ColumnistasJAIME RÍOS OTERO

¿Defenderán los profesores a su señora feudal?

0

Prospectiva

Por JAIME RÍOS OTERO

En realidad, los profesores no querían a Elba Esther Gordillo. La criticaban, eran de los primeros que hacían chistes sobre ella, estaban conscientes de que la profesora saqueaba las arcas del SNTE y conocían el nivel de vida de multimillonaria que ella se daba, fuera de toda proporción y prudencia.

Pero los profesores eran mantenidos en un estado de sometimiento, voluntario, claro, pero porque implicaba su supervivencia, mantenerse dentro del régimen sindical y así preservar sus plazas y la seguridad de la fuente de subsistencia para sus familias.

No creo que vayan a defenderla, por lo menos no con la garra que sería de esperarse en el sindicato más grande de América Latina. Sencillamente están tan apabullados por la índole de los excesos de la profesora, que sería materialmente imposible convencerlos de que antepongan la personalidad de la profesora a sus propias inclinaciones y lógica.

Pero además, la campaña mediática está tan bien hecha que aplasta cualquier intento de defensa a favor de la dirigente. ¿Qué profesor con medio dedo de frente querría defender a una persona desquiciada que gastaba 55 millones de pesos mensuales para sus “chuchulucos” personales, mientras un mentor cualquiera lo más que llega es a percibir 10 mil pesos mensuales, como dicen las comparaciones que está haciendo la televisión?

Es decir, finalmente el profesorado gremial del SNTE sólo era carne de cañón, tal como se dice en la milicia a la tropa inconsideradamente expuesta a peligro de muerte, es decir, la gente ordinaria que es tratada sin miramientos. Pese a que se debería suponer que por ser profesores tendrían que ser un grupo selecto, elitista y educado en los altos valores de la democracia, los sentistas han demostrado históricamente que son una corporación manipulable y dócil, esquema que ha sido reforzado por sus líderes, al negarles la capacitación y necesaria actualización.

Porque precisamente el dinero que ahora se le reclama a la maestra son los fondos que debieron ser para capacitar a sus confederados, recursos a los que ella les dio el destino que quiso.

Precisamente ver el nivel de vida que se ha dado, me remite a aquellas escenas de los excesos del Sha de Irán; de Imelda Marcos, la esposa del tirano de Filipinas; de Duvalier, en Haití; de Gadafi, en Libia… que se hicieron públicos cuando cayeron.

Otro aspecto que debe considerarse es que la investigación de la PGR menciona que los datos abarcan desde 2008 hasta 2012, apenas 4 años y aún así revelan desvíos por 2 mil 600 millones de pesos. ¿Y los restantes 20 años en que la señora Gordillo ha manejado al SNTE como su propiedad privada? ¿Cuántos millones sumarán?

No sólo los profesores no defenderán a la aún lideresa, tal como la reconocieron los que están reunidos en Guadalajara, sino que su propia lucha contra la reforma educativa, la cruzada que realizaban, queda en suspenso hasta que se les pase el susto.

A lo mejor harán algunos pronunciamientos tibios “para no dejar”, como para no verse tan chacales, pero de ahí a que expongan su integridad y la de su organización, se ve difícil. Aunque tampoco es probable que deseen dar la imagen de hiena de Gabriel Quadri, el ex candidato presidencial del Panal, quien opina que con la caída de Elba Esther “cae uno de los cacicazgos más crueles”.

¿Qué tal el nivel moral de Quadri, a quien ella lo hizo candidato, le regaló la diputación plurinominal a su hijo y lo sacó del anonimato?

columnaprospectiva@gmail.com

redaccion

Scarlett Johansson y One & Only Singles

Previous article

Anuncian actividades culturales y recreativas en marzo

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas