El registro de peso y talla, es muy importante desde el nacimiento

Publicado el mayo 17, 2011 a las 8:23 PM  ·   1 Comentario
d1dcd4e296285ef00eee3346c36f04d0

Veracruz, Ver. (Redacción).-  Durante los primeros años de vida de los niños es primordial que los padres,  junto con su médico familiar, se encuentren pendientes del peso y  talla adecuados, de la administración de hierro, vitamina A, así como su desparasitación periódica de acuerdo con su edad, ya que de esto depende el buen desarrollo de los pequeños, asegura la Jefatura de Enfermería de la Unidad de Medicina Familiar Nº 61 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
A través del  programa de salud  PREVENIMSS, se debe registrar el peso y la talla cada dos meses, desde el nacimiento y durante el primer año de vida. Del primero al segundo año de edad, la medición de peso y estatura debe hacerse cada seis meses y a partir de los dos años, se realiza en forma anual.
 
Esta revisión se lleva a cabo de manera sencilla y los datos de peso y estatura se registran en una gráfica, en la cartilla de salud y citas médicas  de cada niño, para identificar si está creciendo adecuadamente, señalaron los especialistas de enfermería.
 
Un pequeño que se alimenta bien tendrá un crecimiento adecuado; un infante desnutrido normalmente es de estatura pequeña y bajo peso, o cuando la alimentación se da en exceso y no es equilibrada en cuanto a los nutrientes que necesita el niño de acuerdo con su actividad, se presentará sobrepeso y obesidad, que constituyen otros graves problemas nutricionales en los niños menores de diez años.
 
Los problemas de desnutrición y sobrepeso pueden prevenirse y así evitar que en la edad adulta se incremente el riesgo de padecer: diabetes mellitus, hipertensión y enfermedades del corazón, entre otras.
 
A partir del sexto mes de vida, su hijo necesita recibir  vitamina A dos veces al año, especialmente si viven en localidades consideradas de riesgo, por sus condiciones sociales y de salud, por lo que es necesario que acuda al servicio de medicina preventiva y ahí le informarán si a su niño se le debe suministrar la vitamina A.
 
El personal de salud, recalcó que esta vitamina es necesaria para el crecimiento y desarrollo de las criaturas, las protege de infecciones respiratorias y además previene una enfermedad llamada “ceguera nocturna”.
 
Comentaron también que si por algún motivo la institución de salud le informa que en su comunidad no se va a administrar vitamina A, esto no debe ser motivo de preocupación, proporcione a sus hijos alimentos como: zanahoria, huevo, leche y tendrán el aporte necesario para su desarrollo normal.
 
En este mismo contexto, el hierro es un elemento necesario para evitar que los críos padezcan anemia; cuando falta el hierro, los niños están pálidos, no crecen bien, se enferman más y se afecta su desarrollo intelectual.
 
Cuando los niños nacen con bajo peso, menos de 2.5 kilogramos, necesitan tomar hierro a partir de los dos meses de edad; los niños con peso normal al nacer lo requieren a partir de los cuatro meses. Lleve a su niño con el médico familiar para que le indique cómo debe administrarle el hierro; para que estos  tratamientos sean útiles, deben darse por lo menos durante tres meses, agregaron los expertos.
 
Por otra parte, señalaron que  la presencia de parásitos ocasiona graves daños a la salud, tales como: anemia, desnutrición, enfermedades  del estómago,  intestino y  colon. Estos parásitos causan molestias como dolor de estómago, diarreas y   sangrados, así como debilidad por mucho tiempo e impiden el crecimiento y desarrollo en forma adecuada.
 
Los parásitos se encuentran, generalmente, en la materia fecal humana, que al contaminar el agua, suelo y otros objetos que entran en contacto con alimentos, provoca que se reinicie otro ciclo de contagio entre las personas.
 
Además, cuando una persona que tiene parásitos no se lava las manos antes de comer, después de ir al baño o para preparar alimentos, persiste la transmisión y el contagio a otras personas. La desparasitación intestinal se realiza dos veces al año, con una dosis pediátrica de medicamento.
 
Todo lo anterior se efectúa en el módulo PREVENIMSS de su Unidad de Medicina Familiar para evitar la desnutrición, el sobrepeso o la obesidad en sus niños. Si alguno de sus hijos tiene cualquiera de estos problemas, le invitarán a participar en los grupos de auto ayuda, donde le enseñarán cómo alimentarse  y le darán rutinas de ejercicio físico adecuadas a su edad.

  • Twitter
  • Facebook
  • E-Mail
Comentarios (1)
  1. MARCELA DIAZ MENDOZA dice:

    Excelente!! difundir el trabajo de enfermería en PREVENIMSS. las felicito. suban mas fotografias por favor . de todo lo concerniente a API. Muy bonita enfermera la de la fotografía FELICIDADES