Espectaculos

Adictas al bótox

0

Ciudad de México.(El Universal).- La cirugía plástica es como asearse bien, es como cepillarse los dientes. ¡Qué razón tenía el personaje de Ellis Elliot, interpretado por Goldie Hawn en El Club de las Divorciadas, cuando pronunció esta frase!

1. Nicole Kidman 2. Melanie Griffith 3. Donatella Versace 4. Sharon Osbourne 5. Meg Ryan 6. Mickey Rourke 7. Charice Pempengco 8. Simon Cowell 6 3 7Según decía Ellis Elliot en la cinta de 1996, en Hollywood únicamente hay tres edades: “Babe, Abogada y El Chofer de la Señora Daisy”. Y hace unos días, la actriz Robin Wright, actriz de Forrest Gump y ex esposa de Sean Penn, confirmó este dicho y puso el dedo en la llaga de un tema que está afectando a toda una industria.

Dentro del Festival de Tribeca, la actriz comentó que hay una carencia de papeles para actrices maduras como ella en Hollywood, y más para las que se niegan a inyectarse bótox para parecer más jóvenes. Comentó que esta negativa muchas veces representa perder innumerables papeles en filmes de grandes estudios.

En el 2008, un comentario similar de una ex chica Bond que ahora tiene 65 años, dio la vuelta al mundo. Britt Ekland aseguró que la actriz Nicole Kidman había abusado del bótox, lo cual le imposibilitaba mostrar sus emociones. “Es fatal cuando las actrices usan el bótox”, comentó.

La actriz australiana y ex esposa de Tom Cruise negó en repetidas ocasiones el uso de este fármaco, hasta que, durante la promoción de la cinta Rabbit Hole, en Alemania, confesó haberlo usado y además aseguró que se arrepiente de haberlo hecho.

Brooke Shields es un caso típico. La actriz suele hablar mucho sobre al ansiedad que provoca el envejecimiento y confesó que sus primeros intentos fueron con el bótox. Y lo usó a pesar de que le provocaba una rara reacción.

“Sentí claustrofobia. No sé si volvería a hacerlo”, dijo en 2009. Al año siguiente declaró no sólo su afición al bótox sino que pensaba en la cirugía láser: “Quiero hacerlo con alguien fino. No quiero parecer el guasón”.

Meg Ryan es otro caso en el que su rostro ha sido completamente alterado por la “adicción” a la toxina botulínica, como también es conocido.

Ya no es la adorable actriz que vimos en Sintonía de Amor, pues su cara se nota hinchada y los labios repletos de colágeno, además de que recurrió a implantes de pómulos.

La adicción a esta sustancia se hace notoria en celebridades como Lara Flynn Boyle, Pamela Anderson, Melanie Griffith, Victoria Beckham y Mickey Rourke.

Ellos no han admitido públicamente su uso pero otras celebridades no reparan en mostrar su amor por el bótox como es el caso del juez de The X Factor, Simon Cowell, quien dejó boquiabiertos a sus compañeros jueces, Cheryl Cole, Danii Minogue y Louis Walsh al darles como regalo de Navidad un vale por 4 mil 500 dólares de bótox a cada uno.

Jennifer Aniston asegura haberlo probado, pero se dio cuenta que era como llevar una peluca.

Pero, la presión por la eterna juventud sí está surtiendo efecto en algunos jóvenes que quieren ser alguien en la industria del entretenimiento. Para la cantante filipina de 18 años Charice Pempengco, su debut para la segunda temporada de Glee era tan importante que se sometió a inyecciones de bótox para hacer lucir más angosta su “cara redonda por naturaleza”, comentó a la ABC.

La matriarca de los Osbourne, Sharon, de 58 años, comenta que lo ha usado durante años. “Muchas mujeres exageran, si se quitan las líneas naturales de la cara se verán como si estuvieran almidonadas”. Y Linda Evangelista dio un argumento irrebatible: “Uso bótox porque las modelos no somos superhumanas, también envejecemos”.

… Y ellos lo rechazan
Así como hay fieles seguidoras del bótox, hay quienes no reparan en comentar que nunca lo usarán y su rotundo rechazo. Raquel Weisz aseveró que el botox debería estar prohibido para los actores igual que los esteroides lo están para los deportistas.

Kate Winslet también se ha manifestado en contra pues ha comentado que quiere ser capaz de expresarse con su rostro.

Para Emma Thompson, el rechazo al bótox es una cuestión de principios, pues ha comentado que el usarlo sería una traición a todo lo que cree. “El bótox sería una terrible traición hacia todo en lo que creo. No le veo ningún sentido. Tengo 50 años y pienso ¿Por qué no puedo tener 50 años? ¿Qué tiene de malo? Me encantaría poder lavarle el cerebro a todas las mujeres del mundo”.

Cate Blanchett y hasta la mismísima Sarah Jessica Parker también se han pronunciado en contra.

redaccion

Detenido por lesiones

Previous article

El Partido Demócrata italiano apoya un Gobierno técnico de transición

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Espectaculos