Internacional

El Euro sigue en crisis extrema

0

Viena, Austría. (EFECOM).- La crisis de la deuda en la zona euro y las sanciones europeas contra Irán por su polémico programa atómico marcan la reunión que celebra mañana en Viena la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), considerada clave para la evolución de los precios del crudo en los próximos meses.

La 161 conferencia ministerial de la OPEP, el primer encuentro del grupo de doce países en 2012, deberá establecer el nivel de la oferta conjunta de petróleo para los próximos meses, después de que en el último encuentro, en diciembre, se fijara una cuota de 30 millones de barriles diarios (mbd).

Según los datos publicados ayer por la organización, el bombeo conjunto ha superado ese techo en cerca de 1,5 mbd en mayo, y la cuestión ahora es si los ministros decidirán elevar la cuota para “oficializar” al menos una parte de esa producción excesiva, o volverán a ratificar el tope de 30 mbd.

Y aunque todos coinciden en defender un precio mínimo de 100 dólares por barril, difieren sobre cuál es la medida apropiada para conseguir este objetivo, después de que el precio del barril cayera de forma abrupta, en un 29 % desde marzo, para quedar por debajo de esa barrera psicológica.

La OPEP informó hoy de que su barril referencial cotizó ayer a 94,99 dólares, el nivel más bajo desde enero de 2011, mientras que su valor medio en lo que va de junio es de 96,61 dólares, un 10 % menos que el promedio de mayo.

El secretario general de la OPEP, Abdalá Salem El-Badri, dijo hoy que confiaba en que mañana será posible el consenso, al ser cuestionado sobre las divisiones en el seno de la OPEP, entre un bloque, liderado por Venezuela, que aboga por cerrar los grifos para defender los precios, y otro, que engloba a los países del Golfo Pérsico, que prefiere dejar la oferta tal como está.

El ministro saudí de Petróleo, Ali I. Naimi, tras sugerir primero la posibilidad de elevar la cuota, dijo luego a la prensa en Viena que estaba “feliz con las cosas como están”.

Su homólogo venezolano, Rafael Ramírez, instó a los países del Golfo Pérsico (A.Saudí, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos) a reducir su producción tras haberla elevado en los últimos meses.

La postura de Caracas coincide con la de Irán, país que necesita precios más altos para compensar las pérdidas de ingresos que está sufriendo debido a las sanciones internacionales que han afectado negativamente su producción petrolera.

El ministro ecuatoriano de Recursos Naturales No Renovalbes, Wilson Pástor, advirtió hoy de que el exceso de oferta petrolera provoca inestabilidad.

“Los productores afrontan una situación inestable debido a la sobreproducción en 2012”, dijo Pástor en un seminario internacional de petróleo que se celebra en la capital austríaca hoy y mañana.

La reunión de la OPEP tiene lugar a pocos días de las elecciones legislativas de Grecia el próximo domingo, cruciales para la futura permanencia del país heleno en la zona del euro y, por ende, para el destino de la moneda única.

El riesgo de que la crisis en el Viejo Continente arrastre al resto de la coyuntura mundial y destruya la demanda energética es uno de los principales temores de los productores.

“Los desafíos que afronta la zona del euro y sus implicaciones para el resto del mundo serán centrales para el crecimiento económico mundial”, advirtió hoy Naimi.

“En Europa, ¿qué va a pasar con la crisis de la deuda soberana y las medidas de austeridad y el debate sobre el crecimiento?”, preguntó por su parte El Badri, y cuestionó si la desaceleración económica en China y la India será de corto o largo plazo.

Más alarmista fue el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, quien advirtió del “peligro inminente” de un desplome de la demanda petrolera.

En la agenda de la reunión de mañana está también la sucesión de El-Badri al frente de la organización, tras expirar su mandato el próximo 31 de diciembre, cargo al que hasta ahora han presentado candidatos Ecuador, Arabia Saudí, Irán e Iraq.

La desaceleración económica en las economías desarrolladas representa un “peligro” y refuerza el riesgo de una caída de la demanda de crudo, ha estimado hoy en Viena (Austria) el ministro venezolano de Petróleo, Rafael Ramírez, en el 5º seminario internacional de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

“El sistema capitalista está en una profunda crisis y la manifestación evidente es la desaceleración económica” de los países desarrollados, que transformó el riesgo de la caída de la demanda de crudo en una “amenaza clara e inminente”, dijo Ramírez.

“Creemos que en este momento dada la situación de la economía sobre todo en Europa hay serias posibilidades de que el precio caiga drásticamente y por eso nuestra política aquí va a ser defender un techo de producción”, añadió Ramírez a la prensa luego de su alocución.

La reunión ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que comenzará en la tarde de hoy y continuará el jueves, se llevará a cabo en un contexto de desaceleración del crecimiento económico y, como denuncian los “halcones” del cártel (Venezuela e Irán en particular), un exceso de oferta de crudo tiene una repercusión en el precio del barril.

Fuente: EFECOM

redaccion

Mazatlán cada día más seguro

Previous article

Inicia licitación para televisión abierta

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.