Nacional

“La Pelirroja”, hija de un próspero comerciante

1

Monterrey, NL. (Milenio).-  Gabriela Elizabeth Muñiz Tamez, “La Pelirroja”, de 31 años, fue arrestada el 8 de julio de 2009 y fue líder de una banda de secuestradores que operaba en la región citrícola, además era considerada como peligrosa por la Procuraduría.

La alta peligrosidad era por la forma en que amagaba a los personajes de sus víctimas para obtener sus ganancias.

Se presume, además, que estuvo ligada sentimentalmente a un importante sicario de un grupo de la delincuencia organizada que opera en la entidad.

Pero “La Pelirroja” no siempre estuvo en la delincuencia organizada, de hecho era de clase media, pues su padre es un próspero comerciante de Linares.

Conocidos de la presunta secuestradora recuerdan que a los 20 años “Gaby”, como le llamaban sus familiares y allegados, se casó y un año después tuvo un hijo varón. Al año siguiente se divorció.

Una fuente señaló que el padre de Gabriela recibió una llamada telefónica ayer por la mañana de parte de uno de sus hijos, quien le dijo que su familiar estaba sin vida y que sus imágenes estaban siendo difundidas por la televisión.

El comerciante prendió el televisor y quedo abatido al ver que el cadáver de su hija pendía de una soga de un puente peatonal de la avenida Gonzalitos.

Un par de días antes de que desapareciera, un familiar visitó a “Gaby”, la vio tranquila y sólo abordaron temas triviales.

El familiar le dijo a Gaby que iniciando el año, su padre, quien la visitaba continuamente, acudiría a verla.

“La Pelirroja”, llamada así porque solía teñirse su corta cabellera, estaba bajo proceso por dos secuestros, pero se le investigaba por una serie de extorsiones en la zona citrícola.

Uno de los secuestros por los que estaba bajo proceso se registró el 25 de junio de 2008. Los plagiarios subieron a la fuerza a su víctima, un comerciante de Allende, a un vehículo y lo mantuvieron cautivo por espacio de cuatro horas.

Durante ese tiempo les llamaron por teléfono a los familiares para exigirles un millón y medio de pesos.

Les hicieron saber que eran miembros del crimen organizado, y que les mandarían partes del cuerpo de su ser querido en caso de no pagar el rescate. Finalmente se pagó la cantidad y la víctima fue liberada.

El 15 de agosto del mismo año, privaron de la libertad al dueño de un restaurante, que era primo de su primera víctima, a cuyos familiares les exigieron tres y medio millones de pesos, bajo las mismas amenazas.

Después de tres horas de cautiverio los delincuentes liberaron al restaurantero, cuando la familia les entregó la mencionada cantidad.

Un comando la libera

La noche del 27 de diciembre del presente año, al interior del penal del Topo Chico, Nuevo León, la interna Gabriela Elizabeth Muñiz Tamez afirmó sentir un malestar, por lo que las autoridades penitenciarias autorizaron su traslado al Hospital Universitario para una revisión médica.

Minutos después de que la ambulancia que transportaba a la mujer de 31 años abandonara la penitenciaría, un grupo armado interceptó la unidad. Ninguno de los cuatro custodios asignados lograron impedir la fuga de La Pelirroja, secuestradora que había sido detenida en julio de 2009.

Colgada del puente

La mujer que fue encontrada esta mañana 31 de diciembre colgada con un mensaje, en un puente peatonal de la avenida Gonzalitos a la altura de la colonia Mitras Norte, es Gabriela Elizabeth Muñiz Tamez, apodada “La Pelirroja”, quien el pasado lunes fue “secuestrada” por integrantes de un grupo del crimen organizado.

El cuerpo de la presunta secuestradora tenía el mensaje con la leyenda “Yair”.

Fue este viernes a las 07:00 de la mañana cuando se reportó que el cuerpo de una persona estaba colgando en dicho lugar, por lo que elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones acudieron e iniciaron las investigaciones del caso.

Aunque en un principio se había mencionado sólo de forma extraoficial que podría tratarse de “La Pelirroja”, esto porque la occisa tenía el pelo pintado de rubio, minutos después de iniciar las indagatorias los elementos del grupo de homicidios de la corporación confirmaron que efectivamente el cadáver correspondía al de Gabriela Elizabeth.

Por su desaparición de esta mujer, la Procuraduría de Justicia en el estado arraigó el pasado miércoles a tres celadores que la custodiaban al Hospital Universitario cuando despareció.

Ellos son María Dolores Poblano Lugo, Jorge Aldala Pereyra y José Luis Moneda Guevara

También se encuentran detenidos por 30 días, el encargado de la dirección del reclusorio, José Rodrigo Martínez Yáñez; el doctor que autorizó su salida, Víctor Manuel Martínez Martínez y el jefe de seguridad, Adrián Guerra Guerra.

redaccion

Asistirá Piñera a toma de posesión de Dilma Rousseff

Previous article

Araujo quiere hacer de Chivas un equipo de acción, no de reacción

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Thank you, I have recently been searching for information about this topic for ages and yours is the best I have discovered so far.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional