Internacional

Japón anuncia que revisará su política energética tras la tragedia de Fukushima

0

Tokio. (El País).-  El primer ministro japonés, Naoto Kan, ha anunciado que su Gobierno revisará la política energética del país,que hace un uso escaso de las renovables y depende mucho de la nuclear. De confirmarse, el giro sería radical, ya que, antes de la tragedia de Fukushima, el Ejecutivo nipón tenía previsto profundizar en su apuesta por la vía atómica. Por ejemplo, su objetivo, ahora abierto a cambios, era que en 2030 el 50% de la electricidad fuera nuclear, frente al 30% actual. “Ese plan básico tiene que ser revisado desde cero tras este gran incidente”, ha reconocido hoy.

Kan ha señalado que la energía nuclear y la procedente de combustibles fósiles han sido claves en Japón, pero ha subrayado que, a partir de ahora, debe poner el acento en energías como la solar y otras renovables. “En cuanto a la energía eólica y solar, nuestro país está retrasado, así que vamos a abrir el camino en este sentido, como están haciendo otros países occidentales”, ha destacado el primer ministro.

Por otra parte, ha subrayado que lo ocurrido en la central de Fukushima ha puesto de manifiesto la necesidad de investigar de forma exhaustiva lo sucedido e incrementar las medidas de seguridad de todas las centrales nucleares del país. “Vamos a estudiar maneras de conseguir un sistema aún más seguro”, ha prometido Naoto Kan.

Además de anunciar una revisión de su política energética, el primer ministro japonés ha dicho que renuncia a su sueldo de mandatario, aunque conservará el que le corresponde por ser diputado, mientras dure la crisis nuclear que vive Fukushima desde el pasado 11 de marzo, informa la agencia local de noticias Kyodo. “Voy a continuar cobrando mi retribución como miembro del Parlamento, pero no la relativa al cargo de primer ministro ni sus primas correspondientes”, ha explicado Kan en una rueda de prensa. “Al igual que la compañía eléctrica Tokyo Electric Power (Tepco, la empresa gestora de la central nuclear de Fukushima), el Gobierno tiene una gran responsabilidad en esta crisis”, ha añadido.

Por otro lado, Kan ha explicado que de momento no hay fecha para la aprobación de la segunda parte del presupuesto extraordinario con el que el Gobierno tiene que hacer frente a los gastos para la reconstrucción de las zonas devastadas por el terremoto y tsunami del pasado 11 de marzo. Esta segunda partida presupuestaría es necesaria para complementar la primera, de 32.700 millones de euros (48.500 millones de dólares) y aprobada el pasado 30 de abril, destinada a la fabricación de viviendas temporales para las personas que se quedaron sin hogar y para la retirada de escombros.

El anuncio tiene lugar el mismo día en el que Tepco, que gestiona la central nuclear de Fukushima, todavía sin control tras la catástrofe generada tras el terremoto del pasado 11 de marzo, ha solicitado hoy de manera formal ayuda pública al Gobierno japonés para afrontar el pago de indemnizaciones a los afectados por el accidente.

El presidente de Tepco, Masataka Shimizu, se ha reunido con el portavoz del Gobierno, Yukio Edano, y el ministro de Industria, Banri Kaieda, según informa la agencia local de noticias Kyodo, para tratar el asunto. Al término del encuentro, Kaieda ha dicho que se tratará de minimizar el impacto financiero para la población japonesa. El Gobierno ha insistido en que, aunque es Tepco el responsable de abonar las indemnizaciones, debe asegurarse de que los evacuados reciben esa compensación.

La empresa todavía no le ha puesto una cifra a las indemnizaciones que debe pagar por la crisis de Fukushima, que ha provocado la evacuación de al menos 80.000 personas en un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta nuclear. Algunos expertos hablan de más de 60.000 millones de euros, pero de momento la cifra no ha sido confirmada. Las compensaciones serán inicialmente de un millón de yenes por familia (unos 8.350 euros) y 750.000 yenes (unos 6.260 euros) para aquellos que vivan solos.

Para hacer frente a estas compensaciones, Tepco ya había anunciado recortes del 50% en los salarios de los miembros de su consejo de administración, de un 25% para los empleados en puestos directivos y de un 20% del resto de personal. Tras la reunión de hoy, Shimizu ha indicado que las remuneraciones de los directivos serán recortados aún más y que la organización de la empresa será reestructurada, lo que incluirá posiblemente la venta de acciones.

Tepco ha estado en el centro de las críticas desde el accidente de Fukushima, provocado por el tsunami del 11 de marzo, que desactivó el sistema de refrigeración de sus reactores y provocó una crisis nuclear mundial. A finales de abril, el Gobierno declaró ilegal la entrada en un radio de 20 kilómetros de la planta nuclear de Fukushima Daiichi, si bien recomienda que lo hagan también los que residían en hasta 30 kilómetros, donde hay 50.000 hogares. En esa misma fecha la compañía empezó a distribuir entre los evacuados las solicitudes para reclamar indemnizaciones provisionales.

redaccion

Luto por la muerte de Weylandt

Previous article

Caen agentes del INM por secuestro de migrantes

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.