PrincipalColumnistasLic. Emilio M. Gómez

2012, otro año más…

0

Pensamiento Compartido

Emilio M. Gómez

Hoy iniciamos un nuevo año, y uno de mis propósitos de este 2012, fue el de escribir una columna semanal, para abordar algunos temas de carácter cotidiano, que normalmente se platican en mesas de café, o en charlas triviales con amigos, pero que se quedan ahí, en lo abstracto, en el aire.

Así que inicio otra etapa de mi vida, y escribiremos desde mi punto de vista de los escenarios que son noticia, del entorno, de las etapas de la vida, de la política, de los sectores productivos, del sindicalismo, de la sociedad en general, de los problemas nacionales, de los asuntos mundiales, del planeta, etc. en  mis propias palabras, y de forma muy sencilla.

Por eso he titulado mi columna “Pensamiento Compartido”, donde expresaré todo aquello que me hace pensar y que me hace actuar de manera particular en esta etapa de nuestro tiempo que me tocó vivir; también escribiré alguna prosa escrita que se quedaron en mis libretas de secundaria y de bachillerato, contaremos algunas anécdotas, pequeños cuentos, y experiencias que nos ha dejado la vida en este transitar, y siendo honesto, debo reconocer que no soy periodista ni escritor, y por eso mismo les pido a mis amables lectores su comprensión, tan solo soy un hombre más que quiere expresar y compartir su pensamiento en relación  a lo que vivimos día a día como persona, en una sociedad como la nuestra.

Bienvenidos todos a “Pensamiento Compartido”.

Según Wikipedia, la enciclopedia libre, “el pensamiento” es la actividad y creación de la mente; dícese de todo aquello que es traído a existencia mediante la actividad del intelecto. El término es comúnmente utilizado como forma genérica que define todos los productos que la mente puede generar incluyendo las actividades racionales del intelecto o las abstracciones de la imaginación; todo aquello que sea de naturaleza mental es considerado pensamiento, bien sean estos abstractos, racionales, creativos, artísticos, etc. y pueden ser: deductivo; inductivo; analítico; creativo; sistémico; crítico; interrogativo; y pensamiento social.

Y “compartir” es dividir una persona algo suyo con otra, o usar entre varias algo de lo que ninguna de ellas pretende apropiarse: compartir el pan, compartir un cuarto, compartir el gasto. Hacer sentir o expresar una persona a otra su deseo o voluntad de participar en sus emociones o de sus pensamientos: compartir un dolor, compartir una opinión. Participar varias personas de alguna cosa, de la que les toca una parte a cada una: compartir un premio, compartir una responsabilidad.

Por tal motivo,  “Pensamiento Compartido” es la frase que busqué para darle nombre a esta columna, ya que pretendo compartir con todos ustedes lo que muchas veces pensamos pero que no expresamos, y que solo se queda en nuestra mente, y que ahí no aporta nada; si todos nosotros pudiéramos compartir lo que pensamos de las cosas, estoy seguro que coincidiríamos en muchos puntos de vista, y si todos nosotros expresáramos lo que queremos o deseamos de nuestro Gobierno, de nuestras Autoridades, de nuestros Maestros, de nuestras Iglesias, de nuestra Familia, de nuestro Trabajo, de nuestros Vecinos, de nuestros Hijos, etc. nuestro entorno y nuestra vida sería diferente, y nuestra sociedad en la que interactuamos sería mejor.

2012, otro año más. . .

Todos de alguna manera esperamos el inicio de un nuevo año, con el ánimo, la ilusión y la esperanza de que ahora sí, de que ahora sí será nuestro año, que lo pasado, como dice la canción, “lo pasado, pasado… no me interesa”, y de que ahora sí la vamos hacer. Y eso es de cada año, los mexicanos tenemos una particular forma de ver la vida, algo ligera, superficial, al día, al “ahí se va”. La realidad y el despertar se da en los últimos días del año al hacer el análisis y volver a lo mismo, otro año perdido, con deudas, muchas veces sin trabajo, y con familias desintegradas, motivadas principalmente por la falta de recursos.

Los mexicanos, estamos hartos de los mismos comerciales de gobierno en las televisoras y medios de comunicación, contratados por la parte gubernamental, y en donde nos pintan un país diferente al que vive la mayor parte de la población, la riqueza nacional no la vemos reflejada en nuestros bolsillos, la calidad de los servicios de salud no llega a la población necesitada, y esos empleos que se generan cada mes en sus cifras oficiales, no llegan a los millones de desempleados que tenemos en nuestro país.

Según algunos analistas del Tecnológico de Monterrey, pronostican que este año el número de trabajadores desempleados irán a la alza. La dinámica de baja generación de empleos, y que además son mal remunerados y con prestaciones precarias o nulas, estará lejos de cambiar a lo largo de este año que inicia,  porque la economía mexicana reducirá su ritmo de crecimiento y no habrá incentivos para crear nuevas fuentes de trabajo, por lo tanto, el panorama de la generación de empleos no es nada prometedor.

Un tercio de los empleos que se generaron en 2011 ( alrededor de 700 mil ), es eventual; no se está salvaguardando el principio de estabilidad laboral y tampoco se van a generar nuevas fuentes de trabajo a largo plazo. Para ello se requerirían necesariamente reformas en materia fiscal, energética y laboral “que le dé al mercado una estabilidad real”; y que este año, lamentablemente como es un año político, no se avanzará en dichas reformas en el Congreso de la Unión. Y por lo tanto los empleos que requiere el país, seguirán esperando, y los salarios seguirán en promedio con una base que no supera los 2.5 salarios mínimos. Y el poder adquisitivo del mismo será en este año menor, y su crecimiento nulo en cifras reales. Y con estos salarios, los trabajadores mexicanos no saldrán de su situación de pobreza que vienen arrastrando desde hace muchos años.

Según las cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de finales del año, el desempleo de México subió en noviembre 0.38 puntos porcentuales frente a octubre, alcanzando una tasa del 5.16 por ciento, una de las más altas de los últimos años, y después de la crisis de 2009, el empleo en México no se ha recuperado. Necesitaríamos generar un millón doscientos mil empleos al año, para que la tasa de desempleo no suba, y por el contrario baje; en lo que va del Sexenio, apenas alrededor de un millón 700 mil se ha generado, luego entonces estamos en un nivel de desempleo muy alarmante.

Pero la voz oficial del Gobierno a través de los medios de comunicación, se ufana en decir que la economía mexicana creció en 2011 por arriba de su potencial, con un crecimiento económico anual cercano a 3.8%,  pero con todo y esto, al cierre del año, continúan pendientes en México deudas históricas como los elevados niveles de pobreza y la gran desigualdad en la distribución del ingreso, así como la generación de empleos de calidad con mejores salarios y prestaciones.

El avance de la pobreza es un tema preocupante, porque implica que la generación de la riqueza no se está distribuyendo adecuadamente, ni está llegando a la mayoría de la población; en este año, la tasa de desocupación se situó por arriba de 5% de la fuerza laboral, nivel superior al promedio de 3.5% previo a la crisis de 2008. En tanto, los empleos creados en el año fueron de salarios bajos y de condiciones precarias que propiciaron el repunte de la pobreza.

Podemos concluir que el balance del 2011, nos muestra un año con crecimiento económico, pero con más pobreza, porque el empleo que se generó fue insuficiente y con menor poder adquisitivo y prestaciones para los trabajadores, y para este año 2012 que inicia, se prevé un crecimiento menos dinámico, conforme las naciones desarrolladas se enfrenten al recorte de sus pasivos y la demanda externa modere su avance,  con un desempleo que se mantendrá alto, porque en un contexto de bajo crecimiento mundial y de grandes movimientos del tipo de cambio, las empresas difícilmente van a aumentar su demanda de empleo. Lo que harán es tratar de aumentar productividad, deprimiendo el empleo, por lo que se prevé que el desempleo cerrará con una tasa de 5.71% de la PEA. Y con este pronóstico, ¿podrá México salir de su crisis? Usted tiene la mejor opinión, amigo lector.

Para comentarios y sugerencias emilio_m_gomez@hotmail.com
pensamiento_compartido@yahoo.com.mx
pensamiento.compartido@gmail.com

redaccion

Miles reciben el 2012 en el Ángel de la Independencia

Previous article

Mañana regresan a clases más de 120 mil alumnos en la conurbación

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Principal