Internacional

Unas 200 personas siguen retenidas por las FARC en el noroeste colombiano

0

Bogotá, Colombia .-  La Iglesia católica, el Defensor del Pueblo y organizaciones no gubernamentales (ONG), denunciaron que la guerrilla de las Farc mató a tres civiles y retiene a 200 más que usan como escudos en medio de combates con el Ejército en el departamento de Chocó.

El defensor del Pueblo, Vólmar Pérez, aseguró ayer, que una comisión de su despacho se desplazó al lugar y comprobó la denuncia hecha inicialmente por la Iglesia.

El funcionario indicó que durante una acción armada realizada el domingo, el frente 34 de las Farc disparó contra una lancha en la que viajaban varios civiles por el río Atrato, “lo que provocó la muerte violenta de tres civiles”.

El defensor del Pueblo dijo que los rebeldes buscan el control de las carreteras y vías fluviales de la región, así como de la explotación del oro.

También el padre Constantino García había denunciado la retención, por parte de las Farc, de unos 200 habitantes de la población civil del Medio Atrato.

 

 

Unas 200 personas continuaban retenidas hoy en una región selvática del noroeste colombiano por las FARC, que ha distribuido panfletos amenazantes para convocar a un paro armado en la zona, informaron autoridades locales y del Gobierno.

La situación de esas personas, retenidas desde el pasado domingo, tiende a empeorar porque “se están quedando sin alimentos”, dijo a Caracol Radio Luis Moreno, alcalde de la población de Beté o Medio Atrato, en el departamento del Chocó, fronterizo con Panamá.

El conflicto comenzó el domingo cuando un grupo de rebeldes, presuntamente del frente 34 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), mató a tres civiles y un policía y dejó heridos a otros dos lugareños y un militar en tres ataques consecutivos contra dos embarcaciones de pasajeros y otra de la Armada.

El defensor del Pueblo en el Chocó, Víctor Mosquera, denunció por su parte en RCN Radio que entre 3.000 y 4.000 personas permanecen confinadas a causa de la presión ejercida por las FARC contra Medio Atrato y otros municipios ribereños del río Atrato, la principal arteria fluvial del departamento.

Además, según campesinos de la zona, los insurgentes están repartiendo panfletos amenazantes entre la población para convocar a un paro armado con motivo del 47 aniversario de la fundación de la guerrilla, la más antigua de América Latina, que se conmemora estos días.

Este lunes tanto la Defensoría del Pueblo como la Iglesia Católica y dos organizaciones no gubernamentales exigieron acciones urgentes de las autoridades para garantizar el derecho a la vida, la integridad personal y la libre circulación de las 200 personas retenidas y las miles confinadas.

En Bogotá el ministro colombiano de Defensa, Rodrigo Rivera, anunció que se ha enviado a unos 200 militares a la zona afectada para resolver cuanto antes el conflicto.

“A esa población la tienen secuestrada, no andemos con eufemismos (…) No puede ser que una columna con no más de 20 guerrilleros coaccione de esa forma”, sostuvo el ministro del Interior y Justicia, Germán Vargas Lleras.

Sin embargo, el comandante de las Fuerzas Militares, el almirante Edgar Cely, minimizó el problema y afirmó que en esa zona “no hay retenidos ni secuestrados”.

 

redaccion

Predicador corrige presunta fecha del fin del mundo

Previous article

Maestros exigirán cancelación de prueba Enlace

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.