Deportes

El efecto Reinoso es perfecto

0

Ciudad de Mèxico. (El Economista).-  Las sonrisas volvieron al Azteca. La mano de Carlos Reinoso ya se nota en el América, que ayer coronó una gran semana al derrotar 3-1 a los Gallos Blancos y sumar nueve puntos de nueve posibles que ya lo tienen metido de lleno en la pelea en el campeonato.

Pero los cambios de estado de ánimo no sólo se dieron en la cancha, porque tras muchas semanas de rechiflas, ayer los de Coapa se fueron entre aplausos de una afición que poco a poco, con base en goles y buen futbol, ha decidido asomarse al estadio.

América ya no juega con el freno de mano puesto ni especula. Los dirigidos por el Maestro Reinoso ya tienen claro que ahora lo suyo es salir por el rival, atacarlo y abrir el marcador lo más pronto posible; por lo menos ayer obtuvo recompensa a la propuesta que es aplaudida y agradecida desde las gradas.

Y es que al minuto 16, los amarillos ya ganaban el partido. Daniel Montenegro cobró una pelota desde la esquina que fue peinada en primer palo y que Daniel Márquez se encargó de empujar a las redes para poner las cosas en orden desde temprano.

Si bien las Águilas ganaron holgadamente, hay que destacar la labor de Memo Ochoa, arquero que con el 1-0 parcial, hizo una gran atajada tras un disparo de Héctor Altamirano y evitó que se colara pegado al palo.

Gracias a su vocación ofensiva, a cinco minutos del descanso los locales consiguieron el segundo en una gran acción de Matías Vuoso. El Toro recibió de espaldas un servicio de Montenegro, giró y de media vuelta disparó con fuerza a la base del poste para poner el 2-0.

Para la segunda parte, en una jugada individual Querétaro se acercó en el marcador. Julio Nava, quien tocaba su primera pelota tras ingresar de cambio, condujo el balón por unos metros y después disparó raso, pegado al palo para superar a Ochoa.

Tras sufrir un par de sustos atrás y errar tres acciones frente al marco para liquidar el partido, América amarró los tres puntos al 85’ cuando Aquivaldo remató con la frente solo ante el arquero. Con el silbatazo final, los de Reinoso se fueron a casa en medio de una gran ovación que coronó una semana de ensueño.

redaccion

Dan banderazo de inicio de obras en las Brisas

Previous article

Pumas, invicto y líder general

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Deportes