General

Despedida de un pilar del periodismo mexicano

0

Ciudad de México. (El Economista).- El pasado domingo 16 de octubre falleció Miguel Ángel Granados Chapa. La vida le alcanzó todavía para despedirse de los lectores de su columna Plaza Pública, que aparecía actualmente en el diario Reforma, aunque había tenido durante 34 años distintas encarnaciones en diarios diversos. Su trabajo en los medios más influyentes del debate político (entre ellos el ya mencionado Reforma, el diario La jornada y la revista semanal Proceso) lo convirtió en una voz autorizada, cuya credibilidad era nunca puesta en duda.

Granados Chapa fue siempre un hombre de izquierda. Sin embargo, en su labor como analista político fue siempre balanceado, dispuesto siempre a señalar los defectos de la izquierda mexicana, y las virtudes, si las había, de la derecha o de los políticos que decían ser centristas.

Desde 2007 Granados Chapa padecía un cáncer que acabó por fulminarlo. Pero nunca abandonó su labor periodística. Nunca, ni el último día, dejó de estar al pendiente del acontecer político de la nación.

Como bien decía su perfil en Reforma, su propósito era “hacer públicos los asuntos públicos, que no son coto de los políticos. La de Granados Chapa fue una voz indispensable en la consolidación de la democracia mexicana. Por eso es lógico que en las redes sociales, plazas públicas virtuales, se le haya rendido homenajes y su nombre haya sido en Twitter un tema caliente (“trending topic”) durante todo el fin de semana desde el día que diera por terminada su labor periodística.

Entre sus obras más memorables, Granados Chapa dejó su “Decálogo del periodismo comprometido” el cual comienza con esta regla: “Nunca escriba o diga algo de una persona que no se le pueda decir a la cara”. Terminaba con esta regla: “Encuentre el camino o hágalo”.

Así fue la labor de Granados Chapa: encontró el camino y lo hizo para todos los demás periodistas que seguirán su misma senda.

La trayectoria

El pasado 14 de octubre de 2011 el periodista se despidió de sus lectores en su columna Plaza Pública que escribía para el diario Reforma.

Inspirador y decano de varias generaciones de comunicadores, Miguel Ángel Granados Chapa fue subdirector editorial de Excélsior en 1976 y fundador de la revista Proceso y el diario La Jornada, donde se desempeñó como director de 1988 a 1990.

Los medios electrónicos también ocuparon buena parte de su carrera como informador, desempeñándose como director de noticieros de Canal 11, en 1977, y más tarde como titular de Radio Educación, a partir de1978.

Asimismo mantuvo con un gran índice de audiencia la emisión radiofónica que dirigió, también bajo el nombre de Plaza Pública, para Radio Universidad.

El periodista nació en Mineral del Monte, Hidalgo el 10 de marzo de 1941 y desde muy joven se interesó por la comunicación, siendo un ávido lector de los diarios de su comunidad y viajando más tarde a la Ciudad de México, donde cursó las licenciaturas en Derecho y Periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Comenzó su carrera periodística en el semanario Crucero, dirigido por Manuel Buendía, periodista asesinado en los años ochenta y de quien Granados Chapa escribió durante años una biografía.

Su compromiso con la libertad de expresión fue reconocido en 2008 con la Medalla Belisario Domínguez, además de obtener en tres ocasiones el Premio Nacional de Periodismo.

Fue miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua, donde ocupó la silla XXIX. También recibió el título de Doctor Honoris Causa por parte de la Universidad Autónoma Metropolitana.

Es autor de varios libros como Fox y Co. Biografía no autorizada, Votar ¿para qué? Manual de elecciones, Escuche Carlos Salinas, La Banca nuestra de cada día,Comunicación y Política, así como Nava sí, Zapata no: La hora de San Luis Potosí, entre otros.

Su ética profesional, su mirada y la información que difundía, siempre respaldada por profundas investigaciones, lo convirtieron dentro del medio periodístico en un líder de opinión que participó profundamente en los procesos democráticos de nuestra nación.

El año pasado el también periodista y columnista Humberto Musacchio publicó el libro Granados Chapa: Un periodista en contexto, una biografía que permite acercarse a la vida de este pilar del periodismo nacional, a través de la mirada de un amigo y compañero de andanzas.

redaccion

Pretende PRI sacar “raja política” de declaraciones del Ejecutivo: Madero

Previous article

Inaugura Calderón Hinojosa Cumbre Munidal de Turismo de Aventura

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in General