Salud

El Polvo, Polen y Moho, condicionantes de Rinitis Alérgica

0

GUADALUPE ÁLVAREZ. Veracruz, Ver.- La rinitis alérgica es un padecimiento cuyos síntomas se presentan cuando se  respira algo a lo que se es alérgico, como el polvo, la caspa, el veneno de insectos o polen, explicó Andrés Torres González, médico Internista del Hospital General de Zona N° 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Un alérgeno es algo que desencadena una alergia, cuando una persona con rinitis alérgica inhala  polen o polvo, el cuerpo libera químicos, lo cual ocasiona síntomas de alergia.

La fiebre del heno, como también es conocida la rinitis, consiste en una reacción alérgica al polen; algo similar ocurre con la alergia al moho, la caspa de animales y otros compuestos que se aspiran en el medio en el cual se vive.

Los pólenes que causan la fiebre del heno varían de una persona a otra y de un área a otra,  estos son diminutos y difíciles de ver a menudo y son los que causan esta fiebre; lo que origina la fiebre del heno abarcan: árboles, pastos, y algunas plantas, afirmó el doctor Torres González.

La cantidad de polen en el aire puede incidir en si se presentan o no los síntomas de fiebre, es más probable que en los días cálidos, secos y con viento haya más cantidad de polen en el aire; en los días fríos, húmedos y lluviosos, la mayor parte del polen cae al suelo arrastrado por el agua.

El medio ambiente y los genes pueden hacer que uno sea más propenso a padecerlas las alergias y a menudo son hereditarias; si ambos padres tienen alergias, usted también es propenso a padecerlas y la posibilidad es mayor si es la madre quien tiene las alergias.

Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual usted es alérgico pueden ser: picazón y escurrimiento nasal, estornudos,  ojos llorosos, garganta irritada y afecciones en la piel (eccema).

Otros señales que se pueden desarrollar posteriormente abarcan: congestión nasal, tos, oídos tapados y disminución del sentido del olfato, dolor de garganta, círculos oscuros e hinchazón debajo de los ojos (ojeras), fatiga, irritabilidad y hasta dolor de cabeza, detalló el galeno.

El mejor tratamiento es evitar lo que causa los síntomas de la alergia, puede ser imposible evitar completamente todos los desencadenantes, sin embargo, se pueden tomar medidas para reducir la exposición a desencadenantes como: el polvo, moho o polen.

La mayoría de los síntomas de la rinitis alérgica se pueden tratar, los casos más graves requieren vacunas para alergias y algunas personas, especialmente niños pueden superar una alergia a medida que el sistema inmunitario se vuelve menos sensible al agente causante, no obstante, una vez que una sustancia le causa alergias, ésta por lo regular sigue afectando a la persona por mucho tiempo.

En este sentido, se recomienda acudir con el médico a  la Unidad de Medicina Familiar del Seguro Social que le corresponda si presenta una alergia grave o si el tratamiento que antes era efectivo ya no surte ningún efecto, considero el especialista.

redaccion

Twitter@pontifex_es

Previous article

El peor Caos en la Temporada Vacacional Navideña

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Salud