Cultura

Muere una gran diosa del cine Elizabeth Taylor

9

Los Ángeles, EU.- Elizabeth Taylor, la legendaria actriz de ojos violeta cuya tumultuosa vida personal y perenne fama la convirtieron en una de las últimas estrellas del cine de antaño y antecesora de las celebridades de hoy, falleció. Tenía 79 años.

La actriz murió debido a una insuficiencia cardiaca congestiva ,el miércoles en la mañana, en el Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, donde había estado hospitalizada por unas seis semanas, dijo la publicista Sally Morrison.

“Mi madre fue una mujer extraordinaria que vivió al máximo, con gran pasión, humor y amor”, dijo su hijo Michael Wilding en un comunicado.

“Sabemos, simplemente, que el mundo es un lugar mejor porque mi madre vivió en él. Su legado nunca desaparecerá, su espíritu siempre estará con nosotros, y su amor vivirá por siempre en nuestros corazones”.

Wilding y los otros tres hijos de Taylor estaban a su lado.

Taylor fue, a la vez, la más solitaria y desafortunada de las actrices, la más fuerte y la más vulnerable. Contaba con extraordinaria gracia, fortuna y una voluptuosa belleza, y ganó tres premios Oscar, incluyendo uno por su trabajo humanitario. Era la más fiel de las amigas y una defensora de los gays en Hollywood, cuando el SIDA era todavía un estigma en la industria y más allá. Pero también padeció múltiples problemas de salud, romances fallidos -con ocho matrimonios, dos con el actor Richard Burton- y tragedias personales.

“Creo que me estoy volviendo fatalista”, dijo en 1989. “Demasiado ha pasado en mi vida para no volverme fatalista”.

Sus más de 50 películas incluyeron interpretaciones inolvidables de inocencia y decadencia, desde el clásico infantil “Sueños de juventud” (National Velvet) y la comedia familiar “El padre de la novia”, a las actuaciones merecedoras del premio Oscar “¿Quién le teme a Virginia Woolf?” (1966), y “Una venus en visón” (“Butterfield 8”, de 1960). La cinta histórica “Cleopatra” fue el punto de encuentro entre en Richard Burton y Taylor, pareja equivalente a Brad Pitt y Angelina Jolie en su época.

Pero el papel que la definió, más allá de la pantalla, fue el de la propia “Elizabeth Taylor”, siempre casándose o divorciándose, entrando o saliendo de hospitales, luchando sus batallas contra distintas adicciones, dolencias físicas y la gordura, que la hicieron una figura tan popular en los diarios sensacionalistas como en los grandes festivales de cine.

Fue una niña estrella que creció y envejeció ante un público que la adoró y al cual fascinó e impresionó. Llegó a Hollywood cuando los estudios controlaban muy de cerca la vida de los actores y su imagen. Fue la gran sobreviviente de la industria, y una de las primeras en llegar a la categoría de celebridad -famosa por ser famosa, su trabajo en la gran pantalla fue con frecuencia inseparable de los rumores que la rodearon.

La actriz nacida en Londres era una estrella a los 12 años, una divorciada a los 18, diosa del cine a los 19 y viuda a los 26. Sus múltiples problemas de salud la llevaron a someterse a más de una veintena de operaciones. En 1990 estuvo al borde de la muerte por una neumonía. En 1994 y 1995 le reemplazaron las dos caderas y en febrero de 1997 le extirparon un tumor cerebral benigno.

Asumió sus problemas de salud con una actitud estoica.

“Mi cuerpo es un verdadero desastre”, dijo Taylor a la revista W en el 2004. “Si lo ves en el espejo, está completamente convexo y cóncavo”.

En 1983 reconoció una adicción de 35 años a las pastillas para dormir y los analgésicos. Taylor recibió tratamiento por problemas de abuso de drogas y alcohol en la Clínica Betty Ford en Rancho Mirage, California.

Durante los últimos años de su carrera, el sobrepeso de Taylor, sus múltiples dietas y tumultuosos romances fueron tema de chismes y chistes.

“Es asombroso que no haya explotado”, escribió sobre su aumento de casi 30 kilos (60 libras), tras haberlos perdido exitosamente, en su libro de 1988 “Elizabeth Takes Off”. “Comer pasó a ser una de las actividades más placenteras que pude encontrar para llenar las horas de soledad y comí y bebí desenfrenadamente”.

Cuando cumplió 50 años, Taylor reflexionó en una entrevista: “No apruebo completamente algunas cosas que he hecho o que hago. Pero yo soy yo. Dios sabe, yo soy yo”.

Le sobreviven sus hijas María Burton-Carson y Liza Todd-Tivey, sus hijos Christopher y Michael Wilding, 10 nietos y cuatro biznietos.

Su familia prepara un funeral privado para despedir a Taylor esta semana.

Descanse en paz

 

redaccion

Foro de Consulta Ciudadana “Tu opinion nos importa”

Previous article

El ex gobernante cubano Fidel Castro pide disculpas

Next article

You may also like

9 Comments

  1. Great information! I’ve been looking for something like this for a while now. Thanks!

  2. Great site. A lot of useful information here. I’m sending it to some friends!

  3. this post is very usefull thx!

  4. What a great resource!

  5. Couldnt agree more with that, very attractive article

  6. Muere una gran diosa del cine Elizabeth Taylor | Veracruzenlanoticia.com pacquiao vs mosley stream kqtoxmsgketopv, pacquiao vs mosley live streaming, bshkerletupipb.

  7. If you could e-mail me with a few suggestions on just how you made your blog look this excellent, I would be grateful.

  8. Pretty nice post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed browsing your blog posts. In any case I’ll be subscribing to your feed and I hope you write again soon!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura