ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

La hacen de emoción y suspenso

0

Prospectiva

Por JAIME RÍOS OTERO

Se va a poner rebueno esto de las campañas políticas si el Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática consiguen concretar la alianza para ir juntos. Si no lo logran, nada tienen que hacer ante un poderosísimo Partido Revolucionario Institucional que ya se mostró como una máquina imbatible para fabricar votos, sin que importen los medios para hacerlo.

Fuentes altamente confiables le habían informado a Amigzaday López Beltrán que a la medianoche del lunes ya se había concretado la alianza, donde el reparto consideraba 18 distritos para el blanquiazul, incluyendo las dos diputaciones de Xalapa, y 12 distritos para el del sol azteca, el cual se quedaría, además, con la alcaldía de la capital del Estado.

Sin embargo, otros medios dieron versiones de que la coalición aún no se lograba y que habría sido pospuesta. Entre las opiniones extrañas está la del consejero nacional del PRD, Fredy Marcos, quien no ve viable ya la alianza, pues cree que su partido puede ir solo y lograr una fracción legislativa, así como “un buen número de municipios”.

Esto sí es insólito. ¿En qué mundo vivirá Fredy Marcos para desbordar tanto optimismo cuando su partido, el PRD, está en uno de sus peores momentos?  Quizá no se ha dado cuenta de la debacle, causada precisamente por la mala actuación de muchos dirigentes, que han sido exhibidos en actos de corrupción; por la disputa de las voraces tribus, por el desgaste brutal al que fue sometido un símbolo como Andrés Manuel López Obrador y luego por la defección de éste para convertir a Morena como partido político, con lo que se lleva a gran parte de la militancia perredista.

El PAN está justamente en las mismas. Las notas más destacadas de ese partido, posteriores a las elecciones presidenciales, dan cuenta de la deserción de una militancia acomodaticia y convenenciera, que estuvo afiliada mientras el blanquiazul se mantuvo en el poder, pero que abandonó el barco en cuanto éste comenzó a hundirse.

Juntos, en algunos casos apenas (apenas) le pegan al PRI. Y eso quién sabe, porque si el tricolor tuvo la capacidad de levantarse de la lona, cuando parecía que estaba noqueado, y ponerle tremenda arrastrada al PAN en la presidencial y el Congreso, cuando éste tenía a su disposición recursos infinitos para obrar las maravillas que hace el presupuesto cuando se emplea para comprar a los pobres, pues ahora con mayor razón, cuando dispone de todos los programas sociales, estatales y federales, para comprar el voto.

No es casual que una chucha cuerera como Ranulfo Márquez sea puesto como delegado de la Secretaría de Desarrollo Social. Es alguien que ha dado resultados, electoralmente hablando. Tonicho, como es conocido entre la tropa, precisamente tiene en su historial haber sido coordinador de las acciones de participación ciudadana en dos campañas para gobernador del Estado, la de Miguel Alemán Velazco y la de Fidel Herrera Beltrán. Además, presume haber estudiado estrategias de campañas políticas y otras yerbas en las Universidades George Washington, de Estados Unidos, y Complutense, de Madrid.

Un vistazo ligero a las cifras de comportamiento de los electores en las campañas de 2010 y 2012 es suficiente para percibir el lejano tercer sitio que ha ocupado el PRD en la entidad, y las dificultades con las que Acción Nacional logró conseguir unos cuantos distritos, muy por debajo de lo que pudo haber obtenido si los panistas hubieran tenido mayor oficio, bien combinado con el poder que significaba tener entre sus haberes nada menos que la silla presidencial.

En fin, esperemos cuál será  el resultado de las negociaciones entre la derecha y la izquierda para ver si se ponen de acuerdo. Al cabo que eso de las ideologías bien puede quedar pospuesto, en aras del pragmatismo para el que sólo valen los votos que se obtengan.

columnaprospectiva@gmail.com

 

redaccion

Llega Boca del Río Digno a la colonia Revolución

Previous article

Arranca Programa de Señalización Vial

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas