Deportes

Éxtasis por los Rayados

0

Monterrey, Nuevo León. (Esto).- El Monterrey vivió un lunes de éxtasis y frenesí durante su desfile de celebración, tras obtener el título del torneo Apertura 2010.

Jugadores, cuerpo técnico y directiva desfilaron por las principales calles de la ciudad en un bus descapotable ante casi 500 mil personas, quienes se le entregaron al equipo a lo largo de dos horas. Fueron dos horas de color, de aliento, de euforia y de efervescencia en una tarde mágica y llena de pasión.

Hombres como Luis Pérez y Ricardo Osorio agradecieron una y otra vez al público, que lanzaba camisetas y balones al vehículo, para que sus ídolos les firmaran.

La ciudad se paralizó con la caravana del conjunto regio.

EL MÁS FELIZ

El volante ecuatoriano Walter Ayoví fue el jugador que más disfrutó el trayecto del nuevo monarca del futbol mexicano.

El jugador sudamericano se le entregó al público a lo largo de las dos horas, pues es uno de los jugadores más queridos en la Sultana del Norte.

Walter portaba orgulloso la bandera de su país y un sombrerote con los colores de los Rayados.

Uno de los jugadores que más cervezas se tomó anoche fue el volante paraguayo Osvaldo Martínez, quien se traía una fiesta envidiable con Luisito Pérez en el camión descapotable, donde ambos iban abrazados con la copa y riendo a carcajadas.

VUCE, OVACIONADO

Uno de los personajes más ovacionados fue el entrenador Víctor Manuel Vucetich, a quien la afición regia considera el mejor timonel en la historia del club.

Vuce sonrió en todo momento y agradeció las infinitas muestras de apoyo por parte de la extasiada multitud.

EXCELENTE COMPORTAMIENTO

Habrá que darle un gran aplauso a toda la gente que se acercó al desfile, pues siempre respetó las indicaciones de la policía y de protección civil.

Los aficionados se dedicaron a celebrar y a festejar en total armonía con sus ídolos.

LOS “CHUPETES”

Desde luego, el delantero Humberto Suazo fue reconocido por la masa, a pesar de que no acudió. Decenas de personas traían muñecos con la cabeza rapada, al igual que varias mamás mostraban a sus hijos totalmente rapados. También se mostraron muchas pancartas a favor del chileno.

A HOMBROS

Al final del desfile, varios jugadores fueron lanzados al aire por sus propios compañeros. Pepe Basanta, Luis Pérez y el propio entrenador Víctor Manuel Vucetich, fueron de los más festejados, ante la algarabía de la gente.

redaccion

Congelan los fondos de Assange en Suiza

Previous article

Para 2014 toda la luz será sustentable, dice Calderón

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Deportes