Nacional

Despiden con críticas y burlas a Mario Marín

0

Puebla, Pue. (EL UNIVERSAL).-  Es conocido como “el góber precioso” y a Mario Marín Torres nadie, ni el más competente o renombrado publicista o asesor de imagen, logró arrancarle el mote que le dio, curiosamente, su mejor amigo, el rey de la mezclilla, Kamel Nacif Borge.

El apodo que a lo largo de todo su mandato que terminó anoche se hizo popular tras difundirse una conversación en la que se mofa de la periodista Lydia Cacho, quien había puesto al descubierto una red de complicidades que involucraba a menores de edad explotadas sexualmente.

Marín Torres se convirtió en centro de críticas y señalamientos después de que fue pillado lanzando expresiones ofensivas en contra de la periodista, y afirmando que nadie se pasaba de listo en su estado.

“Quiobole mi Kamel”, saluda por el teléfono Marín a su interlocutor, quien le responde con camaradería casi familiar. “Qué pasó mi góber precioso, mi héroe chingao, tú eres el héroe de esta película papá”. Era el inicio de una conversación que quedará en la posteridad.

Hablaban de la “calumnia” de la que habían sido objeto, según ellos, de la periodista, a la que ya le habían dado un “coscorrón” por haber delinquido y porque “en Puebla se respeta la ley”.

La conversación marcó al mandatario en su gestión, que arrancó en febrero de 2005. A la distancia, seis años después, Mario Marín termina su gobierno en medio de una condena que se generalizó prácticamente en todo el país.

“En Puebla no más preciosos ¡Hasta nunca Marín!”. “Adiós pederasta precioso”, versaban algunas de las mantas colocadas en puentes cercanos a la Plaza Dorada, la unidad La Margarita y la zona aledaña a Ciudad Universitaria.

Su sucesor, el panista Rafael Moreno Valle Rosas, afirma que nada quedará impune, y que habrá una revisión puntual del gobierno que recibe.

Mario Marín, originario de Nativitas Cuautempan, ya no quiere saber nada de lo que fue su gobierno, y se marcha cuanto antes de la entidad, al menos es lo que afirman colaboradores cercanos. “De los medios (Marín) ya no quiere saber nada”, respondió uno de sus encargados de prensa.

redaccion

Cristina y Dilma acordaron bajar el déficit comercial argentino

Previous article

Francisco Rojas rechaza reducción del IVA

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional