Internacional

Lluvias no dan tregua en Brasil

0

Río de Janeiro, Brasil. (REDACCION).-  Las tareas de rescate de las víctimas avanzan lentamente en Río de Janeiro debido al difícil acceso a áreas aisladas por montañas de tierra y piedras a causa de las lluvias que esta semana han azotado la zona y ya dejan 534 muertos.

Unos mil hombres que participan en las tareas de rescate han logrado recuperar a medio millar de cuerpos entre este miércoles y jueves, de entre numerosas viviendas que fueron sepultadas por los deslizamientos de tierras y en donde hay un número de desaparecidos aún indeterminado.

En la mañana de ayer apenas fueron localizados una veintena de cadáveres pese a que las autoridades municipales reconocen que debajo de los escombros en las áreas más aisladas aún hay muchos cuerpos.

Las autoridades carecen hasta ahora de cifras sobre el número de desaparecidos y de heridos, en tanto que calculan en cerca de 15.000 los que perdieron sus viviendas.

El alcalde de Petrópolis, Paulo Mustrangi, que creó una central para facilitar el registro de desaparecidos, afirmó que en pocos minutos fueron contabilizados 22 casos de personas que vivían en áreas afectadas y cuyo paradero se desconoce.

Según los últimos balances divulgados por los municipios más afectados, las inundaciones y principalmente los deslizamientos de tierra, que sepultaron numerosas viviendas construidas en las faldas de las montañas, provocaron 242 muertes en la ciudad de Nueva Friburgo, 228 en Teresópolis, 41 en Petrópolis, 19 en Sumidouro y 4 en Sao José do Vale do Rio Preto.

Por el número de víctimas se trata de la segunda mayor tragedia natural en la historia de Brasil, apenas superada por la provocada por las inundaciones de enero de 1967, cuando las víctimas llegaron a 785.

Las autoridades temen un agravamiento debido a que los meteorólogos prevén que las precipitaciones proseguirán en los próximos días, tal como ocurrió ayer, cuando algunas de las ciudades de la región sufrieron una llovizna tímida pero permanente.

La situación también se viene agravando por el registro de algunos saqueos y por la difusión de rumores sobre la supuesta ruptura de una represa y de saqueos generalizados.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, asignó ayer de manera inmediata 100 millones de reales (59 millones de dólares) para ayudar a la región. El dinero será usado para el socorro a la población, la compra de medicamentos y abrigos y para ofrecer todo el apoyo necesario, incluso en la limpieza de calles y ríos, a fin de restablecer la normalidad en la zona afectada en el plazo más breve posible.

El Gobierno de EE.UU., entre tanto, donará 100.000 dólares que estarán destinados a la compra de productos de higiene, según un comunicado de la embajada de ese país en Brasil.

redaccion

El policía que llegó a caudillo

Previous article

Juan Pablo II será beatificado y está a un solo paso de la santidad

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.