Nacional

PRI: Unidad para triunfar

0

Ciudad de México. (La Cronica de Hoy).- Los tiempos de definición han llegado. Tal como lo prometió Enrique Peña Nieto, al término de su mandato como gobernador del Estado de México, se presentó públicamente, mediante entrevista televisiva, para anunciar que desea contender en el proceso interno del Partido Revolucionario Institucional en busca de la candidatura presidencial para el 2012.

Con él suman ya dos los prospectos con que cuenta el PRI, pues anteriormente el senador Manlio Fabio Beltrones Rivera había anunciado su pretensión de competir por la misma nominación. Ambos personajes han expresado su ánimo de participar en un proceso, no sólo al interior del partido, sino abierto tanto a militantes como simpatizantes del tricolor.

Bienvenida la competencia porque ella nos acreditará con mayor fortaleza ante un renovado electorado y sobre todo en momentos políticos en que en la izquierda está por darse un espectacular choque de trenes entre las aspiraciones de Marcelo Ebrard Casaubon y Andrés Manuel López Obrador, quienes se disputarán formalmente la postulación como candidatos por el PRD; y en Acción Nacional, la decisión tomada por Calderón a favor de uno de los aspirantes está más que cantada, ni encuesta ni consulta abierta, sólo ambientes controlados y buenos deseos de “fuá”.

La convicción generalizada de los militantes es que para ganar las elecciones del 2012, deben llegar unidos en torno del precandidato con mayores posibilidades de triunfo.  Como bien lo ha dicho la secretaria general del PRI, Cristina Díaz Salazar “el proceso para elegir al candidato del PRI a la Presidencia de la República será equitativo, igualitario y el árbitro de la contienda interna será imparcial, con el objetivo de que el partido salga fuerte y unido de cara a los comicios de julio de 2012”.

La misma dirigente advirtió que los priistas han aprendido de las derrotas del pasado y ahora “estamos construyendo el camino que nos debe llevar a la recuperación de la Presidencia, y darle rumbo al país y esperanza a millones de mexicanos”.

En tanto que se organiza el proceso interno que será dado a conocer por el Consejo Político Nacional el 8 de noviembre, una vez electos los nuevos consejeros, se está llevando a cabo también desde el pasado 15 de junio y hasta el 30 de octubre  a cargo de la Fundación Colosio Nacional AC, con base en los estatutos del partido y lo que estipula el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, una amplia consulta a la sociedad mexicana en las 32 entidades federativas que culminará con la elaboración de la “Plataforma Electoral Federal 2012-2018”.

El denominado “Programa para México” que es un procedimiento de diálogo y consultas con la militancia, intelectuales, académicos, y ciudadanía en general de la demarcación con miras a establecer las bases para reorientar el rumbo del país hacia una sociedad más democrática y con justicia social, habrá de presentar sus conclusiones en noviembre.

De este modo, el PRI elabora su discurso de contenido y competencia electoral a partir de las necesidades y expresiones de la población misma en temas fundamentales como: por una gobernabilidad democrática y un Estado social de derecho; por una economía competitiva y promotora del desarrollo; por un compromiso con la calidad de vida y la equidad; por una política ambiental sustentable; y por una política exterior con rumbo.

Estas propuestas se verán enriquecidas con las visiones particulares que cada uno de los aspirantes contempla de acuerdo a su propia experiencia político-administrativa o de servicio público. En el caso de Enrique Peña Nieto es claro  que privilegia la cercanía con la gente y el cumplimiento de los compromisos adquiridos. Así, Peña Nieto propone un Estado eficaz que garantice el pleno goce de los derechos previstos en la Constitución Política a partir de justicia pronta y expedita, seguridad social universal y una revolución educativa.

Por su parte, el senador Manlio Fabio Beltrones ha insistido en una propuesta de orden y rumbo para México que observe una permanente renovación del Estado mexicano, que facilite la gobernabilidad democrática, el crecimiento económico con justicia y empleos; y una convivencia política regida por la pluralidad y el diálogo, para que México pueda desarrollarse en paz y con bienestar social.

A diferencia de otras organizaciones, la militancia priista va en camino de una revaloración y acreditación  gracias a los resultados de su gestión pública y esto queda patentizado con la encuesta de agosto de la empresa Consulta Mitofsky sobre preferencia ciudadana que da un 39% a favor del PRI; un 19% al PAN y un 14% al PRD.

Por si fuera poco, cabe resaltar las afirmaciones de José Woldenberg, ex presidente del IFE en el sentido de que el regreso del PRI no significará un retroceso para el país, lo sería si este partido o cualquier otro tuviesen la mayoría del Congreso. Precisamente esta es una de las condiciones de los sistemas democráticos, la posibilidad de la alternancia en el poder con base en los resultados de gobernabilidad y desarrollo que beneficien a la población. Hoy el PRI está plenamente consciente de los imperativos sistémicos de la sociedad: justicia social, democracia, transparencia y rendición de cuentas.

redaccion

La Ciudad de Poza Rica padece caos vehicular

Previous article

Ninel Conde, exuberante

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Nacional