Nacional

Atacan con granadas cuatro sedes policiacas en NL

1

Monterrey, Nuevo León. (Milenio).-  Cuatro corporaciones policiacas de la zona metropolitana de Monterrey y de la región citrícola fueron objeto de atentados con granadas en un lapso de 45 minutos, dejando como saldo 12 policías y dos civiles -incluyendo una menor de edad- heridos.

De acuerdo a los primeros informes de la Agencia Estatal de Investigaciones, los ataques realizados por comandos de la delincuencia organizada ocurrieron en las sedes policiacas de los municipios de Montemorelos, Allende, en el Centro Comando de Comunicaciones de Monterrey, conocido como C-5 y en un cuartel de la policía de ciudad Guadalupe.

La corporación de la Policía de Montemorelos se ubicada a un lado del Palacio Municipal. El primer granadazo detonó en la Policía de Montemorelos, 82 kilómetros al sur de Monterrey, cuando un grupo armado se aproximó a la corporación ubicada en el centro, a un lado del Palacio Municipal.

Las autoridades policiacas investigadoras informaron que allí cuatro oficiales resultaron heridos, uno de ellos de gravedad, y dos mujeres.

“Todos fueron llevados al Hospital de la región”, dijo un agente ministerial.

Minutos después se registró el atentado en la comandancia de la policía de Allende, donde tres oficiales resultaron heridos.

Poco después, aproximadamente a las 20:00 horas, un comando armado lanzó otra granada en contra de las instalaciones del Centro de Comando, Comunicación y Cómputo más importante del Estado, conocido como C-5.

De acuerdo a información oficial de la Secretaría de Seguridad Pública del estado, un comando se estacionó en el exterior del inmueble y arrojó el artefacto explosivo, causando solo daños materiales a la parte exterior del edificio.

Debido a que los policías estatales que estaban en la entrada del edificio se resguardaron detrás de las barricadas de concreto, solo se reportó que cuatro elementos fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Verde por problemas auditivos.

Los policías estatales del C-5 se resguardaron detrás de las barricadas de concreto. Posteriormente, la Policía de Guadalupe reportó que su cuartel ubicado en la colonia Zozaya, fue también objeto de un atentado mediante un granadazo.

Los puestos de socorro reportaron haber atendido en el lugar y trasladado a un hospital a dos policías con lesiones por esquirlas, mientras que una mujer que pasaba por el sitio fue atendida por que sufrió una crisis de nervios.

A cada sede policiaca atacada acudió el Grupo de Reacción Inmediata, integrado por militares, policías federales y policías estatales, quienes resguardaron los lugares y realizaron recorridos por la zona para tratar de ubicar a los presuntos responsables.
Además, elementos de Criminalística y Servicios Periciales de la Procuraduría de Justicia se desplegaron por estos municipios, para recabar evidencias de los hechos.

Con estos hechos la ola de granadazos se sigue incrementando en la entidad, donde en los últimos cuatro meses se han registrado alrededor de 35 ataques, la mayoría en contra de corporaciones policiacas o contra policías, y uno en contra de la población civil.

redaccion

“La teoría de las ventanas rotas”

Previous article

El complot, con “el sello de Al-Qaeda”

Next article

You may also like

1 Comment

  1. My cousin recommended this blog and she was totally right keep up the fantastic work!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional