Cultura

Magnifica opción cultural en estas vacaciones

0

GUADALUPE ÁLVAREZ. Orizaba, Ver.- Una gran cantidad de visitantes nacionales y extranjeros han sido atraídos por la magna exposición temporal: Prodigios de Luz, Joaquín Sorolla y sus contemporáneos, que se exhibe en el Museo de Arte del Estado, en esta ciudad. Una muestra internacional que reúne 36 piezas de la pintura española que surgió dentro del modernismo, entre los siglos XIX y XX.

El Gobierno del Estado a través del Instituto Veracruzano de la Cultura (Ivec) quiere acercar al público a las obras de los maestros de la pintura europea y para tal fin, durante este periodo decembrino, el recinto cultural estará abierto de martes a domingos de 10.00 a 19.00 horas; los únicos días que cerrarán son 25 de diciembre y 1de enero.

El director general del Ivec, Alejandro Mariano Pérez, dijo que es una de las grandes muestras que se exhiben en el país en este año y que fue posible gracias a la colaboración de Spanish Painters Society, Museo Nacional de Arte de la Habana y Museo Nacional de San Carlos

Cada pintura de la exposición: Prodigios de Luz, Sorolla y sus contemporáneos,  remite al goce estético, lo mismo por sus valores artísticos que por el tratamiento de los temas. Entre la secuencia pictórica no se dificulta  descubrir porque llamaron los críticos e historiadores del arte, a Joaquín Sorolla, “el pintor de la luz”.

Sorolla, en su afán de envolver los pinceles con la luz que le cautivaba en su quehacer artístico llegó a conformar una tendencia pictórica que llamaron Luminismo  y que si bien es cierto se inspiró en un principio en las obras del impresionismo francés, lo suyo fue más allá de las propuestas que entonces ensayaban sus colegas europeos y americanos, y creó su propio estilo.

Entre los temas tratados por Sorolla y los artistas que lo acompañan en la exposición como Manuel Benedito, Ignacio Pinazo, Valencianos como Sorolla; los catalanes Hermenegildo Anglada Camarasa y Santiago Rusiñol, el sevillano Gonzalo Bilbao y el vasco Ignacio Zuloaga; el espectador sabrá encontrar una serie de afinidades con los artistas mexicanos de la época y muy particularmente con el tratamiento compositivo de algunas obras de Diego Rivera.

A Diego Rivera lo conoció Sorolla en el estudio taller del maestro Eduardo Chicharro, con el que se presentó Rivera llevando una carta de Gerardo Murillo “Dr. Atl” quien había conocido a Chicharro en la ciudad de Roma.

El encuentro marcó el camino del éxito para Rivera ya que los elogios que despertó su obra en el maestro valenciano fueron de una gran admiración hacia el talento del entonces joven y desconocido artista mexicano, quien nunca olvido el aliento que oportunamente recibiera del gran artista valenciano.

Joaquín Sorolla consolida su estilo y personalidad dentro del arte internacional en un lapso de veinte años, dándose a conocer en las principales capitales europeas y americanas. La alta burguesía de la Habana  le encarga retratos y los museos adquieren sus obras para incluirlos en las colecciones de prestigio.

A  Sorolla, solo viéndolo, se le puede llevar en el corazón para siempre. Prodigios de Luz, Sorolla y sus contemporáneos recibe a sus visitantes hasta el quince de febrero de  2013, martes a domingos de 10.00 a 19.00 horas.

Acude durante las vacaciones, la cita es en el Museo de Arte del Estado ubicado en el Antiguo  Oratorio de San Felipe Neri en la ciudad de Orizaba, Veracruz. Sito en la calle de Oriente 4 esquina con Sur 23.

redaccion

“Esta vez hay que pasar de las palabras a la acción”

Previous article

Exhorta Américo Zúñiga a funcionarios a utilizar redes sociales

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura