Espectaculos

Caifanes hizo explotar de euforia

0

Guadalajara.(Milenio).-  La noche del sábado Caifanes presentó su primero de dos conciertos con lleno total en Guadalajara.

Antes de las 18:00 horas la gente llegaba a la Arena VFG y poco a poco se llenó el estacionamiento, cerca de las 19:30 horas quienes iban llegando al rumbo del aeropuerto iban a vuelta de rueda. Caifanes tuvo un retraso y el show empezó una hora y media después de lo planeado, a las 22:26 horas se apagaron las luces, todos se quedaron pasmados, había un silencio que se cortó abruptamente cuando uno a uno de los integrantes de la banda apareció en el escenario.

 
El vocalista dedicó el concierto a la raza.
Los teclados se escucharon primero, después la batería, se acompañaba un instrumento con otro a su llegada hasta la aparición de Saúl e iniciaron con “Viento”. Había tres pantallas enormes, dos a cada lado y una en la parte superior, nadie se perdió detalle de la histórica fecha así estuviera en la primera fila como en la última. Del público los celulares alzados crean una serie de luces que destellan al capturar lo que se convirtió en un gran recuerdo. El saxofón remató el inicio del espectáculo. Las luces bailaban y la gente también, “Para que no digas que no pienso en ti” corearon 12 mil personas que también movieron su brazo derecho al unísono en el coro. “Muchas gracias Guanatos”, dijo Saúl mientras aplaudió frente al micrófono, “la porra es para ti, no para Caifanes, gracias por tu paciencia, por tu amor, tu coraje, porque por ti estamos aquí juntos, bienvenidas las nuevas generaciones. Raza, Caifanes a tus pies, que Dios te de vida hoy y siempre, te de coraje y nunca miedo”, fueron las primeras líneas de contacto con su público, y el intro para “Miedo”. “Nunca me voy a transformar en ti” fue la siguiente canción.

 
Los músicos se mostraron contentos con los tapatíos.
Después Saúl comentó “Raza, todos los que estamos aquí tenemos un sentido en la vida, lo importante es descubrirlo y después hacerlo. Haz algo bien chingón para que cuando estés allá arriba haya valido la pena”, fue la entrada para el tema “La vida no es eterna”. El ritmo bajaba pero no la energía, luces de tonos rojos combinadas con dorado crearon las “Sombras” de dicha canción. Parejas de enamorados y de amigos se mecieron de un lado a otro durante “Te estoy mirando”, luces violeta y azules con tonos naranja pintaban la estampa en el escenario. Es difícil determinar cuál fue la canción más coreada, todas se escuchaban acompañadas del público y algunas como “Perdí mi ojo de venado”, “Cuéntame tu vida”, “Los dioses ocultos”, “Mátenme porque me muero”, opacaban a la banda. El encoré duró poco, en su regreso al escenario remataron con fuerza, sus más grandes éxitos convertidos en himnos al paso de los años se hicieron escuchar, “La negra tomasa”, “Nubes”, “La célula que explota”, “Afuera” y el gran cierre con “No dejes que”.

 
Saúl y Sabo demostraron buena química en el escenario.
Doce mil personas en su primer día de lleno total y un show de dos horas y media marcaron el regreso a los escenarios de Caifanes en la Arena VFG, el día de hoy se realizará la segunda fecha que pretende emular el éxito. El público estrenó además el nuevo retorno a Guadalajara saliendo del concierto.

 

redaccion

La Guerrera Torres ganó su décima defensa de título

Previous article

Superficie lunar es de colores tenues por minerales: estudio

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Espectaculos