ColumnistasLic. Alejandro Pérez Nájera.

Puerto Económico.

0

Por: Lic. Alejandro Pérez Nájera.

28 de septiembre de 2011.

 Es de uso común, el término “Tipo de cambio”, aún cuando no necesariamente tenemos una definición muy precisa de lo que implica este indicador económico, de ahí la necesidad de definirlo y explicar sus componentes y comportamiento.

Según la teoría económica el tipo de cambio es: “El precio de una moneda en términos de otra. Se expresa habitualmente en términos del número de unidades de la moneda nacional que hay que entregar a cambio de una unidad de moneda extranjera”. Por ejemplo, la equivalencia del peso mexicano con respecto a una moneda extranjera, como puede ser el Dólar. Inicialmente, tenemos que decir que estamos hablando de un “precio”, conformado a través de la oferta y la demanda.

Partiendo de la definición anterior, podemos destacar que; el valor de la moneda lo determinamos nosotros, al tener una necesidad por adquirir dólares, ya sea para pagar una mercancía o para utilizarlos como ahorro e incluso para invertir especulando un precio futuro, en el cual vamos a obtener ingresos adicionales o refugio de la inflación.

Así mismo, debemos decir que nos sirve para saber cuánto vale un bien o servicio, en este caso especifico, una “Divisa”, es decir, una moneda extranjera que se utiliza en un país o países determinados, ya sea un dólar (Estado Unidos), un Euro (Parte de Europa), Libra (Reino Unido) o Yen (Japón), siempre y cuando esta moneda sea de “libre cambio” (que siempre esté disponible para su compra y venta). 

Ahora bien, para entrar en su análisis, podemos resumir la coyuntura, con base a un documento publicado por el Banco de México, este día, 28 de septiembre de 2011, donde el Gobernador de la Banca central mexicana, destaca que vivimos en una época de gran “incertidumbre” en todo el mundo, ocasionada principalmente por el excesivo endeudamiento de las economías europeas (Al existir demasiada liquidez, los gobiernos no administraron correctamente sus ingresos y sus egresos, o también conocida como, política fiscal) y la falta (O abuso) de seriedad política de los Estados Unidos. Provocando fallas en los diferentes mercados, especialmente, por su falta de supervisión estatal (Es un hecho, que los gobiernos no regularon, ni vigilaron las actividades de las empresas privadas y excesivamente lucrativas).

Según el Dr. Carstens, las políticas económicas de los países avanzados han generado una gran incertidumbre debido a un cambio repentino en el rumbo e instrumentos a utilizar, sin embargo, en el caso de México, reitera, es la prudencia económica, la estabilidad y la firmeza en las políticas fiscales y monetarias, la responsable de permitirle al Estado mexicano un gran rango de acción y certidumbre.

En materia de tipo de cambio, reconoce que desde 1994, es la “libre fluctuación” en el tipo de cambio la “política cambiaria” que ha permitido librar a nuestra economía de contagios externos y una de las cuatro bases para estar en condiciones de crecer con estabilidad y certidumbre. Así mismo, recuerda lo prioritario de las famosas “reformas estructurales”, en materia laboral, comunicaciones, energía, educación y certeza jurídica.

Ahora bien, con estas consideraciones, podemos analizar el comportamiento del tipo de cambio peso – dólar (Es decir, el precio que estamos dispuestos a pagar por un dólar en el mercado cambiario), en lo que va del año, para lo cual presento la siguiente tabla con datos del Banco de México:     

Ene 2011
 12.15190
 -1.60%
 
Feb 2011
 12.10620
 -0.38%
 
Mar 2011
 11.90840
 -1.63%
 
Abr 2011
 11.52780
 -3.20%
 
May 2011
 11.57800
 0.44%
 
Jun 2011
 11.72300
 1.25%
 
Jul 2011
 11.74250
 0.17%
 
Ago 2011
 12.34800
 5.16%
 

 

Podemos observar que el primer y segundo trimestre del año existía estabilidad en la cotización del precio del dólar, sin embargo, en los últimos meses, debido a las expectativas de crecimiento mundial y factores externos hemos decidido pagar más por cada dólar que utilizamos. Al día de ayer estábamos dispuestos a pagar $13.55 por cada dólar, es decir, una depreciación del peso con respecto al mes de agosto del 9.73%. Este precio está muy por encima de los pronósticos, casi todos de $11.70 a $12.50.

Ahora bien, piénselo un momento, ¿En su trabajo o negocio para que requieren dólares?   ¿Cuánto está dispuesto a pagar por esa divisa? ¿Va a salir del país y requiere dólares? ¿Va a pagar una importación?

 

Referencias:

http://www.inegi.org.mx/

http://www.banamex.com/

http://www.perezysantos.com/

http://www.banxico.org.mx/

Indicadores económicos del martes 28 de septiembre 2011:

BMV: En los últimos siete días ha ganado 4.86% sin embargo, en 30 días ha perdido -3.39%

Precio del Dólar: $13.55 Debido a la inestabilidad económica, hace dos meses: $11.77

redaccion

Graves cinco personas que sufrieron un aparatoso accidente

Previous article

Caro invita a empleados del Ayuntamiento a estudiar una carrera

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas