PrincipalNacional

El gobierno federal malgasta recursos de equidad social

0

México D.F. (El Economista).- En México 97.6% del gasto en educación se va al gasto corriente, que son sueldos y salarios, reveló un estudio sobre la eficiencia del gasto en sectores clave para el desarrollo del país: educación, salud, infraestructura, equidad social y gasto federalizado.

En este análisis se encontró que a pesar de que el gasto sectorial representa cerca de 87% del gasto total ejercido por el gobierno, éste se aplica de forma ineficaz.

Esto ocasiona que nuestro país no cuente con una educación pública de calidad ni con servicios de salud eficientes, al tiempo que no se cumplen con las metas en infraestructura y la desigualdad social va en incremento, afirmó Edna Jaime, directora de México Evalúa.

En conferencia de prensa, en el que dio a conocer el estudio “Evaluación del gasto en educación, salud, infraestructura y equidad social 2010”, explicó que un gasto eficiente puede ser “la clave para mayor estabilidad económica y bienestar social”.

El análisis fue elaborado en conjunto con los investigadores Mariana Campos, de Fundación IDEA; Fausto Hernández, John Scott, y Víctor Carreón, del CIDE; Nelly Aguilera, de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social, y Pablo Cotler, de la Universidad Iberoamericana.

En el rubro de educación, se encontró que nuestro sistema educativo “no es barato”, pues se gasta más que otros países en educación como proporción del gasto público total (OCDE: 9% vs México: 15 por ciento). Además, el estudio revela que gastar mucho en educación no ha garantizado mejor desempeño escolar.

Se hace notar que la educación pública en México no es gratuita. “Tiene un costo para las familias, sobre todo para las más pobres que llegan a invertir casi 10% de su ingreso familiar en imprevistos”.

En el caso de salud se puntualiza que un incremento en el gasto no se traduce en mejores servicios médicos, pues el gasto público per cápita en este sector en México se ha incrementado de 1,235 pesos por persona en 1990 a 3,125 pesos por persona en el 2008.

Los recursos invertidos hacia la población que carece de seguridad social, a través del Seguro Popular, explican en parte este incremento del gasto público y han ayudado a disminuir la brecha de desigualdad entre la población asegurada y la no asegurada.

Sin embargo, el gasto burocrático-administrativo en salud en México es el más alto de todos los países de la OCDE, por ejemplo, en el IMSS el personal requerido para que funcione un médico de primer nivel es de 20 personas, de las cuales dos son médicos titulares y el resto médicos de remplazo, enfermeras, secretarias, asistentes, personal de limpieza, personal administrativo y jefes.

El estudio también se encontró que en los últimos 10 años el gasto destinado a la equidad social (educación básica, salud para la población no asegurada y recursos para el combate a la pobreza) se ha incrementado de manera importante. No obstante, 60% del gasto social es regresivo, lo que quiere decir que se concentra en los grupos de mayor ingreso y no en los que más lo necesitan.

redaccion

ASE confirma granadazo en Edomex

Previous article

“Escribir es mi gran hora de recreo”, Germán Dehesa

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal