ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

Veracruz creció poco

0

Prospectiva

 Por JAIME RÍOS OTERO

Veracruz es uno de los estados que tuvo más bajo crecimiento en el periodo 2007-2011, según los datos que está dando a conocer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, posición nada honorable que comparte con otros igual de atrasados como Chihuahua, Guerrero, Nayarit, Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Zacatecas.

En comparación con los deslumbrantes 10 puntos que obtuvo Colima, los 7.7 de Querétaro y los 6.0 de Nuevo León y San Luis Potosí, “jarochilandia” apenas registra un 2.4, que se da un quien vive con el deplorable 0.4 de Sinaloa; 0.8 de Guerrero; 2.4 de Chihuahua;  2.1 de Nayarit; 1.6 de Oaxaca; 1.1 de Tamaulipas; y 1.9 de Tlaxcala.

 El INEGI da a conocer los resultados del “Producto Interno Bruto por Entidad Federativa 2007-2011”. Esta publicación se deriva del Sistema de Cuentas Nacionales de México, y se presenta con desagregaciones en valores corrientes, a precios constantes, índices de precios implícitos e índices de volumen físico, según se lee en los resúmenes.

A pesar de que su crecimiento en ese periodo 2007-2011 fue muy bajo, Veracruz sigue siendo uno de los estados que más aportan al Producto Interno Bruto del país. Junto con el Distrito Federal, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Campeche, Tabasco, Guanajuato, Puebla y Coahuila generó el 64.8% del PIB nacional en 2011. Aparece de manera relevante por su aportación al PIB en las llamadas actividades terciarias (comercio y servicios) donde nuestra Entidad destacó junto con el Distrito Federal, el Estado de México, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Chihuahua y Baja California, participando con 67.9% del producto total de estas actividades. En las actividades secundarias (sector industrial), las principales aportaciones fueron observadas en Campeche, Estado de México, Tabasco, Nuevo León, Distrito Federal, Jalisco, Veracruz, Coahuila, Guanajuato y Puebla con 69.3 por ciento.

 Y en cuanto a las actividades primarias (agricultura, ganadería, aprovechamiento forestal, pesca y caza), las mayores aportaciones fueron de Jalisco, Michoacán de Ocampo, Veracruz de Ignacio de la Llave, Chihuahua, Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Chiapas, Puebla, el Estado de México, Tamaulipas y Durango, que destacaron al agregar el 69.3% del PIB. Respecto a los índices de crecimiento, los aplicados de la clase y cuyos gobiernos sí hicieron la tarea fueron principalmente Colima con 10%; Querétaro 7.7%; Sonora 7.1%; Baja California 6.5%; y Nuevo León y San Luis Potosí con 6% de manera individual, tasas mencionadas en relación con el año anterior.

 Todos estos achaques en cuanto a la disparidad de ser uno de los principales aportantes al PIB pero tener un crecimiento tan precario, tendrán que ser explicados por los especialistas como Francisco Licona González o Hilario Barcelata Chávez, pero lo que nos queda claro es que la riqueza de la entidad es tan gigantesca que logra hacerla aparecer en los primeros sitios por su volumen de producción, aunque exista un lamentable empuje para lograr niveles de crecimiento decorosos, como los que obtienen otros estados tan pequeños como Colima o Querétaro. Por cierto, la información puede ser consultada en la página www.inegi.org.mx

Temas misceláneos

***  Se había tardado el gobierno federal en hacer algo para preservar el conjunto escultórico que existe en Xilitla, San Luis Potosí, muy cerca de la frontera con Veracruz, que debe ser promovido como uno de los mayores atractivos del arte en el mundo.

En ese lugar, en medio de la selva huasteca, existen un sinnúmero de estatuas realizadas en cemento que representan toda clase de figuras fantásticas que se entremezclan con la naturaleza, el bosque y los manantiales. Son obra de la imaginación febril de un excéntrico inglés, Sir Edward James, un noble que fue primo hermano de la Reina Isabel II de Inglaterra, amigo de Salvador Dalí, Luis Buñuel, Leonora Carrington y otros personajes de renombre mundial.

Actualmente pertenecen a la Fundación Pedro y Elena Hernández, A.C. (los padres del magnate financiero Roberto Hernández y don Pedro, ex alcalde de Tuxpan). Es un conjunto hermosísimo que vale la pena visitar y que acaba de ser protegido al considerarlo “Monumento artístico”. columnaprospectiva@gmail.com

redaccion

Ponen en marcha el Paralibros en Papantla

Previous article

Valeria Roffiel expone “Dreamcatchers” en la Gava

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas