ColumnistasMiguel Angel Cristiani González

Elemental mi querido Watson…

0

Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Bien dicen en mi pueblo “que más rápido cae un hablador, que un cojo” porque luego de que el Procurador de Justicia del Estado de Veracruz, Amadeo Flores Espinosa había salido a dar una conferencia de prensa para anunciar que habían sido aclarados los asesinatos de periodistas en el puerto de Veracruz y en Xalapa, resulta que siempre no fue así, como se nos pretendió hacer creer.

Como se recordará, el lunes 15 de agosto, todos los medios de comunicación fueron convocados a una conferencia de prensa en la Procuraduría de Justicia, en donde el titular dio a conocer que junto con Isaías Flores Pineda, alias El Cronos, también fueron detenidos Claudia Medina Tamariz, César Tejeda Moreno, Pablo Arrieta Andrade, alias El Güero y/o Jaiba; Pedro Temiz Zapot, alias El Perri; Javier Benítez Grajales, alias El Morro Chemo, y William Malpica, alias El Mochis, “mismos que admitieron, ante la autoridad competente, pertenecer al Cártel de Jalisco Nueva Generación, y ser autores de diversos homicidios, contándose entre sus víctimas a los trabajadores y ex trabajadores de medios de comunicación.

Precisó que “en las declaraciones diversas de los detenidos ante las autoridades ministeriales federales y estatales, hay reconocimiento y aceptación plena de los homicidios, así como de la manera en cómo se efectuaron, de las autorías materiales, y los lugares donde fueron abandonadas las víctimas”.

Pero resulta, que la Procuraduría General de la República, dio a conocer esta semana, en el Boletín Estatal DPE/3376/12 que “Derivado del proceso penal 186/2012, el Juzgado Primero de Distrito en materia de Procesos Penales Federales, con residencia en Villa Aldama, Veracruz, dictó auto de formal prisión contra siete personas como probables responsables de la comisión de los delitos de delincuencia organizada; y, violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos en su modalidad de portación de arma y de posesión de cartuchos de Uso Exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

También son presuntos culpables de ilícitos de contra la salud, en las modalidades de Posesión Agravada de Marihuana y Cocaína con Fines de Comercio en su Variante de Venta; de Narcomenudeo, en la hipótesis de Posesión de Marihuana; operaciones con recursos de procedencia ilícita; y de acopio de armas reservadas al Uso Exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea”.

Pero sobre el asesinato de periodistas, no se consigna nada.

Entonces, qué fue lo que pasó, si según dicen los abogados, a confesión de parte relevo de culpa, pues no que ya habían confesado ante las autoridades correspondientes con todo detalle los asesinatos.

Lo bueno fue que ahora no embarcaron al gobernador Javier Duarte de Ochoa, como ya ocurrió la vez pasada, en que se le puso a actuar como vocero oficial para anunciar con bombo y platillo la captura de los delincuentes.

Tampoco la vocera oficial y coordinadora general de Comunicación Social, Gina Domínguez Colío tuvo participación en la rueda de prensa, que se dio en las instalaciones de la Procuraduría y no en las de Comunicación en palacio de gobierno.

Que fue lo que pasó en realidad, se precipitó la Procuraduría de Justicia a salir a ponerse la medalla de la resolución de treinta y tantos crímenes ocurridos en el puerto de Veracruz y que ahora se achacan a los detenidos.

Porque si como se afirmó en un principio, la Procuraduría Estatal tendría las declaraciones de los inculpados en el asesinato de los periodistas del puerto, entonces porqué la Procuraduría General de la República no iba a consignarlos también por esos homicidios.

Pero además el procurador Flores Espinosa dijo en la rueda de prensa que ante la autoridad ministerial federal reveló que ellos “mataron a varios reporteros”, y dijo que la razón fue que estos reporteros a su vez habían sido los causantes de la muerte de otros periodistas, asesinados por la organización delictiva autodenominada Los Zetas.

Fácil y rápido, quedaron resueltos los homicidios, porque uno de los detenidos dijo que dice que le dijeron. Es decir que la evidencia son puras “oídas”.

Elemental, mi querido Watson, diría el investigador policiaco británico Sherlock Holmes

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.com
Estamos en Twitter: @bitacoraveracru
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

redaccion

Conciertos de Fin de Cursos en la Escuela Libre de Música del Ivec

Previous article

Pensiones del Estado, otra vez

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas