ColumnistasJosé Luis Ortega Vidal

“Quita a Héctor”, decía la instrucción…

0

 CLAROSCUROS

     José Luis Ortega Vidal

  (1)   Un día de junio -en el año 2009- Fidel Herrera Beltrán acudió a la inauguración de un negocio en Xalapa; ciudad desde la que gobernaba al estado de Veracruz.   Durante la presentación de unas imágenes en video, los asistentes pudieron ver una lista de precandidatos del PRI a suceder al nativo de Nopaltepec.   Dos nombres destacaban en el texto: Javier Duarte de Ochoa y Héctor Yunes Landa.   Herrera Beltrán llamó a uno de los encargados de la logística y puso un papel en su mano.

Era una instrucción: “quita a Héctor”, se leía.   En pocos segundos la petición fue atendida.   Al finalizar el evento, sólo el nombre de Javier Duarte aparecía en el video de referencia, que se empezó a difundir con fuerza.

Un año más tarde, Duarte de Ochoa solicitó licencia al cargo de diputado federal y finalmente se convirtió en el sustituto de su ex jefe.

      (2)   “Nunca un Yunes será gobernador”.   La frase se le acredita al propio Fidel Herrera Beltrán.   A diferencia de la historia anterior, no me consta que el nuevo operador priista de la elección estatal de este año, haya hecho tal afirmación.   En todo caso, me queda claro que Fidel Herrera Beltrán forma parte de los veracruzanos que  votarían contra Héctor Yunes Landa y Miguel Angel Yunes Linares si cualquiera de ellos fuese candidato a la gubernatura jarocha.   Es más, imagino, si algún día -digamos que en un arranque de locura senil- a Miguel Angel Yunes Linares se le ocurriese ser candidato a Rey de Carnaval, Fidel Herrera Beltrán se inscribiría para arrebatarle la posibilidad de representar al Rey Momo.   A ese grado llegan esas diferencias.   No obstante, en el mundo –y particularmente en el estado de Veracruz- hay muchas más personas de apellido Yunes que Héctor y Miguel Angel; e incluso que los hermanos Miguel Angel y Fernando Yunes Márquez por quienes –apuesto mil contra uno- Fidel no votaría ni aunque se lo pidiera el mismísimo belcebú…   Ahora bien, entre la gente de apellido Yunes que podría estar fuera de la lista negra del ex gobernador, bien podemos ubicar a José Yunes Zorrilla.   Y es que “Pepe” -como se conoce al político nativo de Perote- lo único que tiene en común con los enlistados negativamente por el político cuenqueño, son las cinco letras de su apellido paterno, porque parientes sanguíneos no son.   Pero en fin: ni Fidel Herrera es pitoniso, ni esta columna se dedica a predecir el futuro del poder veracruzano.   Ocurrió que he leído las crónicas sobre la reunión del grupo “Alianza Generacional” que encabeza Héctor Yunes, a la que acudió Javier Duarte de Ochoa el sábado 16 de febrero en el World Trade Center de Boca del Río y la comida a la que el mismo día invitó el senador “Pepe Yunes” en su natal Perote.   Me entero que al WTC no arribaron personajes del altiplano, donde Héctor Yunes cuenta con la amistad y padrinazgo político del diputado federal Manilio Fabio Beltrones; mientras que a Perote se dejaron venir personajes del equipo de Enrique Peña Nieto.   Así las cosas –pensando en el 2016-  queda demostrado que además de Fidel Herrera, el equipo del Presidente tampoco votaría por un Yunes del lado de los Landa y los Linares.   Se entiende que la simpatía de quienes hoy mandan en el país y en el PRI nacional, se inclina hacia un Yunes por la parte de los Zorrilla.

  (3)   Desde luego, la política es como el beisbol y el juego termina hasta que cae el out 27.   Hay que decir –también- que de cara al 2016 el partido aún está muy fresco; andaremos, si acaso, por ahí de la segunda entrada.   Eso sí, es importante ir observando el desempeño de los lanzadores de parte de cada una de las novenas que se disputan el campeonato.

redaccion

Solicita Museo de la Ciudad de Veracruz objetos antiguos

Previous article

Promueve IMSS Cultura de correcta Higiene bucal

Next article

You may also like

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

More in Columnistas