ColumnistasEduardo de la Torre Jaramillo

Las expectativas de la Coalición PAN-PRD: “Gran Alianza Por Ti”

0

 Eduardo de la Torre Jaramillo

“Para que las cosas se pongan mejor, antes se tienen que poner peor” Lázaro Cárdenas del Río He leído con detenimiento las críticas que el pensamiento mágico-político del PRI y sus adoradores le han hecho a la coalición opositora, y prácticamente son tres: a) que son “el agua y el aceite”; b) que es “producto de la maldad”; y c) que sólo buscamos “el poder por el poder”; a lo que responderé puntualmente a cada una de esas opiniones vacuas que provienen del temor a perder la ilusoria y efímera hegemonía política priista en Veracruz. Basta recordar que el PRI ha tenido varias ideologías: “nacionalismo revolucionario”; “liberalismo social”; y  “socialdemócrata”, donde estas últimas ni siquiera las entienden ellos mismos pero critican con una superioridad moral inexistente al adversario o mejor dicho para ellos al “enemigo”.

En el primer punto, la expresión mítica de que el “agua y el aceite” no se mezclan, pues ya es un argumento que pertenece al pasado, ya que desde el año 2010 científicos de la Universidad de Oklahoma mediante el uso de un catalizador crearon un biocombustible que ya venció a la física clásica; en palabras del investigador argentino Daniel Resasco quien encabezó dicha investigación afirmó “La novedad es que estas nanopartículas que hemos desarrollado son capaces no sólo de estabilizar emulsiones agua-aceite y localizarse en la interfase (punto de contacto entre los dos materiales), sino también catalizar reacciones”.

Expuesto lo anterior, entonces en el PAN y en el PRD logramos lo imposible: transitamos de la física a la política del siglo XXI. En la segunda opinión de que somos producto del “mal”, si utilizó una expresión weberiana de que la “política la hace el diablo”, pues entonces si estamos haciendo una herejía pública desde la oposición; lo que no alcanzan a dilucidar nuestros “críticos” es que se trata de una estrategia electoral válida, legal y legítima para ganar elecciones como sucede en cualquier parte del mundo, frente a la visión aldeana de la pequeña política.

Empero, ellos nunca se autoobservarán acerca de lo que hacen políticamente, por ejemplo el papel que juega toda la infantería electoral priista utilizada desde el año 2007 en la entidad, y que ante el pavor que les está produciendo en el gobierno nuestra coalición electoral, decidieron llamar d-e-s-e-s-p-e-r-a-d-a-m-e-n-t-e al exgobernador Fidel Herrera Beltrán para que reactivaran las peores artes de la política o mejor dicho del “chancro”.

El tercer punto es el más pobre, cuando afirman que nuestra coalición busca “el poder por el poder”, algo totalmente falso, ya que en la plataforma electoral común que presentamos existen más de 200 propuestas en los ámbitos: político, económico, cultural, social, científico, entre los más importantes; es un documento que contiene reflexiones, experiencias, y sobre todo ideas que encaminarán a Veracruz hacia otro estadio de desarrollo.

Continuando con la línea de interpretación anterior, políticamente estamos planteando desmontar el autoritarismo heredado del fidelato: vamos por el rediseño institucional del Estado; primero haciendo efectiva la división de poderes convirtiendo al poder legislativo como el eje articulador de las políticas, porque nosotros proponemos transitar de la política a las políticas, aquella únicamente se ha quedado en la parte electoral-autoritaria, porque el priismo sólo piensa en ganar elecciones desde la ilegalidad, jamás respetando las reglas del juego, y de paso vejar a los ciudadanos veracruzanos en sus derechos humanos.

Por otra parte, planteamos reciudadanizar a los órganos autónomos que están capturados por el aparato priista; y hay que decirlo desde este momento, nosotros estamos preparados para debatir en clave democrática y no en clave electoral autoritaria, ésta clave la estamos observando en el intento de violación de los derechos políticos de la oposición en Veracruz, o mejor dicho y muy ad hoc a la reforma constitucional de 2011 violentando los derechos humanos, porque al intentar cooptar a una aparte del PRD para que esté demeritando la coalición, es muestra de la mercantilización de la política veracruzana y de la degradación política de esos personajes (los 5 que votaron en contra de la coalición); inclusive ahora con personajes del pasado que desde las delegaciones federales ya pretenden hacer lo que saben hacer: mapacherías electorales, pillajes políticos, intentar comprar la elección, intimidar y amedrentar a los futuros candidatos a las 212 alcaldías y a los 30 candidatos a las diputaciones locales; así como nulificar al electorado.

Ante todo esto, la única oposición política en Veracruz está plasmada en la coalición PAN-PRD, quien deberá movilizar a los veracruzanos agraviados por los 84 años de los gobiernos del PRI, al 65% de los veracruzanos que ya viven en pobreza, a ellos les tenemos que presentar un futuro digno con nuestras propuestas.

Finalmente, nuestra coalición PAN-PRD a través de su plataforma electoral diseña una agenda ética coincidente con la democracia; por lo cual contamos con una visión integral, articulada y coherente de Veracruz, es así como imaginamos que la igualdad, el crecimiento, la seguridad ciudadana y la ética pública deben formar parte de esas ideas capaces de convocar a la mayor parte de las y los veracruzanos para que sean los promotores del cambio.

 

redaccion

¿Fidel Herrera Beltrán, próximo diputado local y presidente del Congreso?

Previous article

Rafael Guizar y Valencia en la Decena Trágica de febero de 1913

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas