ColumnistasJuventino Ferreira Rosas

La Evolución de las Ideas

0

HUMANISMO 21

Juventino Ferreira Rosas

Humanismo 21 promueve el desarrollo humano integral, considerando que el progreso social e individual se establecen a partir de la Evolución de las Ideas.

Por eso mismo, Humanismo 21 analiza y plantea las ideas que pueden ser estratégicas para el desarrollo de la humanidad en los próximos cien años.

Es prudente significar que al hablar de la humanidad,  se hace referencia a toda familia y grupo de seres humanos, en cualquier parte del planeta donde se ubiquen y desarrollen su agenda de vida.

Ahora bien, considerando la clásica secuencia de pensamiento (ideas), logos (razonamiento, cuerpo de ideas) y Acción (praxis), podemos entender que los avances de la humanidad, a lo largo de su historia y peripecias mil, se han establecido como cultura y forma de vida,  gracias a que hubo previamente un planteamiento y cuerpo de ideas que con la ayuda de la suma de voluntades, pudo llegar a ser realidad tangible, como obra material o como institución que guía el destino de su sociedad.

En esa tesitura; ¿Cuál es el estado del arte del progreso integral de los seres humanos en este momento de la vida globalizada e informativamente integrada?

Bueno, por un lado es probable que gracias a la información disponible, desde cartografía satelital, hasta  reportes del ADN, sin marginar el monitoreo del cambio climático y los vuelos espaciales, hasta voluminosas operaciones  financieras en tiempo real: hoy la humanidad tenga una visión más cercana de su realidad total.

Tal vez hasta podemos afirmar que nunca antes el ser humano tuvo tanta información sobre si mismo y su probable destino.

Y ya metidos en esas profundidades, también es factible que hombres y mujeres se puedan plantear ahora con mucha nitidez, los escenarios futuros, obteniendo una vieja conclusión; el ser humano es un problema para el propio ser humano.

Es muy sencillo de entender, si con todas las herramientas de acceso a la información y con todos los depósitos de datos y conocimientos, disponibles por todo el planeta, no hemos podido dar cuerpo a un conjunto de políticas públicas nacionales y globales, que privilegien la vida y su desarrollo integral; ¿Estamos  construyendo o destruyendo el futuro?. Ninguna especie integrante de la biodiversidad se autodestruye, excepto el ser humano.

Y si como lo señalan todos  los indicadores consultables, estamos acabando con los ecosistemas regionales y con el planeta todo, ¿Qué apoyos tendrá la vida en el mediano plazo?

¿Aire limpio, agua fresca, suelos aptos para producir buenos alimentos, producción amigable con el ambiente?

Entonces y volviendo a las ideas, un conjunto de ideas que convertimos en modelo de desarrollo y en tecnologías para apoyarlo, necesitan ser revisadas y evolucionadas, para que evitemos una catástrofe humanitaria  y la posible cancelación de las expectativas para la humanidad del siglo XXI.

De modo que si una posible solución, está en la evolución de las ideas y sus aplicaciones como modelos desarrollo;

¿Por donde debemos empezar?

¿Que ideas debemos evolucionar a la luz de nuestra nueva realidad?

¿Estaremos ya en condiciones de promover la integración del conocimiento artístico, científico, religioso y filosófico, en un solo cuerpo de ideas que nos ayuden a ubicarnos con toda prudencia y consideración, dentro del gran diagrama de la evolución?

¿Llegó la hora de expandir la conciencia?, ¿hasta donde?

Las conclusiones que se obtengan, pueden ser la matriz de la que  salga a la luz, el cuerpo principal de  políticas  públicas para el siglo XXI, para pueblos y civilizaciones, por lo tanto este puede ser un planteamiento vertebral para el futuro de la humanidad y en consecuencia, asunto que nos compete a todos.

Acucioso e informado lector, sobre los temas aquí tratados usted tiene la palabra y la mejor opinión.

ferreiraconsultor@gmail.com

redaccion

Supervisa Manzur trabajo en la última etapa del Eje Intercolonial

Previous article

Apedrea vehiculo causandole severos daños

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas