Espectaculos

A los 73 años fallece Etta James

0

Los Ángeles, Cal. EE.UU. (El Universal).-  La forma en que Etta James interpretaba el clásico At Last era la encarnación de un alma refinada: cuerdas angelicales acompañaban a su voz apasionada que cantaba tiernamente sobre un amor consumado tras una larga espera.

La vida real de James no era tan refinada como esa canción. El primer éxito de la rubia de platino fue una melodía insolente de R&B sobre sexo, y era conocida como una buscapleitos que sostenía relaciones tempestuosas con su familia, sus hombres y el sector musical.

Luego pasó años combatiendo una adicción a las drogas que según reconoció socavó sus grandes talentos. En otras palabras, fue una de las primeras chicas malas de la música.

 “Las chicas malas… tenían el aspecto que me gustaba” , escribió en su autobiografía de 1995, Rage to Survive.   “Quería ser extraña, quería que me vieran, quería ser exótica como una chica del coro del Cotton Club, y quería ser tan llamativa como la prostituta más llamativa de la calle. Sólo quería ser” .

 El espíritu de James no podía ser contenido; tal vez eso es lo que le daba tanto magnetismo en la música, y con seguridad es lo que la hizo tan dinámica como una de las leyendas infravaloradas del R&B, blues y el rock n’ roll.

La cantante de 73 años falleció en el Hospital de la Comunidad de Riverside, con su esposo e hijos a su lado, dijo su agente Lupe De León.

“Es una pérdida tremenda para sus aficionados de todo el mundo” , afirmó. “Se le extrañará. Una gran cantante estadounidense. Su música estaba por encima de una categorización” .

A pesar de la reputación que cultivó, siempre se le recordará más por At Last.  La versión con toques de jazz no era la original, pero se convertiría en la más famosa y la que la definiría como una cantante legendaria.La tierna y dulce melodía contradecía la agitación en su vida personal.

James -cuyo nombre era Jamesette Hawkins- nació en Los Angeles de una madre a la que describió como una artista embustera, que abusaba de sustancias y casi no estuvo presente durante su juventud.   Nunca conoció a su padre, aunque le dijeron y ella lo creyó, que era el famoso jugador de billar Minnesota Fats. El nunca lo confirmó ni lo negó. “Mi madre siempre quiso que fuera cantante de jazz, pero yo siempre quise ser vulgar” , recordó en su libro.

redaccion

Tecos y Águilas empatan 1-1

Previous article

“No soy culta, pero sí inteligente”: Kate del Castillo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Espectaculos