PrincipalInternacional

Rebeldes libios intentan resistir al avance de tropas de Gadafi en el este

1

BENGASI,Libia. (AFP).—  Los insurgentes libios replegados en Ajdabiya (este del país) intentaban este viernes resistir frente a la progresión de las tropas leales al coronel Muamar Gadafi, siete semanas después del comienzo del conflicto que la OTAN se niega a calificar de “callejón sin salida”.El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, lamentó este viernes la pérdida de vidas en un ataque aéreo el jueves contra tanques rebeldes libios que dejó al menos cuatro muertos en el este del país.

“Es un incidente muy desafortunado. Lamento profundamente la pérdida de vidas”, aseguró Rasmussen, refiriéndose al bombardeo del jueves cerca de Brega que se saldó con dos rebeldes y dos médicos fallecidos y seis desaparecidos, según cifras facilitadas por los combatientes.

Rasmussen hizo estas declaraciones pocas horas después de que el subcomandante de la OTAN de las operaciones en Libia, el contraalmirante británico Russell Harding, rechazara pedir disculpas por el incidente, argumentando que la Alianza no estaba al corriente de que los rebeldes utilizan tanques.

Según el jefe militar de los insurgentes, el general Abdelfatah Yunes, el ataque aéreo de la OTAN que se produjo cerca del puerto de Brega dejó cuatro muertos, 14 heridos y seis desaparecidos.

Mientras en Europa y Estados Unidos se habla claramente de la posibilidad de que el conflicto libio se empantane, la línea de frente casi no ha evolucionado en más de una semana. En general, los combates se concentran a medio camino entre el puerto petrolero de Brega y la ciudad de Ajdabiya, a unos 80 kilómetros más al este, según fuentes rebeldes que no pueden ser verificadas de forma independiente.

Los rebeldes seguían controlando el viernes de mañana la ciudad fantasma de Adjabiya, un día después del éxodo de miles de civiles e insurgentes debido a rumores de un ataque inminente de las tropas de Gadafi, según un periodista de AFP.

Esos rumores surgieron después de un ataque aéreo de la OTAN y de disparos de cohetes Grad que cayeron a poca distancia de la ciudad, explicaron insurgentes.

Fue en esa zona, al oeste de Ajdabiya, que los aviones de la Alianza Atlántica abrieron fuego el jueves contra una columna de varias decenas de tanques que los insurgentes llevaban hacia el frente al este de Brega, de acuerdo con fuentes concordantes.

Dicho ataque dejó al menos cuatro muertos -dos rebeldes y dos médicos- así como 14 heridos y seis desaparecidos, según el jefe de estado mayor de los insurgentes, el general Abdelfatá Yunes.

De acuerdo con el general Yunes, que manifestó su decepción por la acción de la OTAN desde que esta comenzó a dirigir las operaciones militares en Libia, a fines de marzo, ese ataque “parece haber sido obra de la OTAN.” “Nosotros consideramos que se trata de un ataque fratricida, realizado por la OTAN por error”, sostuvo.

Por su parte, el contraalmirante Russell Harding, subcomandante de las operaciones de la OTAN en Libia, afirmó que “parece que dos de nuestros ataques de ayer causaron la muerte de cierto número de fuerzas rebeldes que operaban con tanques pesados”, agregando “no voy a pedir disculpas”.

La OTAN desmintió que se encuentre en “un callejón sin salida”, ya sea militar o político, aunque reconoció que se había descartado una solución “únicamente militar”.

En el oeste del país, la ciudad de Misrata, la tercera del país, bombardeada desde hace un mes y medio por las tropas de Gadafi, celebró la llegada de un barco con un equipo médico y 600 toneladas de víveres y medicamentos, según el Programa Mundial de Alimentos.

Un buque francés cargado de ayuda médica también llegó a Misrata, señalaron los insurgentes.

Los expertos de la comisión de investigación independiente de la ONU sobre las acusaciones de violaciones de los derechos humanos en Libia anunciaron que viajarán el domingo a ese país, así como a Egipto y Túnez.

El ex ministro de Relaciones Exteriores de Gadafi, Musa Kusa, que dimitió y se encuentra en Londres, fue interrogado por investigadores escoceses, según la BBC. El ex canciller y brazo derecho de Gadafi es sospechoso de estar involucrado en el atentado de Lockerbie, que dejó 270 muertos en 1988.

redaccion

Exigen comunicólogos erradicar homofobia de medios de comunicación

Previous article

Clausuran alcoholera de Orizaba

Next article

You may also like

1 Comment

  1. Thanks for some quality points there. I am kind of new to online , so I printed this off to put in my file, any better way to go about keeping track of it then printing?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal