ColumnistasJuventino Ferreira Rosas

Descifrando el Plan Maestro.

0

HUMANISMO 21

Por Juventino Ferreira Rosas.

Centrar las ideas es un sano ejercicio que podemos compartir.

Desde la perspectiva evolutiva, sin dejarse arrollar por el impulso de las tecnologías informáticas, ¿que resulta ser medular para nuestro avance individual y colectivo?.

Como primer argumento, el conocimiento de sí mismo es un reto para el ser humano, establecido desde su origen, poéticamente y proféticamente planteado en “la manzana del conocimiento que la serpiente sugirió a Eva y que ella compartió con Adán” o sea la conciencia total, que se abre al tiempo y al espacio infinitos, con la muerte de Abel en manos de su hermano Caín, y desde entonces ese drama se repite para toda la humanidad.

Así somos, entre otras realidades, y contra eso tenemos que batallar a diario, con la ayuda del conocimiento de nosotros mismos. Hay muchas y profundas razones, que nos benefician a todos, para que así sea.

La vida tiene que ser como es, para que las experiencias sirvan de módulos de construcción de nuestra personal sabiduría. Nuestra aula universal, la tierra, es también como el taller del orfebre, donde se forjan joyas, a partir del material básico.

Vivir la vida nos convierte en seres sabios, o sea, con nítido sentido del deber ser.

Por lo que entonces la vida es un tesoro cuyo valor aumenta con el tiempo y con las experiencias.

Ahora bien, el “Santo Grial del Siglo 21” empieza a desvelarse con la copiosa producción científica y los descubrimientos en más de un centenar de líneas de investigación, siendo el Proyecto del Genoma Humano, la clave de acceso y la iniciativa más ambiciosa, incluyente e influyente, de todos los esfuerzos científicos de todos cuantos han sido emprendidos, probablemente.

Descifrar el mapa del genoma humano es como abrir de par en par el libro de la vida.

En los cromosomas está reunida toda la información de nuestra evolución como especie y también permite proyectar el futuro biológico de la humanidad, siempre y cuando se privilegie el Humanismo en el siglo 21. Humanismo 21 es cultura de vida y evolución.

Ahora bien, ¿a que podemos denominar el “Santo Grial del Siglo 21”?

A la integración de la filosofía científica con la filosofía teológica, que hoy es posible, gracias al desciframiento del Genoma Humano, principalmente.

Durante el siglo 21, será posible construir un puente ideológico entre los conceptos básicos de la teología y las conclusiones de muchas disciplinas científicas; ese enlace puede ser el verdadero centro de las ideas en el inicio del tercer milenio, con todas las implicaciones posibles e imaginables en todos los campos de la actividad humana. Debemos reconocer también que estas ideas despiertan nerviosismo en quienes consideran que en “sus conocimientos” se agota el todo.

¿Cual puede ser una maravillosa conclusión por descubrir?

Pues resulta realmente extraordinario que la humanidad se descubra así misma como artífice de su propio destino, y de poder cooperar con la naturaleza, desde todos los campos de los conocimientos habidos y por haber, para colaborar con la naturaleza y prosperar, muy al contario de perecer.

Incluso, ya algunos autores que hablan de una “Revolución Genética” lo cual nos permite suponer un poquito de lo está por venir, dentro del basto campo de la medicina genómica y sus ciencias básicas.

Pero lo que aún falta por asimilar es el impacto filosófico que el Genoma Humano nos obsequia; el desciframiento de la filosofía con que fuimos creados y que conduce cada uno de los aspectos de nuestro ser. Es la llave de acceso al Plan Maestro, que sin duda enriquecerá nuestro auto conocimiento.

En un escenario menos romántico y más práctico, podemos decir con certeza que la humanidad tiene en sus manos la mitad de su futuro o más.

Si podemos construir arrecifes, manglares y humedales.

Si es posible producir ilimitadamente plantas alimenticias con la ayuda de las técnicas hidropónicas.

Si está mas que demostrado que la acuacultura el al fábrica mas barata y segura de proteínas limpias y no contaminadas, produciendo peces y camarones, entre otras opciones.

Entonces, ¿que esperamos para derrotar al hambre y al miedo?

El arsenal científico es bastísimo, y ahora lo podemos enlazar con la filosofía primigenia, lo que brindará a la humanidad globalizada, tal vez el doble de oportunidades que antes tuvo, si logramos ahuyentar al lobo del hombre, el mismo hombre.

Después de las garantías para la vida misma, ¿puede haber mayores políticas públicas que las que aquí se plantean?

¿Puede algún gobierno, de cualquier tipo y nivel ignorar estas posibilidades?.

Humanismo 21, como agente de la cultura de la vida y la evolución, promueve humildes ideas, con la esperanza de que seamos un poquito mas sabios cada día y demos a la vida toda la importancia que debe tener. Como debe ser. Lo demás es decisión de cada quien y de la sociedad.

Es probable que nunca antes, tantos pudiéramos hacer tanto, en favor de todos.

Gracias infinitas para los millones de lectores y este espacio queda a sus respetables ordenes en

ferreiraconsultor@gmail.com
Saludos cordiales y hasta muy pronto.

redaccion

De Veracruz, Lo Mejor

Previous article

Rinde Protesta nuevo Comite de Actividades y Modalidades Aerobicas

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas