Cultura

La estación espacial se quedó en la órbita de la Tierra por un fallo aún no detectado

0

Moscú. (El Economista).- Los restos de la sonda rusa Fobos-Grunt caen frente a la costa de Chile, los científicos rusos dicen ahora que la sonda caerá en Argentina; La estación interplanetaria rusa caerá este domingo cerca de la costa de Chile, La sonda rusa que no llegó a Marte caerá el domingo sobre el Atlántico. Rusia sugiere que la caída de la nave Phobos-Grunt ha sido provocada por un sabotaje

La sonda interplanetaria rusa Fobos-Grunt, que debido a un fallo en el cohete propulsor no pudo seguir su curso hacia Marte tras su lanzamiento a comienzos de noviembre, cayó esta tarde sobre la Tierra y se desintegró en su mayor parte al entrar en contacto con la atmósfera. Un número indeterminado de fragmentos se desparramaron sobre el océano Pacífico frente a las costas de Chile. La información fue facilitada por el coronel Alexéi Zolotujin, portavoz de las Fuerzas de Defensa Espacial de Rusia.

En declaraciones a la agencia RIA-Nóvosti, Zolotujin dijo que los restos del aparato alcanzaron el Pacífico hacia las 18,45 (hora española) de hoy a 1.250 kilómetros al oeste del archipiélago chileno de Wellington.

Roskosmos, la agencia espacial rusa, había asegurado en un principio que el artefacto espacial caería sobre el océano Atlántico mientras un grupo de científicos afirmaron que el impacto se produciría en territorio argentino.

La singladura de la sonda debería haber durado 34 meses y tenía Fobos, una de las lunas de Marte, como destino. Allí debería haber instalado una estación de observación permanente y recogido muestras del suelo para ser enviadas de regreso a la Tierra. La información obtenida hubiera sido muy valiosa de cara a futuros viajes tripulados al Planeta Rojo y también para aportar nuevos datos sobre el origen del sistema solar.

Con sus 13,5 toneladas de masa, la Fobos-Grunt es uno de los ingenios espaciales más grandes que se desploman sobre nuestro planeta. La superaron solamente las estaciones espaciales rusa y norteamericana Mir y Skylab. La primera pesaba 124,3 toneladas y se precipitó sobre el Pacífico el 23 de marzo de 2001. La estadounidense (75 toneladas) cayó sobre Australia el 11 de julio de 1979.

redaccion

Nadal recrimina a Federer su actitud sobre ATP

Previous article

Usuarios de redes sociales reúnen víveres para indígenas rarámuris

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura