Deportes

En dramático juego, Monterrey eliminó al Pachuca

0

Monterrey, NL. (Esto).-  Pumas acá está tu rival. A pesar de un dramatismo “hollywoodense” en los últimos minutos.

Ayer, en el juego de vuelta de los cuartos de final en el Tecnológico de la Sultana del Norte, entre Monterrey y Pachuca, los Rayados empataron 3-3 con los Tuzos (4-4 en el global) y con ello, amarraron su pase a las semifinales, debido a su mejor ubicación en la tabla general. No obstante, el sufrimiento fue parte esencial de este melodrama, ya cerca del final, los hidalguenses estuvieron cerca de avanzar.

Ahora, el primer lugar se medirá contra el cuarto, luego de que el sábado, los de la UNAM dieran cuenta de líder Cruz Azul.

Como una “dulce venganza” tras lo acontecido en el Torneo Bicentenario, Monterrey se resarció un poco y ahora, fueron ellos los que eliminaron al Tuzo.

Los goles de Monterrey los marcaron: Suazo, De Nigris y Cardozo, mientras que por Pachuca, Arizala hizo un “hat-trick”

EL JUEGO

Con la resaca de la ida.

Ambas escuadras llegaron con el deseo de acceder a la siguiente ronda. Las mismas, no se guardaron nada desde los primeros minutos, las pinceladas se observaron inmediatamente, siendo los Tuzos los que desaprovecharon las primeras dos de la contienda.

Cvitanich y Manso fueron los que empezaron a inquietar el arco rayado. Ya que Darío falló una clara a un metro de Orozco, su disparo pasó un poco desviado. Mientras que Damián remató un buen pase, pero el portero rayado mandó a tiro de esquina.

Por su parte, los de casa también le entraron al “guión de las fallas”, debido a que Aldo de Nigris mandó su disparo a las tribunas, luego de un pase de Luis Pérez que fue casi perfecto. El gol no estalló y Calero se rió sarcásticamente.

Los indicios se observaron y con apenas una llegada de Monterrey, éstos ya se hacían presentes en el marcador. Pues en una gran jugada de “futbol asociación” -desde la media cancha-, Pérez y Cardozo llevaron la pelota hasta el arco rival en medio de un “gran concierto de pases”, siendo el “Chupete” Suazo el que cerraba la “ópera prima” con un remate cruzado, en donde el portero tuzo nada pudo hacer, el gol se gritó y las semifinales poco a poco se quedaban en el Tec.

Sin quedarse con los brazos cruzados, los de la “Bella Airosa” volvieron al frente. Y como lo hizo en el juego de ida, el colombiano Franco Arizala marcó el 1-1 momentáneo con la testa, luego de un gran pase de Manso y la complacencia de la defensa regia y con todo lujo, silenció a todos. El minuto 26 veía de nueva cuenta la paridad. De todos modos, los de Marini necesitaban otro tanto, mientras que la tabla general le daba el pase a los regios.

Diez minutos después, los de casa nuevamente paseaban la pelota entre “algodones y sedas” y bajo innumerables toques, les llegó el segundo tanto. Neri Cardozo y Walter Ayoví dieron cuenta de varios defensores gracias a incesantes toques y en las cercanías del área chica, el argentino envió pase al corazón del área, para que solamente De Nigris cerrara la pinza y venciera a Calero, el boleto semifinalista se teñía cada vez más de rayado.

Tras esto, el juego bajó repentinamente de nivel. Con la ventaja, los regios disminuyeron su embate y Pachuca ahora no era el mismo incisivo que en los primeros minutos.

Cerca de concluir la primera parte, Braulio Luna tuvo la última para los suyos; entró al área desparramando a varios defensores, pero Basanta lo desarmó y con ello se escuchaba el silbatazo que invitaba ir a las regaderas.

SEGUNDO TIEMPO

Con toda la prisa del mundo, pues ahora el reloj era su principal rival, Pachuca salió a toda costa a buscar los tantos que los pusieran de nueva cuenta en la contienda. Arizala, Benítez y Cvitanich volvieron a ser los creativos al frente, pero los palos y la buena fortuna de Jonathan Orzoco impedían la hazaña.

Aunque Monterrey daba un paso más para “verse las caras” contra los Pumas en una de las semifinales, ya que después de un vaivén en el área local, vino un gran contragolpe que trajo consigo finalmente el gol de Neri Cardozo, luego de que éste no pudiera vencer a Calero en los manos a mano desde el juego de ida y junto a Suazo, hicieron el “1-2”, para hacer el 3-1.

DRAMÁTICO

Ante esto, Pachuca intentó, trató pero no podía llegar con real peligro a la meta de Orozco, y tan sólo se remitían a disparos de media distancia que pasaban de largo.

Cuando corría el minuto 85, y tras un exceso de confianza de Rayados, Franco Arizala marcó su segundo de la tarde tras rematar solo en los linderos del área chica, el cuadro hidalguense volvía a soñar.

Monterrey trató de mantener el balón y matar el tiempo, pero tras un tiro de esquina, Pachuca los tomó mal parados y marcó el tercero de la noche al minuto 89 por conducto del colombiano Arizala, quien hizo su primer hat-trick en México.

Después del empate, Vucetich no daba crédito.

Los Tuzos se lanzaron con todo al frente en los cuatro minutos adicionales, Miguel Calero era un delantero más en cada balón parado pero la puntería al final no estuvo de su lado.

Pachuca murió con la frente en alto e hizo ver a Monterrey que pudo vivir lo mismo que Cruz Azul ante Pumas, el tiempo a lo mejor fue lo que le faltó para poder efectuar tal proeza.

redaccion

Exhiben historia de la remodelación a Bellas Artes

Previous article

Santos le ganó a un duro Jaguares

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Deportes