Internacional

El primer ministro tunecino dimite por las nuevas protestas

1

Bengasi, Libia.-  El proceso político en Túnez está lejos de haber concluido con la caída del presidente Zine Abidine Ben Alí el pasado enero. Ayer, el primer ministro interino, Mohamed Ghanuchi, anunció su dimisión, después de dos días de fuertes protestas en la capital que se han cobrado la vida de cinco personas.«He decidido dimitir de mi cargo de primer ministro, una decisión adoptada con la conciencia tranquila y necesaria para el bien de Túnez», declaró Ghanuchi en su discurso de despedida: «No es evadir mi responsabilidad, ya que esta es abrir la vía a otro primer ministro por el bien de Túnez, de su futuro y de su revolución».

«Lo que más me disuade de llamar revolución a lo que está pasando en Túnez es que Ghanuchi también la llama así», asegura un activista tunecino a ABC. Un comentario que da una idea del descontento popular con el ya ex primer ministro interino, ampliamente visto como un hombre del antiguo régimen y por tanto desacreditado para participar en el nuevo gobierno.

Ghanuchi llevaba en el cargo más de una década, como mano derecha de Ben Alí. Por eso, las protestas de los últimos tres días exigían su dimisión. Decenas de miles de personas tomaron las calles del centro, especialmente el bulevar Habib Burguiba, en cuyo extremo, protegido por alambre de espino y vehículos militares blindados, se encuentra el Ministerio del Interior. Los manifestantes se enfrentaron con la Policía a pedradas, mientras que esta empleó abundante material antidisturbios y disparos intimidatorios al aire.

En todo caso, cinco manifestantes han muerto y veinte policías resultaron heridos, según el propio Ministerio del Interior. Este emitió ayer un comunicado afirmando que los choques se produjeron cuando la Policía intentó dispersar a «grupos de jovenes violentos provistos de armas blancas y piedras que querían asaltar el edificio», y que «se ha abierto una investigación para determinar las circunstancias en las que se produjeron los fallecimientos».

El ministerio culpa oficialmente a estos «revoltosos» de los incidentes, pero está teniendo buen cuidado de desvincularlos de las otras manifestaciones pacíficas que están teniendo lugar en Túnez estos días.

A las pocas horas del anuncio, el presidente interino Fuad Mebaza nombró al antiguo ministro de gobierno Beyi Said Essebsi como nuevo primer ministro. Mebaza accedió al cargo tras la salida de Ben Alí de acuerdo con la constitución, dada su condición entonces de portavoz del parlamento. Pero esa misma constitución estipula que sólo puede permanecer un máximo de sesenta días en la Presidencia. Dada la presión en la calle, es improbable que pueda hacer otra cosa que anunciar elecciones para dentro de unos pocos meses. Unas elecciones que deberían arrojar algo de luz sobre la difícil transición que atraviesa Túnez tras su revolución.

redaccion

EE UU ofrece “todo tipo de ayuda” a los rebeldes libios

Previous article

Números arábigos

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Keep posting stuff like this i really like it

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.