Nacional

Fue más barato comprar energía: CFE

0

Ciudad de México. (REDACCION).-  La Comisión Federal de Electricidad (CFE) justificó el alto nivel de reserva de energía ya que permitió a la paraestatal un menor costo de generación del fluido eléctrico y hasta ahorros por no haber tenido que erogar recursos públicos para la construcción de nueva infraestructura o el pago de otras centrales que debían desarrollar alguno de los nueve productores privados que operan en México.

Así lo explicó en entrevista Francisco Santoyo Vargas, director de Finanzas de la empresa, luego que ayer EL UNIVERSAL informó que la CFE erogó de 2000 a 2009 un promedio de 30 mil millones de pesos anuales para comprar energía a productores privados mientras que mantuvo ociosa casi la mitad de su capacidad.

El funcionario quien enfatizó que las tarifas eléctricas, además de que las fija la Secretaría de Hacienda, se calculan con base en el precio de los combustibles, mas no por el margen de reserva.

“Salió más barato comprar la electricidad a los privados porque ellos generan con gas; nosotros tenemos la exclusividad de generación eléctrica con base a hidroeléctricas, carbón y combustóleo”, refirió el funcionario.

La CFE planea disminuir entre 6% y 8% el margen de reserva estratégico mediante el cese de operaciones en plantas calificadas como de “capacidad de generación obsoleta”.

Este se ejecutaría en los próximos tres años y el funcionario aseguró que esto no significa que la CFE dejará de invertir, pero sí pospondrá diversos proyectos de inversión.

La empresa eléctrica nacional tiene actualmente un margen de reserva de 44% a 47%, lo que se traduce en capacidad de generación eléctrica que se tiene ociosa y que aun así se tienen que pagar sus gastos de operación.

Además compra a productores privados casi la mitad de la electricidad que requiere el país, en tanto su infraestructura se mantiene, en algunos casos, a media operación.

“El margen de reserva no es un objetivo de la planeación sino es resultante de la realidad, esto es, que si el pronóstico de crecimiento que se considera en un ejercicio de planeación de 10 a 15 años no se cumple, cada año tenemos que ajustar a la baja o a la alta”.

Añadió que al ser esta una industria de largo plazo, los proyectos tardan en su maduración de cuatro a seis años, dijo, por lo que muchos ya autorizados y licitados en entre 2001 y 2006 iniciaron su operación y por ende los acuerdos contractuales que le obligan a comprarles la energía hasta 2041 en algunos casos.

“La economía puede crecer o desplomarse en un trimestre, en tanto que las edificaciones, ni se pueden frenar ni acelerar en esa misma velocidad. Pero el efecto de estos ajustes ya se comenzó a reflejar en 2011”.

Para realizar los ajustes a la baja, CFE postergó 134 proyectos de generación en los últimos cuatro años como parte de algunas medidas correctivas para reducirlo.

Santoyo Vargas defendió la operación de empresas privadas en el mercado eléctrico mexicano y calificó su capacidad como “necesaria”. El funcionario de la CFE negó que en el futuro haya más obras para estas nueve empresas foráneas.

Sin embargo, en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2011 hay más de 35 mil millones de pesos etiquetados para cuatro proyectos a construirse por estos permisionarios autorizados por la Comisión Reguladora de Energía. Uno de ellos, es la Central de Ciclo Combinado en Chihuahua, aseguró.

redaccion

Mubarak desoye a una multitud que le ”reclama”

Previous article

Árbitro “roba” la victoria al Necaxa

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional