Internacional

No,a la salida del Euro

0

ATENAS. (Redacción).- El miedo a lo desconocido pudo más: finalmente, no hubo apocalipsis. En un voto decisivo para el futuro de Europa , los griegos optaron ayer por decirle “no” a una posible salida del euro, escenario con consecuencias devastadoras en la delicada y volátil situación financiera mundial.

Fue la segunda elección en seis semanas: en los comicios más importantes de la historia del país, marcados por la incertidumbre y muy reñidos, el partido conservador Nueva Democracia (ND) , de Antonis Samaras, pro euro y pro ajuste, logró el 29,67% de los votos y se impuso a Syriza, la izquierda radical del joven Alexis Tsipras , que obtuvo el 26,89 por ciento.

Al ser el partido más votado, ND recibirá automáticamente 50 bancas, a las que se sumarán las que le correspondan por la proporcionalidad de sufragios, según lo establece el sistema electoral griego.

Nuevo fenómeno político en Grecia, Tsipras, de 37 años y jefe de un movimiento antiajuste, amenazaba con hacer saltar por el aire el denominado memorándum por el cual Grecia recibió un plan de salvataje millonario de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Hoy los griegos eligieron quedarse en Europa. Esta es una victoria para toda Europa”, dijo Samaras pasadas las 10 de la noche, al hablar frente a periodistas de todo el mundo.

“Vamos a honrar nuestros compromisos”, afirmó el candidato conservador, que probablemente se convertirá en el próximo primer ministro griego, consciente de que cada una de sus palabras tendrá repercusión a la hora de la reapertura, hoy, de los mercados.

Samaras, que no obtuvo la mayoría absoluta en el Parlamento, tal como se esperaba, invitó a todas las fuerzas favorables al rescate a formar un gobierno de salvación nacional, que deberá negociar lo antes posible. “Les pido a todos los partidos que tienen el mismo objetivo mantener a Grecia en Europa, unirse para formar un gobierno sólido” para superar la crisis, indicó, al hablar en la sala de prensa internacional primero en griego y después en inglés.

Con el 99% de los votos escrutados, Nueva Democracia obtuvo el 29,6% de los votos, frente al 26,8% de Syriza. Les siguieron el socialista Pasok con el 12,2%, el nacionalista Griegos Independientes con el 7,5%, el neonazi Amanecer Dorado con el 6,9% -un resultado impactante y peligroso-, la centroizquierdista Dimar con el 6% y el Partido Comunista con el 4,4%. Se espera que Samaras, que hoy comenzará las negociaciones correspondientes, logre formar un gobierno de unidad junto con el Pasok.

Esta agrupación, sin embargo, sorprendió a todos anoche al anunciar que sólo entrará en un gobierno de coalición si se une también Syriza, que por supuesto dijo que hará oposición.

De 61 años y en política desde hace 35, Samaras también prometió devolverle prosperidad a Grecia, una quimera en un país devastado por la crisis económica. “Estamos determinados a hacer lo que hace falta y rápidamente”, insistió el líder conservador, al prometer también que hará lo necesario para que vuelva a haber trabajo y crecimiento en este país de 11 millones de habitantes, de rodillas, con el desempleo que supera el 22% y con la economía paralizada después de cinco años de recesión. Uno de cada tres griegos vive debajo del umbral de la pobreza.

ALIVIO

La victoria de ND trajo un respiro a Europa y breves festejos con fuegos artificiales y banderas en la céntrica plaza Syntagma, donde simpatizantes de la agrupación de derecha vivaron como a un héroe a Samaras, que se presentó para agradecer el apoyo. “¡Hellas, Hellas, Antonis Samaras!” (Grecia, Grecia, Antonis Samaras), coreaban los presentes, mientras algunos autos tocaban bocina.

En el cuartel general de Syriza, donde Tsipras reconoció su derrota y aseguró que hará oposición, reinaba otro clima.

Si bien todo el mundo trataba de consolarse destacando que haber sacado más del 26% de los votos seguramente era una victoria para un partido que hace dos años no superaba el 6%, reinaba una atmósfera de decepción.

“Estuvimos cerca de un momento histórico”, dijo Tsipras, como siempre sin corbata, al agradecer a sus seguidores por el “boom” logrado por el partido y al ratificar que seguirá oponiéndose con toda su fuerza al rescate que determinó ajustes salvajes para los griegos, que vieron aumentar brutalmente sus impuestos y bajar sus salarios.

Entre sus seguidores también estaba el diputado argentino Alejandro Bodart, del MST en Movimiento Proyecto Sur, que se manifestó satisfecho con el resultado. “El crecimiento de Syriza en sólo dos años muestra que es posible construir alternativas políticas unitarias y fuertes sobre la base de un programa antiajuste”, dijo.

La jornada que finalmente no significó el tan temido apocalipsis, muy calurosa y soleada, había arrancado a las 7, cuando se abrieron los centros de votación. “Voy a votar por ND porque tengo miedo de que gane Tsipras, porque quiero quedarme en el euro y no quiero ver a Grecia aislada del mundo”, dijo a LA NACION Irene Siskos, ingeniera química de 33 años que trabaja en una multinacional y que votó en un colegio del centro de esta capital. A las 19 (las 13 en la Argentina), cuando cerraron las urnas, hubo suspenso: los primeros sondeos en boca de urna, en efecto, le daban una ventaja mínima o incluso certificaban un empate técnico entre ND y Syriza. Si bien entonces pareció vislumbrarse un cabeza a cabeza dramático, luego las cosas se revirtieron.

Bienvenidas en toda Europa, las elecciones reflejaron que Grecia es un país profundamente dividido en cuanto a su futuro -a favor y en contra de los ajustes y la permanencia en la eurozona-y que es cosa del pasado el bipartidismo marcado por la alternancia en el poder entre el socialista Pasok (que sacó por tercera vez un magrísimo tercer lugar) y ND..

FUENTE: La nación

redaccion

Llegan a la Cumbre los Poderosos

Previous article

Justin Bieber califica sus besos

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.