ColumnistasLic. Emilio M. Gómez

El trabajo independiente crece en México

0

Pensamiento Compartido

Emilio M. Gómez

Las preguntas que se hacen los mexicanos, y que las transmiten a los candidatos presidenciales, son con relación a los problemas nacionales: ¿Cómo resolver los problemas del desempleo?, ¿Cómo resolver los problemas de inseguridad?, ¿Cómo abatir los niveles de pobreza extrema?, ¿Cómo mejorar la educación en el País?, ¿Cómo crecer en más del 7% del PIB?, ¿Cómo evitar la corrupción?, ¿Cómo hacer producir nuestros campos?, ¿Cómo evitar la tala inmoderada en varias zonas boscosas del país?, ¿Cómo aprovechar tanto litoral de costa que tenemos?, ¿Cómo hacer eficiente nuestra industria energética?, y tantos ¿Cómo? que quizás tengan respuestas en campaña, pero que lamentablemente al llegar a “Los Pinos”, se olvidarán de tales ofertas y promesas que hicieron con la ciudadanía.

La expectativa que generó el Cambio del 2000, en el pueblo de México no se olvida aún, porque íbamos a crecer en niveles promedios del 7%, se iba abatir la corrupción en los diversos niveles de gobierno y secretarías, quedaría atrás el populismo, y se generarían los empleos a las nuevas generaciones, y todo eso a partir de “¡hoy…hoy!”, y el ¡Hoy…! se quedó como frase de campaña, nada más.

El Presidente del Empleo, Felipe Calderón, también generó expectación, traía la varita mágica para administrar la nación de tal forma que se generarían las condiciones necesarias en el país para crecer en niveles nunca antes visto; y se crearían más de un millón de empleos por año, liberaría a México de todos sus males, y nuevamente no pasó nada; en cambio se generaron los más altos niveles de desempleo, subempleo, y la informalidad creció de manera alarmante; la pobreza se ve lamentablemente en todo el territorio nacional: en la sierra, en el desierto, en la selva, en la costa, y también en las zonas urbanas, en colonias marginadas y sin servicios públicos, o en asentamientos irregulares; la inseguridad se intensificó y ahí están las estadísticas, más muertes que en países que están en guerra en el medio oriente y en otras latitudes del planeta.

Analizando el problema del empleo y desempleo en México, y que será la herencia para el nuevo Presidente de México; nos encontramos con un término que se ha vuelvo reiterativo en los últimos dos años, por la forma en que se han movido sus porcentajes, el conocido como “trabajadores independientes”, que podría considerarse aquellos que trabajan al menos 15 horas a la semana en el empleo no tradicional, no permanente, y que se auto-identifican como consultores, profesionistas autónomos, empresarios o trabajadores por cuenta propia.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo al cuarto trimestre de 2011, se contabilizaron 13 millones de trabajadores independientes, cifra superior a los 10.8 millones registrados al concluir 2010, lo que significó que en el último año se agregaron a este sector alrededor de 2.2 millones de personas.   De estos, una gran proporción de trabajadores independientes desarrollan sus labores en su propio domicilio, en puestos fijos, semifijos, o también lo realizan en las instalaciones de las empresas que solicitan sus servicios; otro número importante que lo hace como ambulante, de casa en casa o en la calle.

De acuerdo a lo que nos muestran cifras del INEGI, los trabajadores independientes que se emplean como ambulantes de casa en casa o en la calle sumaron 707 mil 979 personas al cierre de 2011; es decir, 26 % más que lo registrado en 2010, es decir, 145 mil 747 personas más.   Otra gran porción de los trabajadores independientes lo hicieron en el campo, a cielo abierto, bordo, poza o mar; esta categoría sumó 2 millones 776 mil sujetos al cierre de 2011, es decir, 17 mil 272 más que los reportados un año antes.

Entre los trabajadores independientes que laboran en puestos improvisados al cierre de 2011, fueron registrados 463 mil 431 personas, 26.5 % más que un año antes.   La encuesta mostró que un número importante de trabajadores independientes, tiene como su principal punto de operación un automóvil, el dato de INEGI registró a 657 mil 225 personas bajo esa condición; es decir, 120 mil 800 más que los registrados en 2010.

Los changarros que hicieron famoso al Presidente Fox, porque de esta forma combatiría el desempleo y generaría riqueza en el País se vinieron abajo, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, sobre los eventos de abandono o pérdida de negocio propio, la disminución de ventas resultado por un exceso de competencia, fue lo que orilló a 42 mil 449 personas, es decir, 42.5 % del total, a cerrar su establecimiento.

Y como siempre sucede en nuestro País; los datos oficiales nunca serán los mismo a los que muestran otros organismos, tenemos como ejemplo el que muestra el INEGI en relación a empresas que dejaron de operar por problemas de inseguridad; ya el Organismo Federal informó que el año pasado se contabilizaron mil 629 casos que responsabilizaron al problema de la inseguridad como la causa para cerrar sus negocios.

Mientras que la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) reveló que en los últimos cinco años, cancelaron su operación 160 mil empresas derivado de los problemas de violencia e inseguridad en el país. A lo que la Secretaría de Economía, rechazó dicha estimación, argumentando que los números de la cámara empresarial, carecen de sustento para emitir esos comentarios; lo cierto es que un factor no menos importante, y que ha afectado a muchas micro y medianas empresas, fue la inseguridad que prevaleció en el país, y que muchos negocios tomarán la decisión de cerrar.

Pero la realidad no puede ocultarse, y el trabajo independiente sigue creciendo en México, y que según cifras oficiales se traducen en más del 20% en este último año, que dan como resultado los trece millones al cierre del 2011,  motivados quizás,  por la escasa oferta laboral de las empresas y los bajos salarios que ofrecen; para que cada día más mexicanos se sumen al autoempleo o al trabajo independiente.

Y todo esto tendrá que analizarse por el próximo Jefe del Ejecutivo Federal, porque México no puede crecer con ese mediocre 3% del PIB en los mejores escenarios, y esa recaudación fiscal deficiente de cada año, que ha traído como consecuencia que en estos últimos años,  se hayan dado los niveles de pobreza nunca antes visto en una gran parte de la población, y las mayores cifras del desempleo,  sub-empleo, y trabajadores independientes, que no deja bien parado al gobierno de Felipe Calderón, usted amable lector tiene la mejor opinión, ¡Hasta la Próxima!

Opiniones y Sugerencias:

emilio_m_gomez@hotmail.com

pensamiento_compartido@hotmail.com

 

redaccion

Veracruz recibe trato de ‘segunda’ por parte de la federación

Previous article

Se reúne Cuauhtémoc Pola con pensionados en el parque Zamora

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas