabajo hace referencia solamente a los que son recordados de alguna forma en la Columna de la Independencia del Paseo de la Reforma. Ya hemos dicho que hay 8 nombres en los dos anillos grabados en la columna del monumento, pero también aparecen en la base 24 nombres más y desde luego las 5 estatuas  y los restos mortuorios de 12  de ellos.

En cuanto a las 5 estatuas de mármol, más abajo en la Galería de fotos y detalles , he incluido cada una de ellas por cortesía de Seth Dixon, quién es el autor. Seth Dixon Corral no es un fotógrafo, es un estudioso del tema y por sus venas corre sangre mexicana, si quieres saber más de él, oprime aquí

En cuanto a los 24 nombres grabados en la base del monumento, he agregado una tabla en la que se muestran los nombres y las ligas a sus correspondientes biografías y algunas de las estatuas. Para poder ver esta nueva tabla oprime aquí.

Finalmente en cuanto a los héroes cuyos restos están depositados en el mausoleo, a continuación se refiere brevemente su origen y se muestran sus fotos y vínculos a sus respectivas biografías.

No fue hasta el año de 1925 que los restos mortuorios de Hidalgo, Morelos, Guerrero, Doña Leona Vicario, Aldama, Jiménez, Mina, Quintana Roo y Matamoros, fueron trasladados de la Catedral en donde se encontraban, hasta el mausoleo  del monumento a la Independencia.

La Lámpara Votiva que se mantiene encendida de manera permanente en honor eterno a nuestros héroes de la Independencia, se instaló por decreto del entonces Presidente de la República, Lic. Emilio Portes Gil, el de 6 de abril de 1929.

redaccion

Más pruebas presenta Saldaña para su impugnación

Previous article

Talibanes pakistaníes amenazan ataques EEUU y Europa

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura