ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

Los mameyazos de Roy

0

Prospectiva

Por JAIME RÍOS OTERO

El fin de año está presentándose convulso para trabajadores y pensionados tanto del régimen estatal como de los municipales porque no ven claro, sus aguinaldos y prestaciones están retrasadas, pese a las promesas de las autoridades de que recibirán lo que por ley les corresponde.

Una buceada en distintos medios da cuenta de las protestas que se han materializado en plantones, cartas, mensajes en las redes sociales, coincidentes todos en que “no cae el chivo”, simplemente no reciben las percepciones que les corresponden. Derechohabientes del Instituto de Pensiones del Estado decidieron hacer un plantón porque sus jubilaciones, que debieron pagarse el 14 de este mes, hasta el día 18 no aparecían; trabajadores de la Dirección General de Bachillerato escriben al portal de Joaquín Rosas Garcés para dolerse de que no hay pagos para sindicalizados y personal de confianza y que, en algunos casos, los incumplimientos vienen desde febrero del 2011, o sea, en dos meses cumplirán 2 años.

Trabajadores de la Universidad Pedagógica Nacional ya no aguantaron más y también están haciendo expresa su molestia, se entiende que por falta de pago de aguinaldos y prestaciones, según los comunicados que ayer estuvieron emitiendo los dirigentes Luis Gerardo Reyes López y Ángel Rafael Martínez Alarcón. Ellos mencionan como interesados en la situación a 10 mil maestros federalizados de Veracruz. A lo anterior se añaden los trabajadores de más de 30 ayuntamientos que están esperando a que el Congreso del Estado dé la autorización y la Secretaría de Finanzas y Planeación ejecute adelantos en las participaciones federales para así cumplir con obligaciones que mantienen pendientes, entre ellas el aguinaldo y otras prestaciones de fin de año.

Todos estos veracruzanos hacen lo posible por poner en mal al diario El País de España y aun al mismo presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Luis Téllez Kuenzler, en su optimismo respecto de la situación financiera del Estado. Otros que andan en las mismas son los de la acreditada consultora aregional.com, que en un análisis publicado apenas el 13 de este mes,  denominado “Índice de Desempeño Financiero de las Entidades Federativas, IDFEF 2012”, ponen a Veracruz, junto con Coahuila y Sonora como estado que tiene los mayores desequilibrios en sus finanzas “debido al incremento sustancial de su deuda pública, al deterioro en la generación de ingresos, a la reducida inversión con recursos estatales y a los crecientes gastos de operación”.

En cambio, ponen como ejemplo a Querétaro, Campeche e Hidalgo como los estados con mejor situación financiera, por su capacidad para generar ingresos propios, administrar su endeudamiento, controlar gasto administrativo o promover el ahorro interno, entre otros. Por si lo anterior fuera poco, da la puntilla el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien en entrevista con Carmen Aristegui negó que el gobierno federal tenga previsto un rescate de los estados que tienen una deuda excesiva y se pronunció porque existan límites a los endeudamientos de las entidades.

Al respecto, cabe recordar que la deuda de Veracruz asciende a los 59 mil millones de pesos, según las más confiables y recientes estimaciones, aportadas por especialistas de la Universidad Veracruzana. Para que usted pueda comparar esa cifra, es pertinente recordar que Patricio Chirinos dejó deuda cero (23 millones, que para los manejos actuales es nada); y Miguel Alemán 3 mil 500 millones, que ya eran escandalosos.

La situación se ha vuelto tan insostenible que el diputado Gustavo Moreno Ramos estaba diciendo ayer que el Congreso violó la Ley de Coordinación Fiscal al autorizar a los ayuntamientos a que paguen deudas de ejercicios pasados, no registradas, con recursos del Fondo de Aportaciones Municipales (FAFM) 2012.  La expectativa de que el dinero no alcance llevó a mi amigo el profe Roy a decir que, si no se pagan los aguinaldos, “se van a armar los mameyazos”.

Temas misceláneos

***  Hay unas copias de esculturas precolombinas a la vera del primer lago del Dique que quedaron muy mal situadas luego de que se construyeron ahí los sanitarios públicos. Prácticamente están perdidas, por lo que sería bueno que el ayuntamiento las removiera para que, además de que luzcan, queden mayormente protegidas. Seguramente se verían mejor debajo de las columnas que soportan el exitoso negocio de pizzas de la calle Atletas. columnaprospectiva@gmail.com

redaccion

Artistas plásticos convierten artesanías en Obras de Arte

Previous article

“Tesoros de Veracruz: Homenaje Diego Rivera”

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas