ColumnistasJuventino Ferreira Rosas

Cuerpo Social Enfermo

0

Humanismo 21

Juventino Ferreira Rosas

Cuando un atleta posa las plantas de sus pies sobre la pista donde habrá de competir en un tiempo breve, nadie como él puede saber en que condiciones llega, cual es el nivel de su potencial para ganar; si llega en optimas condiciones o si dejo pendiente posibilidades por falta de esfuerzo y entrenamiento.

De un modo similar podemos visualizar el tránsito vital de una sociedad por los milenarios senderos de la evolución, el cuerpo social puede y debe saber en que condiciones generales se encuentra, en todos los aspectos, no solo en materia de seguridad o de la economía, ni se reduce el futuro a educación y salud.

En consecuencia, es prudente, oportuno e indispensables que conozcamos nuestra realidad a secas, sin  analgésicos; tal cual, para que hagamos un paralelismo con Iniciativa México y que cada quien aborde sus propuestas para que el cuerpo social se reconozca en sus fortalezas y en sus debilidades, dejando muy claro que una cultura no se construye en un sexenio, pero que mucho se puede avanzar sin conocemos nuestra “radiografía social”.

Primero,  aceptémonos como una sociedad que enfrenta problemas graves, como desintegración familiar, muchísimas madres solteras y extrema vulnerabilidad para con la institución familiar.

Destacando que el origen de la mitad nuestros problemas sociales se ubican en la desintegración familiar y en las agresiones hacia las familias, por todos los medios, desde el olvido de los valores morales y la práctica del respeto a todo y a todos, hasta la proliferación de costumbres que solo reconocen la cuantía monetaria, como indicador del éxito. 

Hoy somos socialmente mas discriminantes, menos amables con todos y casi totalmente irrespetuosos con todo y para todo; el abandono de los recién nacidos y de los ancianos acreditan ese referente.

Luego entonces, tenemos la necesidad de conocer la verdadera situación de nuestro cuerpo social; que nos duele realmente. ¿Acaso es solo el alcoholismo y las adicciones todas, las únicas causas que dinamitan  a la armonía, y potencializan la violencia en la diaria convivencia?

El hacinamiento de miles de viviendas en los llamados desarrollos sociales, ¿realmente crean las condiciones que propicien el desarrollo humano integral?

¿Cuantos espacios de convivencia familiar se incluyen en los citados desarrollos?

¿Dónde esta la sección de juegos infantiles?

¿Dónde se puede reunir y compartir la gente mayor, los chavos del Inapam?

¿Tenemos que revisar entonces todas las políticas públicas para que generemos códigos y estrategias acordes a nuestras nuevas necesidades, conservando lo bueno del pasado para cimentar el futuro?

¿Podemos concertar y condensar un Sistema Nacional de Políticas Públicas?

Entonces para lograrlo,  es condición mínima e imprescindible, diseñar esquemas de desarrollo humano integral, partiendo de un conociendo claro y profundo nuestra realidad total como sociedad

Es tiempo, es necesario y es el momento oportuno para  que nuestra sociedad, el cuerpo social en que estamos incluidos todos, conozca y comparta la información mas completa posible, sobre nuestra realidad total, sin maquillaje, sin rubor y sin pestañitas coquetas.

Solamente basados en la verdad, podemos construir un futuro que resuelva desde la raíz cada necesidad.

Las redes sociales, mucho pueden hacer sobre este particular, porque cada quien conoce su circundante comunidad.

En síntesis podemos decir que tanto en lo personal como en lo social, la verdad es insoslayable necesidad.

En lo particular cada quien libra sus batallas contra la mentira y la simulación y aporta los correspondientes costos de la negación.

En lo social es mas difícil el diagnostico y la concreción de soluciones por la dispersión de criterios.

Sin embargo las circunstancias y tiempos que vivimos, nos hacen proclives a aceptar con resignación, nuestra realidad común, en toda su dimensión.

Mas como siempre, la mejor opinión corresponde a usted, informado lector y es probable que ya tenga una personal visión personal al respecto; en hora buena!.

Por lo demás, solo la sociedad puede decidir lo que sus gustos, tradiciones y cultura correspondan desde hoy hasta la eternidad.

ferreiraconsultor@gmail.com

redaccion

Red evangélica da visto bueno a Duarte

Previous article

Los amenaza de muerte en su propio domicilio

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas