Cultura

El mural argentino de Siqueiros vuelve a la vida

2

BUENOS AIRES, Argentina. (Redacción).-  — Siete décadas de un largo derrotero, de estar sometido a los más bajos intereses. Sufrió el oprobio mayor para una obra de arte que es el estar desaparecida por años. Pero Ejercicio plástico, el mural que David Alfaro Siqueiros pintó en Argentina, se impuso a todo. Principalmente al tiempo, hasta convertirse ayer en una obra que une, como pocas, a dos países: México y Argentina.

Con un acto solemne, los presidentes Felipe Calderón y la argentina, Cristina Kirchner, lo inauguraron y lo presentaron en sociedad. Su restauración fue perfecta y ahora quedó levantado (hasta con las puertas y todo) en la Aduana Taylor (la vieja Aduana porteña) que albergará el museo del Bicentenario.

“Este es un verdadero patrimonio cultural para argentinos y mexicanos”, con esas palabras, el presidente Felipe Calderón agradeció a su par de Argentina Cristina Kirchner “el haberse ocupado de esta obra grandiosa”.

Ejércicio plástico, fue pintado por Siqueiros durante la segunda etapa de su exilio en 1933 (después de pasar por Uruguay). Lo hizo a pedido de Natalio Botana, un acaudalado empresario que lo quería lucir en su sótano donde funcionaba una sala de juegos. Se había inspirado en su mujer de entonces, la poetiza Blanca Luz Blue.

“Cuando fui con él (Néstor Kirchner) y estaba con mi amigo Felipe Calderón, vinieron varios artistas mexicanos y me pidieron que me ocupe del mural de Siqueiros y me ocupé, en nombre de todos los argentinos”, expresó la presidenta Kirchner, para quien el mural “es una obra de amor y un puente de amistad entre mexicanos y argentinos”.

Es “la expresión cumbre del genio” de Siqueiros, dijo Calderón, al destacar que en él dio rienda suelta a su talento e “ideales revolucionarios”.

Después de los discursos, más de 200 personas comenzaron a pasear por tandas alrededor de Ejercicio plástico. Un mural del que, según la embajadora y ex secretaria de Cultura, Magadalena Faillace, una de las personas que más se preocupó por la conservación de la obra en los últimos años, “ el espíritu de Siqueiros salvó”. Y parte de ese espíritu del gran muralista mexicano ahora y para siempre se queda en Buenos Aires.

El periplo de una obra de arte

Considerado por expertos como “la capilla sixtina del arte contemporáneo”, Ejércicio plástico fue creado en colaboración de artistas argentinos como Lino Enea Spilimbergo, Antonio Berni, Juan Carlos Castagnino y el uruguayo Enrique Lázaro.

Gracias a los materiales y a la técnica utilizados, el mural resistió todo tipo de inclemencias. Al morir Natalio Botana en 1941, su casa, donde Siqueiros pintó la obra, fue vendida a una familia que vio ofensivos los desnudos e intentó borrar el mural usando ácido y Ejercicio plástico finalmente fue encalado.

Posteriormente la casa tuvo otro dueño que le quitó la cal y encargó limpiar el mural a uno de los colaboradores de Siqueiros. Entonces se utilizaron aceites que dañaron la capa pictórica.

El último dueño de la finca de Botana fue Héctor Mendizábal, quien decidió preservar la obra, por lo cual en 1991 ordenó que se desarmara y trasladara a contenedores cerrados en los que permaneció hasta el año pasado que fue sacada para su restauración.

Pese a los reclamos del gobierno mexicano, la obra no podía ser rescatada porque su propiedad se encontraba en litigio, ya que Mendizábal la utilizó como aval de deudas que no cubrió. En 2003, en un esfuerzo por cuidar la obra, el gobierno argentino la declaró “bien de interés histórico artístico nacional”, pero no modificó su situación legal.

En México el mural es considerado “monumento artístico de la nación” y en diciembre de 2006 el gobierno realizó gestiones para rescatarlo.

Unos meses después, la entonces senadora Cristina Fernández, en visita a México, comentó el tema con el presidente Calderón y ambos se comprometieron a colaborar en el rescate.

En 2007 el senado argentino llevó a cabo un proyecto para expropiar la obra de arte y exhibirla. Para noviembre de 2007, por decreto presidencial, se creó la Comisión de Recuperación del mural Ejercicio plástico, coordinada por Magdalena Faillace e integrada por especialistas. Se destrabó el proceso judicial, se obtuvieron recursos de empresas y se coordinó el traslado a un espacio construido para la restauración.

El rescate concluyó en marzo pasado, luego de cuatro meses de trabajos dirigidos por el restaurador Manuel Serrano.

redaccion

Revienta el factor Gil Zuarth acto de “unidad panista”

Previous article

Santos Laguna visitará mañana al Monterrey pOR el campeón del torneo

Next article

You may also like

2 Comments

  1. Valuable info. Lucky me I found your site by accident, I bookmarked it.

  2. Finally, an issue that I am passionate about. I have looked for information of this caliber for the last several hours. Your site is greatly appreciated.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura