Salud

Conmemora IMSS “Día Mundial del Alzheimer”

0

GUADALUPE ÁLVAREZ. (Redacción).- En el marco del “Día Mundial del Alzheimer”, especialistas del Servicio de Neurología de la Unidad Médica de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social en esta Ciudad, declararon que la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y que aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad.[

La enfermedad de Alzheimer, también denominada demencia senil [] es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales, que se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas mueren y zonas del cerebro se atrofian.

La enfermedad suele tener una duración aproximada, después del diagnóstico, de 10 años,[] aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

Las causas del alzhéimer no han sido completamente descubiertas, aunque existen tres principales hipótesis para explicar el fenómeno: el déficit de la acetilcolina, la acumulación de amiloide o tau y los trastornos metabólicos, dijeron los galenos.

La gran mayoría de los pacientes de esta enfermedad tienen o han tenido algún familiar con dicha enfermedad; en menos de un 10 por ciento de los casos, el alzhéimer aparece antes de los 60 años de edad.
Los primeros síntomas, con frecuencia, se confunden con la vejez o estrés en el paciente y se le conoce como predemencia; la demencia inicial es la disminución en la destreza de la coordinación muscular de pequeños movimientos, como el tejer, por ejemplo y los síntomas en esta fase inicial van desde una simple e insignificante, pero a veces recurrente, pérdida de memoria (como la dificultad en orientarse en lugares comunes), hasta una constante y marcada pérdida de la memoria conocida como de corto plazo.

A esto le sigue una demencia moderada, que conforme la enfermedad avanza los pacientes pueden realizar tareas con cierta independencia (como usar el baño), pero requerirán asistencia en la realización de tareas más complejas (como ir al banco, pagar cuentas, etc.);[] paulatinamente llega la pérdida de aptitudes como las de reconocer objetos y personas. Además, pueden manifestarse cambios de conducta como, por ejemplo, arranques violentos incluso en personas que jamás han presentado este tipo de comportamiento,.

Por último se presenta una demencia avanzada, la cual manifiesta un deterioro de masa muscular perdiéndose la movilidad, lo que lleva al enfermo a un estado de postración,[] incapacidad de alimentarse a sí mismo[] e incontinencia urinaria, abundaron los médicos.

[]Aquí l[][]os pacientes no podrán realizar tareas sencillas por sí mismos y requerirán constante supervisión, quedando así completamente dependientes, puede aún estar presente cierta agresividad, aunque es más frecuente ver extrema apatía y agotamiento, generalmente en esta etapa puede sobrevenir la muerte.

En este contexto, el diagnóstico se realiza a través de evaluaciones neuropsicológicas, incluyendo el examen mental, que es ampliamente usado para evaluar los trastornos cognitivos necesarios para el diagnóstico del alzhéimer.
A los familiares se les comenta que existen condiciones que pueden acelerar la enfermedad, como el estrés familiar, cambios bruscos en las rutinas diarias, mudarse a un domicilio nuevo y desconocido; en sentido contrario, hay posibles retrasadores del padecimiento como son un ambiente familiar feliz, hacer ejercicio, socializar con sus amigos u otras personas.

Debido a que el Alzheimer no tiene cura, con el tiempo el paciente cae en un estado de imposibilidad de autosuficiencia para cuidar de sí mismo, por lo que los cuidados por terceros son una medida vital para esa deficiencia y deben ser abordados cuidadosamente durante el curso de la enfermedad.

Los estudios sobre las diferentes medidas que se pueden tomar para prevenir o retardar la aparición de la enfermedad de Alzheimer han tenido resultados contradictorios y no se ha comprobado aún una relación causal entre los factores de riesgo y la enfermedad, ni se han atribuido a efectos secundarios específicos; por el momento, no parece haber medidas definitivas para prevenir la aparición del Alzheimer, destacaron los expertos del Seguro Social.

redaccion

IVD, Anfitrión de Supervisión de la ODECABE

Previous article

Inauguran la Liga de Futbol Asociación “Jose Luis Peregrina Prieto”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Salud