ColumnistasJosé Luis Ortega Vidal

“De Buenos Aires, a los aires buenos veracruzanos…”

0

 CLAROSCUROS

José Luis Ortega Vidal

      (1)   La embajada para Fidel Herrera Beltrán ya estaba amarrada.   Javier Duarte de Ochoa se la pidió a Enrique Peña Nieto y la respuesta fue un Sí.   Desde Nopaltepec, en la cuenca del Papaloapan, Herrera recorrería el río de la Plata o el Orinoco.   Entre Argentina y Venezuela, había una tercera opción: Ecuador.

Era cuestión de días, pero una jugada con malos resultados modificó el escenario.   Durante meses, el PRI intentó evitar la alianza PAN/PRD para las elecciones locales del 2013.   Finalmente, la tarde del jueves 31 de enero un perredismo dividido y un panismo muy debilitado, hicieron el anuncio público de su “Alianza por ti” y dieron detalles sobre la cantidad de candidaturas a diputaciones  y alcaldías que encabezará cada fuerza.

Sumada a esta noticia, se le dio continuidad a la versión de que Miguel Angel Yunes Linares encabezaría la lista de diputados plurinominales de panistas y perredistas.   Los focos rojos se encendieron de inmediato; no sólo en Xalapa, sino en la ciudad de México.   ¿El PRI -colocado de nueva cuenta en la Presidencia de la República- podría perder una segunda elección en Veracruz; luego de la derrota les endilgó Josefina Vázquez Mota en julio del 2012?   Nació así el Plan B: la llamada al ex.

(2)   Para el medio día del miércoles 6 de febrero se tenía programada una de las dos comidas a las que Javier Duarte planea invitar a parlamentarios del PRI en el Congreso local.   El diálogo entre un ejecutivo y los legisladores de su partido constituye un evento republicano; democrático; sano; normal.   Sin embargo, la del miércoles pasado no fue una plática política inscrita en el ejercicio republicano.

La presencia de Fidel Herrera le puso un ingrediente nuevo al caldo y todo cambió a partir de allí: tanto el sabor como el color y hasta el contenido dietético.   ¿Producto de la causalidad u ocurrencia de última hora? ¿Finta, duartiña?   Hay varios elementos para señalar que no es así.

  a)      La invitación a Herrera para comer en la casa de gobierno, en Xalapa, fue autorizada desde el altiplano y se inscribió en el contexto de las mismas relaciones que sacarían a Beltrán del ostracismo y lo mandarían a la tierra de Jorge Luis Borges, o a la de Rómulo Gallegos; o ya de perdis a la del inolvidable bolerista don Julio Jaramillo.

  b)      La estrategia de mostrar músculo se reforzó ayer –domingo 10 de febrero- con una nueva invitación; esta vez a disfrutar juntos, Javier y Fidel, del desfile en el Carnaval de Veracruz.

c)       Duarte de Ochoa ha consolidado durante dos años de trabajo –la tercera parte de su gestión- su imagen como gobernador. Entró débil y en dos años dejó claro quién manda en el poder ejecutivo estatal.

d)      Nunca se había dado una alianza entre la derecha y la izquierda en el rinconcito donde hacen su nido las olas del mar.

  e)      Como lo hizo en su momento ante el Presidente Felipe Calderón -a quien le pidió el apoyo de las fuerzas armadas para combatir la inseguridad en el sitio donde las palmeras suelen estar borrachas de sol- el gobernador decidió reforzar la operación electoral del 2013.

  f)       Fidel Herrera Beltrán no es la personificación del inventor del agua tibia. Tampoco es el sabio que descubrió cómo le entra el agua a los cocos.

  g)      ¿Podría el PRI veracruzano salir adelante sin Fidel Herrera? Muchas voces opinan que sí.

 h)      Otras voces, empero, consideran que si tienes a un campeón goleador en tu fichaje y corres el riesgo de que te empaten el partido ¿Por qué no meterlo, aunque su presencia para este juego no se había considerado?

  (3)   Erick Lagos ha declarado que Fidel Herrera Beltrán no tendrá injerencia en el manejo electoral del PRI en los comicios veracruzanos del 2013.   Tarugo sería Erick si declarase lo contrario y hasta donde sabemos el joven dirigente del partido tricolor es chaparrito y delgadito pero menso no es.

      (4)   Hasta ahora, no obstante, crecen los indicativos de que Javier Duarte de Ochoa ha llamado a Fidel Herrera para que haga ejercicios de calentamiento.   Lo está muestreando. Está mandando mensajes a los enemigos externos y a los enemigos internos.

Fidel reforzará el equipo priista en las elecciones que vienen.   De hecho, ya lo está reforzando.   Su presencia, en sí misma, es una demostración de fuerza del partido tricolor; con todo y las contradicciones; las ventajas y las desventajas que esto implica.   Hasta hoy, estas maniobras se realizan bajo el control del director técnico.

¿Irá Herrera Beltrán a la Legislatura LXIII?   Por lo pronto, ya se demostró que tiene ficha para entrar a ese partido, de ser necesario.   De ahora en adelante, todo depende del paso que dé el rival; que no está manco, ni cojo; que no tiene un pelo de tonto y que de la división entre dos, apostó por ir en una sola representación.

La oposición al PRI –por cierto- también enfrenta sus propias contradicciones; sus líos internos; corre el riesgo de que cerrando la herida de las debilidades individuales, se habrá una mayor y la comida que hoy degustan alegremente panistas y perredistas termine en merienda de negros.   El juego aun no empieza pero la diversión está garantizada.   Ya hay espectáculo en uno y otro de los vestidores.

Ojalá fuera por el bien de los espectadores y éstos entiendan que son los dueños del boleto, del estadio y de ambos equipos.

  (5)   Se le atribuye a Fidel Herrera esta frase:   “De Buenos Aires, a los aires buenos veracruzanos…”   Ya se verá qué tan buenos resultan.

redaccion

Inician Conferencias para prevenir enfermedades sexuales

Previous article

Muere ahogado en Playa Tortuga

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas