Salud

Afecciones al hígado son tercera causa de muerte en México

0

Redacción.– Las afecciones al hígado constituyen la tercera causa de muerte en México, después del corazón y la diabetes, afirmó hoy aquí el médico mexicano y especialista en hepatología, Nahum Méndez-Sánchez.

El facultativo, que este viernes asumirá en Lima la presidencia de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH) para el período 2012-2014, dijo que “México requiere mil 500 trasplantes de hígado cada año”.

El experto, con estudios en la UNAM y la Universidad de Harvard, señaló sin embargo que “lamentablemente existe un déficit importante de donantes de hígado en México”, donde se realizan apenas 100 trasplantes.

Méndez-Sánchez, que participa en Lima en el XXII Congreso de la ALEH, donde se analizan investigaciones clínicas en el estudio del hígado, comentó además que “falta una mayor cultura de donación de órganos para afrontar el problema”.

Instó, en ese sentido, a la población a ser partícipes de la “cultura de la donación” y demandó de las autoridades estar un poco más conscientes de la problemática.

“Que haya mayor conciencia del tema y que realmente los presupuestos (en el sector salud mexicano) dediquen una parte importante a los programas de prevención de enfermedades y de tratamiento adecuado incluyendo el trasplante hepático”, recalcó.

En el Congreso de la ALEH, Méndez-Sánchez dio a conocer las diferentes opciones de tratamiento y coincidió en la necesidad de un intercambio de conocimientos e información sobre el cuidado y manejo de los pacientes con enfermedad hepática.

El experto en hepatología señaló que el problema crónico en este órgano va relacionado con el desarrollo de la diabetes y males del corazón.

“De los 113 millones de mexicanos, calculamos que alrededor de medio millón de personas están afectados por una cirrosis hepática y eventualmente ellos pueden requerir un tratamiento específico para las complicaciones que desarrollen”, detalló.

Una vez que los pacientes tienen el diagnóstico de cirrosis hepática, explicó el facultativo, deben ser evaluados para sus tratamientos, entre los que eventualmente habría un trasplante de hígado, que resulta muy costoso.

Respecto a las causas de enfermedades del hígado, el especialista dijo que en México las más comunes son el alcohol y los problemas de tipo infeccioso, como son el virus de hepatitis C y los generados por la obesidad.

“Hay una relación muy estrecha entre personas que tienen sobrepeso y sobre todo obesidad con el desarrollo de complicaciones a nivel del hígado”, subrayó.

Méndez-Sánchez detalló que a partir de la acumulación de grasa en el hígado puede generarse una inflamación importante de este órgano y posteriormente una cirrosis hepática.

“Las personas enfermas presentan coloración amarilla de los ojos, la retención de líquidos en el abdomen y eventualmente van a requerir más tratamientos para las diferentes complicaciones que se presenten”, abundó.

A juicio del médico mexicano, una buena fórmula parar mantener sano al hígado es una dieta equilibrada, baja en calorías, tras precisar que los mexicanos tienen una genética que los predispone a acumular esas calorías que consumimos demás.

“El 70 por ciento de la población en México tiene un problema de sobrepeso o bien de obesidad, de tal suerte que eso es bien importante”, señaló.

Otra cosa importante es la vacunación, por lo cual recomendó que las personas que tienen antecedentes de haber recibido sangre o derivados de esta, de 1992 hacia atrás, deben realizarse exámenes ya que el virus del hepatitis C se descubrió en 1989.

También deben examinarse quienes se hayan realizado una cirugía mayor o incluso haberse aplicado inyecciones con jeringas, que en la década de los 80 y 90 eran esterilizadas hirviéndolas.

Además, la gente que utiliza tatuajes o “piercing” se tienen que checar contra el virus de la hepatitis C mediante una prueba muy sencilla, que consiste en medir el anticuerpo contra ese mal, con lo cual se evitaría, si están en riesgo de desarrollar un problema serio.

“Si la persona ya tiene un virus de B o C hay tratamientos para este tipo de hepatitis, que está a disposición en México y por lo tanto si es bien diagnosticado se puede tratar y evitar las complicaciones como una cirrosis”, añadió Méndez-Sánchez.

Respecto a la aplicación de células madre a los enfermos, el médico mexicano advirtió que “estamos lejos de que sea un tratamiento aceptado, aunque ya se han comenzado a hacer estudios experimentales pero todavía no es la primera opción como tratamiento”.

Anunció, por último, que del 4 al 6 de septiembre de 2014 se realizará en Cancún el XXII encuentro de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado, tras la exitosa cita de Lima, en la que participaron expertos de Estados Unidos y Europa.

redaccion

Inicia conferencia de procuradores en Veracruz

Previous article

IVD rinde Honores a Miguel Hidalgo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Salud