Internacional

La CPI ordena el arresto de Gadafi, su hijo y el jefe de espionaje

0

La Haya. España. (El País).-  Los jueces de la Corte Penal Internacional (CPI) han ordenado la captura del líder libio Gadafi, de su hijo, Saif el Islam, y de Abdulá Senusi, jefe del espionaje interior, por presuntos crímenes contra la humanidad. Los jueces han visto “indicios razonables de criminalidad” para considerar al trío “responsable indirecto de la represión contra los civiles desatada entre el 15 y el 20 del pasado mes de febrero”. Tanto Gadafi como su hijo, y Sanusi (cuñado del dictador libio), “controlan el aparato estatal y a las fuerzas armadas, que atacaron a la población durante las revueltas”, según ha dicho Sanji Monageng, presidente de la sala que ha pedido la detención. La fiscalía, por su parte, acusa personalmente a Gadafi de asaltos contra civiles y torturas a los disidentes. Gadafi se ha convertido así en el segundo jefe de Estado en ejercicio buscado por la justicia internacional. El otro es el sudanés Omar el Bashir, acusado de genocidio en Darfur.

En el caso libio, Luis Moreno Ocampo, fiscal jefe de CPI, dice contar “con tantas pruebas de los asesinatos de disidentes y la muerte de civiles, como para ir a juicio casi de inmediato”. Según sus investigaciones, “Gadafi es el máximo responsable de los crímenes”. “Controla el sistema y elabora las listas de disidentes que acaban en la cárcel y luego desaparecen”. A su hijo, Saif el Islam, el fiscal le atribuye el trabajo “de un primer ministro de hecho”. “Da la imagen moderna del régimen, pero ejecuta las órdenes del padre”. Abdulá Senusi sería el tercer responsable de la represión de las revueltas populares. Solo en febrero, las mismas costaron unas 700 vidas. La cifra definitiva puede alcanzar varios miles.

Libia no reconoce la autoridad del CPI

La orden de arresto emitida por la CPI intensifica la presión ejercida en estos momentos por la comunidad internacional contra Gadafi. Si bien es cierto que su captura no será fácil, a partir de ahora abandonar el país le resultará difícil. Los países firmantes del estatuto de la Corte Penal están obligados a detenerle, y solo podrá estar seguro en Estados amigos. Libia, de su lado, no reconoce la autoridad de la CPI a la que critica “por perseguir a líderes africanos”. Con sede en La Haya, la Corte Penal Internacional abrió el expediente de Libia a instancias del Consejo de Seguridad de la ONU. Las investigaciones han sido rápidas, aunque los problemas de seguridad de los enviados de la CPI les hayan impedido pisar suelo libio. A pesar de ello, los testimonios de los testigos, obtenidos gracias a los civiles que lograron huir del país, han sido abundantes.

La operación militar internacional organizada para derrocar a Gadafi suma hoy 100 días. Los grupos rebeldes controlan el este del país. También se atrincheran en algunas zonas del oeste, como las montañas de Nafusa. Los últimos informes militares les situaban a unos 80 kilómetros de Trípoli, la capital. Su avanzadilla se produce justo cuando la Unión Africana acaba de señalar que “el coronel Gadafi ha aceptado mantenerse al margen de las conversaciones destinadas a resolver el futuro de Libia”.

redaccion

“Zorrita” emocionó a Cozumel

Previous article

El duro momento de River Plate y su descenso al Nacional B

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.