General

Compra histórica de un corporativo mexicano

0

CIUDAD DE MÉXICO. (Redacción).- La venta del 50 por ciento restante de Grupo Modelo a Anheuser-Busch InBev (ABI) responde a la consolidación del mercado, “y se da en un momento positivo para la empresa. Pese al cambio de dueños, sus marcas sobrevivirán a la operación y se buscará impulsarlas en otros países”, afirma Carlos Fernández González, director general del grupo.

En una operación de 20 mil 100 millones de dólares, las acciones de control de Grupo Modelo pasarán a manos de la belga Anheuser-Busch InBev a más tardar en nueve meses, una vez que las autoridades de competencia den su visto bueno, comenta el directivo.

Después de años de especulaciones sobre una posible venta, el empresario argumenta que la operación se hizo ahora y no hace algunos años debido a condiciones del mercado.

Se mantienen

En entrevista con Excélsior, el director de la séptima productora cervecera más grande del mundo destaca que el nombre de la compañía y sus marcas sobrevivirán, y que uno de los planes que esperan concretar para la marca Corona es mayor penetración en Brasil, mercado donde ABI tiene fuerte presencia, y donde a la marca mexicana le ha sido complejo incursionar.

Aunque la empresa seguirá cotizando en la Bolsa “por lo menos en los siguientes dos años”, su permanencia dependerá de los nuevos dueños, comenta Fernández.

Pero Modelo también tiene importantes posiciones en equipos de futbol como Los Santos o en cadenas comerciales como Extra, negocios que continuarán, pues desde antes de la venta ABI ya era socio en esas divisiones.

En cuanto al impacto que la venta tendrá en las operaciones de la cervecera, Fernández, quien ha estado en la empresa por más de 30 años, reconoce que habrá eliminación de “redundancias” en algunos puestos de trabajo.

Sobre su futuro en la firma, comenta que se mantendrá como miembro del Consejo de Administración, y que por el momento su “primera chamba es hacer de esta transición un éxito”, posteriormente buscará invertir en otros negocios.

Una herencia muy española

Durante la Colonia y 20 años después de la caída de la antigua Tenochtitlán, se fundó en la Nueva España la primera fábrica de cerveza del continente americano.

El 6 de julio de 1542, en la ciudad de Nájera, el emperador Carlos V suscribió una Cédula que concedía a Alonso de Herrera el permiso para su establecimiento cervecero, con la condición de que la Corona recibiera un tercio de las ganancias y el fabricante, junto con la gente que lo ayudaba, se trasladara al lugar.

En 1845, el suizo Bernhard Bolgard estableció en la Ciudad de México la primera cervecería de fermentación alta La Pila Seca. La cerveza que se producía en esta fábrica era oscura, elaborada a partir de malta de cebada mexicana secada al sola la que se le añadía piloncillo.

En 1869, Emil Dercher (cervecero alsaciano) abrió la Cervecería La Cruz Blanca. Este establecimiento inició la fabricación de cerveza lager en la Ciudad de México hasta 1898.

En 1891 se funda la Cervecería Cuauhtémoc, en Monterrey, Nuevo León, a cargo de Isaac Garza, José A. Muguerza, Francisco Sada y el cervecero Joseph M. Schnaider, originario de Saint Louis, Missouri.

En 1925 se inaugura la Cervecería Modelo en la Ciudad de México.

Fuente: Excelsior

redaccion

Esposa de FCH reingresa al hospital

Previous article

Morsi Presidente de Egipto

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in General