Cultura

“Tesoros de Veracruz: Homenaje Diego Rivera”

0

GUADALUPE ÁLVAREZ. Veracruz, Ver.- Para el disfrute de las nuevas generaciones y del público en general. El Ivec presenta una de las más importantes colecciones del gran pintor. Este jueves 20 en el Recinto Sede.

Diego Rivera uno de los más reconocidos pintores mexicanos y gloria del muralismo en nuestro país, recibe un homenaje más por parte del Instituto Veracruzano de la Cultura y este jueves a partir de las 20:00 horas, en la Galería Ida Rodríguez Prampolini, en el recinto Sede del Ivec se abre a todo el público una de las más importantes colecciones de este creador. Acercar esta magnífica colección a las nuevas generaciones es uno de los objetivos del Gobierno del Estado y es una gran oportunidad para que el público veracruzano disfrute de nueva cuenta de esta importante obra de Rivera, sin tener que trasladarse a otras ciudades.

El Ivec tiene el gran compromiso de difundir nuestro patrimonio cultural y esta colección de las obras de Diego Rivera propiedad del Estado de Veracruz es precisamente Un Tesoro que debe compartirse hacia todos los públicos, por lo que también las personas que visitan nuestra Entidad tendrán una gran opción para incluirla en sus itinerarios de estancia en nuestra ciudad.

En esta colección, el público apreciará  las virtudes de Rivera, como alumno precoz y de evolución afortunada en la primera etapa de su formación ocurrida entre 1896 y 1907 en la academia de San Carlos: En la obra “Retrato de la madre del pintor” se observa la calidad extraordinaria alcanzada en este género. Este gran pintor michoacano, demuestra la rotunda solidez con la que egresa -apenas contando con 20 años de edad- es en los dos magníficos paisajes “Barranca de Mixcoac” y “Pico de Orizaba” ambos de 1906 y en los cuales ya puede competir con su insigne maestro José María Velasco. Sin embargo, tanto talento fue insuficiente en 1906 cuando pierde el concurso para obtener la medalla y beca de estudios en Europa que otorgaba la academia de San Carlos y que gana el pintor Roberto Montenegro –hoy insuficientemente recordado-.

Como es del conocimiento de las mayorías, fué el gobernador Teodoro A. Dehesa en 1907, quien después de probar el talento de Diego, le concedió una pensión equivalente a 300 francos franceses mensuales. Con tal capital inició su segunda gran etapa: sus 14 años europeos. Se matriculó en la academia de San Fernando en Madrid y se consolida como un gran pintor realista y simbolista; sin embargo en 1909 se agotó del academicismo áulico, necesitaba nuevos lenguajes, tomar riesgos, tenía 23 años y se traslada a París. De esta temporada es el óleo sobre “Naturaleza muerta”, de 1908, un valioso testimonio para documentar que Rivera se está introduciendo a las vanguardias a partir del análisis y praxis de los postulados de Cezanne antes de su arribo a Paris.

En 1921 Diego regresa a México y se reinventa. Esta colección aumenta su valor porque en su conjunto muestra que Diego Rivera fue también un gran pintor de caballete: Aquí podemos admirar desnudos extraordinarios por su interpretación de la sensualidad como “Desnudo” de 1919 y “Desnudo con girasoles” que resalta por ser una de las piezas con mayor capacidad expresiva acerca de valores universales como lo femenino y el erotismo pero en clave de lo propio. Bellos registros de personajes mexicanos anónimos elaborados con evidente admiración y ternura: niños y niñas, volador en la cúspide, niño pescando, y el magistral dibujo de “mujer con morral” de trazo ágil y casi inmediato que ilustra la constante de su carrera: su capacidad de síntesis formal. Sin duda esta colección de Diego Rivera es un Tesoro de Veracruz.

redaccion

Los mameyazos de Roy

Previous article

Realiza PRI Municipal de Veracruz Posada Navideña 2012

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Cultura